Los fiscales del Supremo se reunirán sin Luis Navajas para decidir sobre la imputación de Pablo Iglesias

Pilar Fernández Valcarce será por antigüedad la que firme el dictamen después de haber escuchado también a Anticorrupción y a la Secretaría Técnica del Ministerio Público

Los fiscales de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo van a reunirse este jueves para decidir sobre la imputación del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. En esa reunión habrá una ausencia no menor: el teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas. Es decir, el jefe de la Fiscalía del Alto Tribunal y el segundo de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ni acudirá y ni firmará la decisión que adopte Ministerio público en el marco del ‘caso Dina’. 

En su lugar, lo hará Pilar Fernández Valcarce que, por antigüedad, es a quien corresponde asumir la responsabilidad. Navajas ha tomado un perfil mucho más bajo en las últimas semanas dentro del edificio de la calle Fortuny después del revuelo generado por las declaraciones que hizo a varios medios de comunicación sobre compañeros de carrera y que le han costado el enfrentamiento con algunos como  con Consuelo Madrigal. 

El teniente fiscal ha tomado la decisión de apartarse voluntariamente de la causa porque quiere tomarse unos días de vacaciones y se ha desvinculado hasta el punto de desconocer cuándo y cómo se realizaría esta reunión de los ocho fiscales de Sala.  

Además de Pilar Fernández Valcarce, que es quien ha decidido convocar a sus compañeros, serán Javier Zaragoza, Fidel Cadena, Consuelo Madrigal, Jaime Moreno, Juan Ignacio Campos, Fernando Rodríguez Rey y José Luis Bueren los que fijen un criterio conjunto sobre la investigación al vicepresidente del Gobierno por el robo de la tarjeta del móvil de su exasesora Dina Bousselham.  

Fernández Valcarce tiene ya en su poder el informe de la Fiscalía Anticorrupción que se opone a la imputación y otro de la Secretaría Técnica. La reunión de este jueves será el último paso para enviar a la Sala Segunda el dictamen no vinculante, que no quieren que se demore mucho más.  

Navajas quiere descansar  

El teniente fiscal quiere cogerse unos días para descansar de las vacaciones que le corresponden, según indican fuentes del Ministerio Fiscal. En verano no pudo disfrutarlas porque estuvo trabajando todo el mes de agosto en el informe sobre las denuncias y querellas contra el Gobierno por la gestión del Covid-19, con el que, finalmente, pidió la inadmisión de todas ellas al Tribunal Supremo. 

Después de hacerse público el documento, Navajas recibió críticas del sector más conservador de la Fiscalía y concedió entonces varias entrevistas a medios de comunicación para explicarse y defenderse. Acusó a algunos compañeros de tratar de influirle en sus decisiones por estar “contaminados políticamente” y esto generó un gran revuelo en la carrera. 

Fuentes cercanas a Navajas explican que este hecho le ha afectado personalmente por lo que ahora no quiere entrar ya en valoraciones de ningún asunto que pueda generar polémica hasta que se jubile a principios del mes de diciembre. 

A él también se le reprochó que no convocara la Junta de Fiscales de Sala para decidir un criterio conjunto entre los miembros del escalafón más alto del Ministerio Público. Fernández Valcarce tampoco ha reunido a todos los miembros, pero sí ha optado por esta solución intermedia de consultar a los fiscales de la Sala Penal del Supremo.  

La imputación de Iglesias en el aire 

La causa que tendrá que estudiar el Tribunal Supremo parte de una exposición razonada que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón envió acusando a Iglesias de cuatro posibles delitos: revelación de secretos, daños informáticos, simulación de delitos y falso testimonio en el marco de la conocida como ‘operación Villarejo.  

La Fiscalía Anticorrupción en su informe se ha mostrado contrario a la imputación del vicepresidente. En última instancia será la Sala, presidida por Manuel Marchena, la que decida sobre si admite a trámite o no la causa. Además, ya se ha designado un ponente, el magistrado Andrés Palomo del Arco, y el resto de miembros del tribunal serán Andrés Martínez Arrieta, Ana Ferrer y Eduardo Porres.