Judicial

Los riders comienzan una batalla en la Comisión Europea para ser reconocidos como autónomos

Miles de repartidores de España, Francia, Alemania, Bélgica... preparan una carta para que no les obliguen a convertirse en asalariados

GLOVO
photo_camera GLOVO

Después de que la semana pasada Bruselas lanzara su “Ley Rider” para regularizar la situación laboral de los trabajadores considerados falsos autónomos de las plataformas digitales como Glovo o Uber Eats, riders de España, Francia, Alemania, Portugal y Bélgica están planeando una lucha conjunta para hacerse oír en la Comisión Europea.

El colectivo de repartidores lleva tiempo movilizándose para que puedan tener la libertad de elegir ser autónomos o asalariados, ya que, el pasado doce de agosto fue aprobada en España la “Ley Rider” que obliga a las empresas a laboralizar a sus empleados y, desde entonces, llevan oponiéndose. Según la Asociación Profesional de Riders Autónomos, “8 de cada 10 de los repartidores quieren seguir siendo autónomos y no verse obligados a firmar un contrato, ya que opinamos que este sistema causa pérdidas masivas de puestos de trabajo y oportunidades de ingresos.”

El objetivo ahora es conseguir una reunión con Max Uebe, director de empleo de la Comisión Europea y poner sobre la mesa la propuesta principal: que el trabajador tenga la posibilidad de elegir. Para ello, repartidores de distintas partes de Europa se han puesto de acuerdo y están elaborando un escrito que reúna todas las peticiones con el objetivo de que llegue a buen puerto en la Unión Europea. “En los últimos meses hemos estado sufriendo las consecuencias de una reforma local que supuestamente mejoraría nuestras condiciones pero que, en cambio, ha limitado las oportunidades, ingresos y opciones.”

Aunque la idea principal de la propuesta de Bruselas no gustó en términos generales al colectivo, hay una excepción. La Comisión establece que cada trabajador pueda negociar sus condiciones con la empresa que le contrata, “damos la bienvenida a la posición de la Comisión Europea para facilitar que los trabajadores puedan negociar sus condiciones con las empresas como un colectivo”.

Según ha podido saber Confidencial Digital, la Comisión ha puesto en marcha una consulta pública sobre el proyecto de directrices de la aplicación de los convenios colectivos de las personas que trabajan por cuenta propia. Este proyecto pretende aclarar la aplicación del derecho de la competencia de la Unión, para evitar que se obstaculice esta realidad laboral europea (la de trabajadores por cuenta propia, que actúan conjuntamente por la mejora colectiva de sus condiciones de trabajo). La consulta finaliza el próximo 24 de febrero. 

De momento, la Comisión tras la publicación de esta pauta, tendrá que lograr el apoyo de los países de la Unión Europea y del Parlamento antes de que se convierta en ley y este proceso se podría prolongar hasta dos años.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable