Judicial

El PP sospecha que la negativa del PSOE a citar a Villarejo buscaba encubrir a Marlaska y a Margarita Robles

Sostiene que el excomisario posee grabaciones a magistrados de la etapa del “control de jueces” cuando los ministros eran miembros de la carrera judicial

Fernando Grande-Marlaska, Margarita Robles y Pedro Sánchez, en la Pascua Militar de 2019.
photo_camera Fernando Grande-Marlaska, Margarita Robles y Pedro Sánchez, en la Pascua Militar de 2019.

La decisión del partido socialista de elaborar una lista para la Comisión parlamentaria de la ‘Kitchen’ en la que no estaba presente el excomisario José Manuel Villarejo sorprendió a parte del arco parlamentario. Aunque finalmente este jueves aceptó incluirlo, el Partido Popular, que ha presionado para citarlo, sospecha que las razones para evitar a Villarejo están relacionadas con la protección a los ministros Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles. 

Aseguran que el temor a que el excomisario declare en el Congreso nace de la etapa en la que el responsable de Interior y la responsable de Defensa pertenecían a la carrera judicial. Sostienen fuentes del PP, que Villarejo posee grabaciones de magistrados que él enmarca en un periodo de “control de togas” y que estos audios podrían salpicar también a Robles y a Marlaska. 

Las comidas de Villarejo

Cabe recordar que dentro del sumario del caso ‘Kitchen’, que se investiga en la Audiencia Nacional, existen audios en los que el excomisario comenta que se reunía en comidas mensuales con el magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena y el juez de la Audiencia Nacional Alfonso Guevara, tal y como contó Confidencial Digital. 

El Gobierno quería evitar a toda costa que una Comisión dedicada a investigar actuaciones irregulares de la cúpula de Interior del Partido Popular acabara sembrando la duda sobre dos de los ministros socialistas más fuertes. “En el PSOE le tienen pánico a Villarejo”, señalan las fuentes del PP. 

Por eso intentaron justificar que no citarán al excomisario diciendo que no lo incluían porque "miente". 

Margarita Robles formó parte del Ministerio de Interior entre 1994 y 1996, siendo secretaria de Estado con el ministro de Justicia e Interior Juan Alberto Belloch en el Gobierno de Felipe González.

Durante los años que se desarrolló la conocida como ‘operación Kitchen’, dedicada a sustraer información sensible al extesorero del PP Luis Bárcenas, Robles era magistrada de la Sala Tercera del Tribunal Supremo. Coincidió en la judicatura con Grande-Marlaska quien fue, hasta 2017, presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. 

El fantasma de Dolores Delgado

Además, sentar a Villarejo en sede parlamentaria puede invocar fantasmas del pasado que apunten a la Fiscalía General del Estado. La hemeroteca tiene muy presente unas grabaciones que se filtraron en 2018, cuando Dolores Delgado era Ministra de Justicia, y que algunas fuentes señalan como la causa de su destitución en la segunda legislatura socialista. 

Después de haber negado conocer al excomisario, Delgado tuvo que salir a explicarse en noviembre de ese año cuando el portal ‘Moncloa.com’ desveló las conversaciones sobre asuntos de la Audiencia Nacional y de Interior entre Villarejo, ella y el exjuez Baltasar Garzón. 

“Lola, ¿no?, que es muy muy amiga y muy muy, además yo la conozco también, muy tronca, muy amiga mía”, dice Villarejo en uno de los audios que forman parte de la ‘Kitchen’. 

Empiezan con las “cartas marcadas” 

Fuentes del partido que preside Pablo Casado se quejan de las condiciones en las que se forma la Comisión de Investigación porque dice que empieza con las “cartas marcadas”, ya que PSOE y Podemos forman parte del proceso judicial. 

Ambos partidos están personados como acusación en la Audiencia Nacional, por lo que tienen acceso al sumario y a todos los informes policiales que versan en la causa, a excepción de una parte que permanece bajo secreto

Los partidos que integran el Gobierno de coalición tienen garantizado que se pedirá solo la documentación que ellos quieran porque su plan de trabajo establece que eso lo decide la Mesa de la Comisión, donde suman mayoría. 

“No vamos a bailar al son que ellos toquen”, dicen fuentes de la oposición. El PP ha solicitado el expediente judicial completo al Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, pero la decisión es del magistrado Manuel García-Castellón. 

Los citados 

El procedimiento impuesto a la comisión por los dos partidos del Gobierno de coalición implicaba votar las comparecencias en listas cerradas y no nombre a nombre, lo que facilitaba que Villarejo no fuera citado porque la lista mayoritaria era la del PSOE. Al final, los socialistas han apoyado tanto la suya como la del PNV, que sí incluía al excomisario y además a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría; al director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán y al periodista Eduardo Inda. 

Existía la opción de que en una segunda ronda de declaraciones se cite al excomisario, pero las fuentes consultadas indican que si el PSOE no había querido “desgastarse” ahora, menos iba a querer hacerlo a medida que avance la Comisión. Al final, en la tarde este jueves los socialistas cedieron, aunque alegaron que "jamás" se habían negado.

Mandos policiales

Todavía no hay fecha para la primera comparecencia, pero presumiblemente comenzarán con los mandos policiales de los años en los que se desarrolló la ‘Kitchen’ entre 2013 y 2015.

En ese sentido, se ha aprobado recabar el testimonio del exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO); del exjefe de la Dirección Adjunta Operativa (DAO), Eugenio Pino; el excomisario jefe de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas y el comisario jefe de seguridad de Cospedal Andrés Gómez-Gordo. Todos ellos imputados en la Audiencia Nacional. 

Del espectro político tendrán que volver a pisar el Congreso el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz y ‘su número dos’ Francisco Martínez, ambos también investigados; así como el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, la exministra de Defensa María Dolores de Cospedal y su marido Ignacio López de Hierro. 

Villarejo se queja 

“Una paella sin arroz”, “una sopa de ajo sin ajo”, “la película de El Padrino sin Vito Corleone” y otras similitudes se escuchaban estos días en los pasillos del Congreso al conocerse la intención del PSOE de no citar al excomisario en prisión. 

Todos los partidos políticos pidieron su comparecencia a excepción del PSOE y el propio Villarejo se ha pronunciado desde la cárcel de Estremera. Este miércoles enviaba una carta dirigida a los diputados en la que mostraba su indignación porque no quisieran escucharle.

En la misiva, a la que ha tenido acceso Confidencial Digital, el excomisario se preguntaba “¿Quién pone vetos y por qué? ¿A quién le tiemblan las piernas?”. La secretaria general de Vox, Macarena Olona, había revelado este jueves que grabarían una entrevista a Villarejo en prisión para recabar su testimonio ante la negativa inicial del PSOE. El excomisario ya había aceptado la petición y, después de saber que va a ser citado Vox no ha descartado hacer la entrevista igualmente. 

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?