Judicial

El líder del Polisario volverá al Sahara Occidental tras pasar por Argelia

El periodista Ali Lmrabet denuncia que la asociación que ha presentado la querella contra Ghali está controlada por los servicios secretos de Marruecos

EuropaPress_3692055_Preview_mujer_megafono_acompanada_varias_personas_carteles_protestan_contra
photo_camera Protestas frente a la Audiencia Nacional contra el líder del frente Polisario

El líder del Frente Polisario Brahin Ghali ultima su vuelta al Sáhara Occidental una vez llegue a Argelia porque “nada se lo impide”, según confirman fuentes de su entorno a Confidencial Digital.

El líder Polisario se dirigió la pasada noche al aeropuerto de Pamplona (Navarra), para tomar un vuelo de regreso a Argel, pero la voluntad última de Ghali es llegar a los "territorios liberados", que son los que están bajo su jurisdicción. Aterrizar en ese territorio se hacía imposible a través del aeropuerto de Marruecos debido a la confrontación del movimiento saharaui con el país, por eso un avión diplomático argelino ha venido a recogerlo para trasladarlo en un vuelo nocturno autorizado por el Gobierno, según adelantó la 'Cadena SER'. 

El juez Santiago Pedraz decidió no poner medidas cautelares, después de su declaración este martes en la Audiencia Nacional por dos querellas que le acusan de delitos de genocidio y lesa humanidad, por lo que Ghali ha podido abandonar el territorio español con libertad. El ministro de Transportes José Luis Ábalos concedió una entrevista en RTVE pasadas las 22 horas en las que aclaró el papel de España: "se pidió ayuda humanitaria y ha concluido". 

De Argel a Tinduf

El viaje de Ghali desde la capital de Argelia continuará hacia Tinduf, la ciudad en la frontera donde también conviven miles de refugiados del Sáhara Occidental.

Desde ahí, recorrerá previsiblemente el último tramo cruzando hacia Marruecos, para llegar a lo que ellos denominan República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El avión que le ha trasladado hasta Argelina es diferente a la aeronave que este martes a media mañana dio la vuelta a la altura de la isla de Ibiza sin llegar a tocar tierra en España, según publicó ‘El Confidencial’. La razón que esgrimió el Ministerio de Transportes es que ese avión que, en un principio acudía a recoger a Ghali, no tenía los permisos para aterrizar.

Los campamentos saharauis

En su entorno recalcan que, aunque el vuelo sea al país argelino, el destino final siempre será los campamentos saharauis, y denuncian una “campaña” orquestada por las autoridades marroquíes para crear “confusión” y vincular a Ghali con Argelia.

Dicen que la única razón por la que estaba en ese país era por motivos de salud, y que no pretende abandonar el liderazgo del movimiento Polisario.

La principal preocupación ahora mismo, en el círculo del líder saharaui, es su estado de salud. Fuentes cercanas aseguran que llegó en un estado muy débil el pasado 18 de abril al Hospital San Pedro, en La Rioja, y que ahora la prioridad es que se recupere del todo para continuar con el viaje. 

 

Un teléfono y una dirección

A petición de la Fiscalía, Pedraz solicitó al dirigente saharaui que deje un teléfono y una dirección en España para poder localizarle, pero por el momento, la investigación está en una fase muy inicial por lo que no se espera que se le vuelva a citar en un futuro cercano.

Además, en el auto el juez achaca a las acusaciones populares que no hayan indicado elementos que avalen la existencia de delitos, por ejemplo un informe de la ONU que alegan tener pero que no han aportado.

“No consta dato alguno para apreciar que el investigado pueda o quiera sustraerse a la acción de la justicia”, expone Pedraz. El juez valora que el líder Polisario haya declarado por videoconferencia en un delicado estado de salud, porque su abogado, el penalista Manuel Ollé, podía incluso haber solicitado posponer la citación.

La seguridad de Ghali

En las inmediaciones del centro hospitalario de Logroño se desplegó un dispositivo de contra vigilancias, que el Ministerio del Interior decidió activar, como contó ECD, después de la trascendencia mediática que el caso estaba adquiriendo a mediados de mayo.

Asimismo, fuentes de las Fuerzas Armadas apuntan que también se ha detectado la presencia de agentes marroquíes y franceses en las inmediaciones, con intención de vigilar los movimientos del líder polisario y las visitas que recibe.

Ghali ha estado permanentemente acompañado por un familiar, y fuentes de su entorno niegan que tenga ningún tipo de seguridad puesta por los propios saharauis.

Dudas sobre la asociación querellante

“El informe de las acusaciones no ha suministrado elementos siquiera indiciarios que avalen la existencia de motivos bastantes para creerle responsable de delito alguno”, ha reprochado a los querellantes el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 después de escuchar a Ghali.

Pedraz ha dictado dos autos diferentes, con el fin de responder a las medidas cautelares que solicitaban, por un lado, la Asociación Saharaui de Derechos Humanos (ASADEDH), y por otro el bloguero Fadel Mihdi.

La citada asociación no tiene página web. Únicamente maneja una cuenta de Twitter, a través de la que se puede contactar con ellos. Tampoco consta inscrita en el registro oficial de asociaciones, al menos con ese nombre.

Servicios secretos marroquíes

El periodista marroquí Ali Lmrabet, que fue corresponsal en el Magreb del diario ‘El Mundo’, explica que detrás de la asociación se encuentra Ramdane Messaoud, un viejo tránsfugo militar de origen saharaui.

“Yo personalmente sufrí a este señor”, recuerda Lmrabet a ECD, cuando, en 2005, organizaron una protesta en su casa de Marruecos por haber entrevistado al líder Polisario entonces. “Es como si tú le haces una entrevista a Puigdemont y dicen que eres independentista”. 

Lmrabet afirma que se trata de una “asociación fantasma”, y acusa a otro de sus miembros, Ahmed Lejra, de ser el origen de una denuncia de los servicios secretos contra él para prohibirle ejercer como periodista. Actualmente, Lmrabet trabaja desde Barcelona por los impedimentos que Marruecos le ha puesto profesionalmente.

Afirma que detrás de ese grupo están los servicios secretos de Marruecos, que quieren desprestigiar al movimiento Polisario. ECD ha consultado esta cuestión a dirigentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y su respuesta se resume en que no es una idea improbable. 

Un conflicto internacional

La cita judicial de este martes ha generado una enorme expectación internacional, con medios de todo el mundo agolpados en la puerta de la Audiencia Nacional para hablar con los abogados de ambas partes.

El hecho de que el líder Polisario se estuviera tratando en un hospital español desembocó en una de las mayores crisis migratoria que ha vivido España en los últimos 20 años, además de una crisis diplomática que todavía no está resuelta.

Rabat emitió un comunicado el pasado lunes donde admitía que la tensión procede de la posición de España respecto al Sáhara Occidental. En este sentido, el hecho de que Ghali quiera volver a ese territorio no facilita la postura del Gobierno.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?