Judicial

El magistrado que rechazó exhumar a Franco: “no volvería a ser juez”

José Yusty acaba de jubilarse por voluntad propia. “Habrá gente que me odie por ahí, yo duermo muy bien por las noches”

A la derecha el magistrado José Yusty
photo_cameraA la derecha el magistrado José Yusty

“No volvería a ser juez”, sentencia José Yusty Bastarreche a Confidencial Digital después de haberse hecho efectiva su jubilación voluntaria. El magistrado, que decidió rechazar la exhumación de Francisco Franco y cuya resolución luego corrigió el Tribunal Supremo, se dedica ya a otros asuntos relacionados con sus gustos navales y ha abandonado también la docencia que impartía en la Universidad Autónoma de Madrid. 

Reconoce que lo ha pensado mucho, pero después de 41 años de carrera decidió que había llegado el momento de abandonar el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Madrid, donde estaba desde 1998. Así lo solicitó al Consejo General del Poder Judicial en abril porque “tenía otras muchas cosas interesantes que hacer” y este miércoles ha sido su primer día efectivo sin toga. 

Lo curioso es que nunca tuvo vocación. “Fui juez por casualidad, había que ganarse la vida. Mi vocación por el derecho fue puramente circunstancial”, comenta. De hecho, comenzó la carrera de matemáticas en la Universidad de La Laguna (Tenerife) en 1970, pero se cambió al derecho. 

Sin embargo, tampoco se arrepiente porque reconoce que la parte administrativa le fue cautivando. “No reniego de haber sido juez ni mucho menos. Me ha dado de comer y he conocido a gente muy agradable. Y mi trabajo es estar sentado en una mesa, soy un privilegiado, las cosas como son”, explica a ECD. 

La independencia judicial

Para Yusty la Justicia que deja atrás está corrompida. “Con este Gobierno, el ataque es mucho más feroz o enconado contra la independencia judicial”, explica. “Como ahora los altos cargos -cosa que yo nunca he tenido pretensión de serlo- se dan a dedo, pues claro el que quiere ascender tiene por lo menos que no ser incómodo”. 

Ahora, a los juzgados que él custodiaba desde hacía 22 años empezarán a llegar las demandas relacionadas con el Estado de alarma y la gestión de la pandemia. “Eso me imagino que dará mucho trabajo, pero se lo dará a otro. A mí ya no”, bromea. Por el momento, el juez sustituto es José María Abad, pero el CGPJ tendrá que convocar próximamente un concurso para cubrir esta plaza de forma permanente. 

Repetiría la sentencia sobre la exhumación de Franco 

La biografía de Yusty saltó a todos los medios de comunicación cuando en febrero de 2019 paralizó la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos. El fallo se basaba en la licencia de obras para el levantamiento de la losa que sepultaba a Franco por lo que aceptó las medidas cautelarísimas dirigidas contra el informe del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial. 

Una sentencia que no tendría problema en volver a reproducir. “A mí lo que me dicen dos arquitectos, dos, si me dicen que hay peligro… pues digo, yo no me quiero arriesgar a que esto se caiga”, comenta sobre su decisión. 

La Abogacía del Estado le recusó por entender que no podía ser él quien resolviera el asunto, tras haber redactado en 2007 un artículo titulado Gobierno y armada española en la monarquía absoluta. En ese texto Yusty acusaba al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero de revivir “con oscuras intenciones todos los hechos y situaciones que llevaron a nuestra patria a aquellos momentos difíciles”. 

Para el magistrado fue esta recusación lo que retrasó la exhumación. “El abogado del Estado me recusó porque yo había publicado un artículo contra la Ley de Memoria Histórica, como si en España no se pudiera opinar”, dice. “El que realmente lo retrasó todo fue él, por orden de la vicepresidenta del Gobierno, supongo”, cuenta. 

No se arrepiente de esa sentencia: “habrá gente que sí que me odie por ahí. A mí la verdad que no me quita el sueño en ningún momento”, dice aunque reconoce que no le pareció de buen gusto que se revelara el pasado franquista de su padre y su abuelo. 

Una de sus últimas sentencias 

El pasado mes de junio, Yusty rechazó la petición de la asociación de Abogados Cristianos de retirar la pancarta con los colores del colectivo LGTBi de la fachada del Ayuntamiento de Alcalá. 

A muchos sorprendió esta decisión por la tendencia conservadora del magistrado. Sin embargo, incidió en que este emblema no era una bandera que “no entra en competencia” con las enseñas oficiales. 

Sus gustos por lo naval 

El magistrado madrileño es hijo del almirante franquista gallego José Yusty Pita y nieto también de Francisco Basterrache Díez de Bulnes, otro almirante franquista. Y 

Yusty es presidente de la Asociación de Milicia Naval Universitaria y será a lo que ahora dedique más tiempo. Está preparando una celebración para conmemorar el 5º Centenario de la vuelta al Mundo. “Algo que parece que al Gobierno le importa un rábano”, termina.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?