Judicial

El PP sospecha que si se confirma la condena a la mujer de Bárcenas saldrán nuevos audios

El Supremo está a punto de pronunciarse sobre la pena de 15 años y un mes para Rosalía Iglesias que la haría entrar inmediatamente en prisión

Bárcenas, junto al resto de imputados del caso Gürtel.
photo_camera Bárcenas, junto al resto de imputados del caso Gürtel.

Es un secreto a voces que la sentencia del Tribunal Supremo sobre la primera época de la trama Gürtel está cerca. Más de dos años después, los 29 condenados por la Audiencia Nacional esperan a que se decidan las penas en firme. Entre ellos, el extesorero del PP Luis Bárcenas y su mujer Rosalía Iglesias que de confirmarse tendrá que entrar en prisión los próximos 15 años. El Partido Popular teme que, si esto ocurre, puedan salir a la luz algunos audios nuevos del caso, según indican fuentes de la trama. 

Bárcenas es la figura que une la ‘Kitchen’, ‘la caja B’ y ‘Gürtel”. Tres casos que todavía están pendientes de resolverse en los tribunales y que cercan la corrupción del partido que ahora preside Pablo Casado. Hace ya tiempo que Bárcenas se mantiene en silencio, pero fuentes cercanas, explican que en su cabeza ha estado todo este tiempo ocupada en que se resuelva la condena del Supremo. 

En ese caso, él que está en prisión provisional en Soto del Real desde que en mayo de 2018 se conociera el fallo, tendría que permanecer allí hasta completar los 33 años a los que ha sido condenado. Pero no solo eso, su mujer Rosalía Iglesias entraría inmediatamente en la cárcel con una pena de 15 años y este, en concreto, sería el hecho clave al que apuntan varias fuentes para que el extesorero quisiera revelar material que todavía no ha aflorado, como parte de una venganza. 

Una reunión y una grabación

Cuando Bárcenas ya estaba saliendo del partido en 2010, mantuvo una famosa reunión con Javier Arenas, Mariano Rajoy y su mujer. Allí, según declaró el propio extesorero, se acordó que se quedara con un despacho en Génova, que siguiera cobrando del partido “sine die” y que mantuviera el chófer. 

Tras ese encuentro se organiza la ‘operación Kitchen’ que, según la Fiscalía Anticorrupción, se elaboró desde el Gobierno con un aparato “parapolicial” para seguir a la “rubia” -como denominaban a Rosalía Iglesias-  y sustraer información sensible para miembros del partido. 

Parte de esta información es la que el PP teme que se haga pública tras la sentencia del Supremo, según indican estas fuentes. 

Dos años esperando 

La sentencia por la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) terminó con el Gobierno de Mariano Rajoy. Al conocerse, el líder de la oposición que en ese momento era Pedro Sánchez, activó los mecanismos para la moción de censura que desbancó al PP del poder hasta hoy. 

El fallo valida la existencia de una Caja B en el partido y considera al PP partícipe a título lucrativo por beneficiarse de 245.492,8  euros con los que la trama corrupta alimentó los ayuntamientos de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón. 

Los jueces han analizado cientos de recursos y una sentencia de 1.687 folios que incluyen las veintinueve condenas, entre ellas la de Bárcenas y su mujer, así como una fundamental: la del PP.   

 

El ponente de la sentencia que ahora está pendiente es el magistrado Juan Ramón Berdugo Gómez de la Torre, que ha estado acompañado de Antonio del Moral, Susana Polo, Andrés Palomo del Arco y Eduardo Porres.

Termina el voto rogado. Ahora será más sencillo votar desde el extranjero a 2 millones de españoles

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?