Judicial

Prisiones pone en marcha un plan para “reconciliar” a los delincuentes con sus víctimas

Condenados por asesinato y presos por violencia familiar han mantenido reuniones de acercamiento con los afectados por sus delitos para pedirles perdón

Dos internos de las cárceles Sevilla II y Valladolid han sido los dos primeros en celebrar encuentros restaurativos con las víctimas directas de sus delitos. Tras meses de preparación, los condenados por asesinato y por violencia familiar respectivamente se han reunido con los afectados directos de sus delitos como parte de los talleres de Diálogo Restaurativo que Instituciones Penitenciarias puso en marcha en noviembre de 2019. 

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus supera los 43 millones de casos con 1,15 millones de muertos.

Sucedió a finales del pasado mes de julio como el colofón de este proyecto que el Ministerio de Interior ha realizado en colaboración con las asociaciones de Mediación AMEDI y AMEE, además del Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía de Sevilla, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid y el Servicio de Atención a Víctimas de Andalucía. 

En el caso de Sevilla II, el interno, condenado por asesinato, se reunió con los padres de su víctima en presencia de los mediadores que, durante meses, estuvieron preparando el encuentro entre ambas partes. 

La reunión se celebró durante tres horas en dependencias penitenciarias, pero fuera de la prisión. El reconocimiento del daño causado y la petición de perdón del interno fueron las partes claves del encuentro. 

Por su parte, el encuentro de Valladolid reunió a una persona condenada por un delito de violencia con su hermana, que era la víctima. Como en el caso anterior, se produjo tras meses de preparación de ambas partes. La reunión se celebró en dependencias del Centro de Inserción Social de Valladolid. 

La novedad de estos diálogos 

Los encuentros restaurativos llevan años realizándose con condenados a penas y medidas alternativas a la prisión. Los Diálogos Restaurativos comenzaron el pasado mes de noviembre con 45 internos de las prisiones de Sevilla y Valladolid. 

La novedad en este caso es que por primera vez se llevan a cabo con penados a privación de libertad. La única excepción son los internos condenados por violencia de género o delitos contra la libertad sexual y aquellos con patologías psiquiátricas. 

Cómo se preparan 

Los Diálogos incluyen una primera fase de preparación de los condenados en los que se trabaja la empatía, la asunción de responsabilidad, el arrepentimiento y la reparación del daño causado. 

El encuentro solo se produce si se considera, por parte de las asociaciones que trabajan con ellos, que el interno está preparado y con el consentimiento voluntario de las víctimas. Estas, además, también reciben preparación previa. 

El beneficio para las víctimas 

La Justicia Restaurativa surge como complemento al sistema de Justicia ordinaria con la idea de ofrecer, tanto a víctimas como a victimarios la posibilidad de dialogar sobre el delito y sus consecuencias, profundizar en la asunción de responsabilidad de quienes lo cometieron y acordar la reparación del daño causado de forma real o simbólica. 

Según las experiencias realizadas en este ámbito, las víctimas tienen la posibilidad de explicar su vivencia del delito y sus consecuencias, facilitar la oportunidad de la petición de perdón, la reparación del daño o de cerrar el proceso interior. 

Un ejercicio que algunos miembros de ETA ya practicaron 

Ya en 2011, un grupo de presos disidentes de la organización terrorista se reunió con víctimas de forma individual.

Mediante un proceso previo de mediación impulsado por el entonces ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, los exterroristas se sometieron a un programa voluntario para luego reunirse con las víctimas. 

Una decena de encuentros entre presos por delitos terroristas y víctimas directas o familiares fue el resultado de este trabajo en prisiones. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes