Judicial

Los grandes despachos de abogados se transforman: sedes más pequeñas y teletrabajo permanente

Garrigues, Uría Menéndez, Cuatrecasas… están reestructurando los equipos y aumentando la inversión para mejorar las videoconferencias

Garrigues

Los grandes despacho de abogados están experimentando un punto de inflexión a raíz de la pandemia. Firmas como Garrigues, Uría Menéndez o Cuatrecasas van a incorporar a partir de ahora opciones de teletrabajo permanente y los equipos se están reestructurando para fortalecer aquellas áreas que ahora tengan mayor carga de trabajo. Además, los CEO de las empresas están analizando las mejores inversiones para reforzar toda la comunicación por videoconferencias. 

Muchos despachos ya contaban con la opción del teletrabajo para parte de la plantilla, pero con el confinamiento, los despachos tuvieron que adoptar medidas extraordinarias para trasladar absolutamente todo el trabajo a casa. “Lo que utilizábamos normalmente para 100, de repente pensamos ¿esto va a aguantar con 2.000?”, explica José Pérez García director de tecnología de Uría Menéndez en un panel digital. 

“Hemos tenido que tomar decisiones en un marco cambiante, con muchísimas incertidumbres”, explica Cristina Serrano directora gerente de Linklaters. “Hemos mandado a teletrabajar a absolutamente todo el despacho. A las secretarias, a los ordenanzas, a la centralita que la hemos desplazado a la casa de nuestro personal de apoyo para que los clientes no notaran esta diferencia. Nos hemos desplazado de la noche a la mañana a un escenario de remoto total”. 

La mayoría de los despachos se muestra muy satisfecho con el resultado de estos meses y están convencidos de que la manera de trabajar ya no volverá a ser la anterior. 

El teletrabajo se queda 

En Cuatrecasas, por ejemplo, han decidido prolongar el teletrabajo total al menos tres meses más, pero luego las instalaciones se irán adaptando a una nueva modalidad de trabajo. “El presencialismo que tanto ha estado y está en nuestro sector va a desaparecer. Va a dejar de tener tanta importancia como hasta la fecha y en ese sentido creo que mantendrá un híbrido, entre la presencia física en la oficina y el teletrabajo”, explica Emilio Martínez director general de organización de Cuatrecasas. 

“El hecho de haber usado tan rápido el teletrabajo nos ha hecho ver que no ha pasado absolutamente nada. Las productividades del despacho no se han resentido hasta el momento y creo que hemos conseguido ser más flexibles y más eficientes”, confirma Martínez.

Otras firmas se han decidido por una ‘nueva normalidad’ versión combinada: “Nosotros hemos hecho una encuesta y más de dos tercios de la gente ha elegido seguir como hasta ahora, con el teletrabajo. Muy poca gente ha escogido la opción de teletrabajar todos los días en la oficina y el resto de la gente se reparte en querer ir uno, dos o tres días en la oficina”, explica la directora gerente de Linklaters. 

Entienden que pronto habrá una regulación que concreta las medidas necesarias que cumplan con los derechos de los trabajadores frente al teletrabajo. Pero, mientras, algunos han ido adoptando soluciones. “Nosotros lo que hicimos rápidamente es dar una subvención económica para que se equipara en casa, además, hemos permitido que la gente acudiera al despacho a llevarse si quería sillas, ordenadores…”, cuenta Serrano. 

Repensar las sedes 

Estos grandes despachos de abogados tienen sedes de dimensiones importantes en zonas muy caras de Madrid. Garrigues, por ejemplo, se sitúa en la calle Hermosilla, en el barrio de Salamanca y cuenta con 18 sedes más en el territorio español. Cuatrecasas se sitúa en la zona de Alonso Martínez o Linklaters unos metros más allá. 

 

“La complejidad va a ser que vamos a tener que convivir con equipos que van a estar trabajando en la oficina con gente que no va a desplazarse”, explica Serrano. 

En este sentido, algunas firmas se replantean sus espacios. “Habrá despachos que incluso cambien de sede. En nuestro caso, particularmente, no lo veo, pero sí que veo un mayor teletrabajo y un cambio cultural. Acostumbrarnos a trabajar en un entorno más abierto y más fluido”, dice Pérez García. 

También habrá cambios en la forma de trabajar en grupo. “Vamos a viajar mucho menos, vamos a racionalizar nuestras presencias en eventos e incluso vamos a transformar la formación. Un inmenso número de situaciones que se van a dar y que van a concluir a una reducción de costes y una mayor eficiencia”, cuenta el director general de organización de Cuatrecasas. 

La crisis de los despachos 

Los despachos han sufrido, igual que muchas empresas, este tiempo de recesión, pero en general, las grandes firmas confían en que van a terminar bien el año. “Va a haber áreas que tendrán un exceso si no hacemos cambios. Al final es recapacitar a nuestra gente, movilizar recursos dentro de esa cultura ágil para las áreas de más demanda”, explican desde Linklaters. “Hemos invertido ya en un programa de formación virtual en áreas en las que necesitamos reforzar”. 

“Los despachos grandes como los nuestros somos una especie de clínicas jurídicas en las que tenemos muchas especialidades y unas van mejores y otras van peor según los ciclos económicos” cuenta Martínez.  “Áreas como las de litigiosidad se van a disparar por ejemplo, debido al aumento de litigiosidad de nuestro país” 

Además, las dinámicas del mercado también pueden cambiar. “Creemos que en el mercado se va a dar un incremento de integraciones entre firmas de diferentes especialidades para poderse completar y ayudar entre ellas”, explican en Cuatrecasas. 

Invertir en tecnología

Por eso, todas las firmas coinciden en la importancia de invertir en tecnologías que vayan en esta nueva dirección. “Ahora tenemos que invertir en adaptar nuestro equipamiento audiovisual en la oficina para una nueva situación que no se daba antes”, relata Serrano. 

“El Covid nos ha hecho darnos cuenta que teníamos ciertas carencias en tecnologías colaborativas. Todo esto que se está haciendo ahora pues no eran tan habitual… hacer un webinar con un cliente, o una formación. Quizás estas herramientas que nos permiten más colaborar de forma dinámica es donde sí vamos a tener más inversión”, confirma Pérez García.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?