Judicial

Muere uno de los empresarios clave del ‘caso Púnica’: amigo de Granados y dueño de Waiter Music

José Luis Huerta recibió presuntamente adjudicaciones preferentes para organizar mítines del PP, cabalgatas de reyes magos y actos de inauguración de Metro

Francisco Granados, en la Audiencia Nacional.
photo_cameraFrancisco Granados, en la Audiencia Nacional.

El empresario José Luis Huerta Valbuena, amigo de Francisco Granado y uno de los hombres clave del ‘caso Púnica’, falleció a causa el pasado jueves a causa de una enfermedad, según ha podido confirmar Confidencial Digital. 

Huerta estaba imputado en el caso que investiga la financiación irregular del PP en Madrid por conseguir contratos de manera ilícita para organizar fiestas patronales y de todo tipo en distintos municipios. Su empresa Waiter Music recibía adjudicaciones preferentes, según la Fiscalía Anticorrupción, y giraba recibos a los Ayuntamientos en los que inflaba las facturas para luego repartirse las mordidas. Eventos de campaña del PP con artistas como Azúcar Moreno, cabalgata de reyes magos, actos de inauguración de Metro y hasta la comunión de la hija de Granados estuvieron a cargo de las empresas de Huerta. 

Estuvo en prisión provisional en 2014 y en su última declaración ante el juez de la Audiencia Nacional que instruye la causa, Manuel García-Castellón, en 2018 confesó pagos en ‘B’. Hacía ya tiempo que estaba enfermo y, según fuentes de su entorno, quiso apartarse tanto de la actividad empresarial y del partido.

Fuentes del caso explican que su muerte no tiene por qué afectar a la instrucción porque ya estaba bastante avanzada en este sentido, pero sí puede cambiar la línea de la defensa de cara al juicio. 

La actividad de Waiter Music

Huerta estaba acusado de siete delitos en ‘Púnica’ por ser, presuntamente, uno de los principales pagadores de comisiones a Francisco Granados en su época de alcalde de Valdemoro y también desde la Comunidad de Madrid a cambio de contratos. 

De su propiedad eran Waiter Music SL, Waiter Music Record SL y Saranais SL y a través de estas tres empresas se encargaron todo tipo de celebraciones entre 2004 y 2014 en Ciempozuelos, en Algete o en Moraleja de Enmedio, entre otros municipios de Madrid. 

Según su última declaración ante el juez, infló precios de las facturas giradas a estos Ayuntamientos, con la aprobación de los dirigentes, para cobrar extras por los trabajos realizados. 

En Valdemoro, por ejemplo, Waiter Music se quedó con la organización de la Cabalgata de Reyes de 2008. Un año antes, llevó a cabo el acto de cierre de campaña del Partido Popular madrileño en el Palacio de los Deportes de Madrid. Allí intervinieron políticos como el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y el exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y actuaron grupos como Azúcar Moreno o Iguana Tango.  

Estas adjudicaciones con sobreprecios le llevaron a prisión en 2014, cuando el instructor de la causa era Eloy Velasco, quien le puso una fianza de 300.000 euros. 

Vinculación con David Erguido 

Huerta consiguió la adjudicación de más de 70 contratos solamente en el municipio de Algete, donde el primer teniente de alcalde en 2007 era David Erguido, ahora senador del PP que acaba de ser imputado en el marco de esta trama. García-Castellón le ha citado a declarar y, en caso de que no acceda, elevará la causa al Tribunal Supremo que es el competente para investigar a Erguido por su condición de aforado. 

Según Anticorrupción, las empresas de Huerta obtuvieron más de 1,8 millones de euros en adjudicaciones solo en Algete. 

En 2008, el empresario organizó una celebración privada de Erguido en el campo de golf del Canal Isabel II que costó 1.800 euros. Semanas antes, el PP había otorgado una medalla al exministro de Economía Rodrigo Rato en un acto que también corrió a cargo de Huerta, cuyo coste fue de más de seis mil euros. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?