Judicial

Rosalía Iglesias busca ingresar en una cárcel donde se separa a mujeres por su grado de violencia

La esposa de Bárcenas entrará en el único centro penitenciario exclusivamente femenino de Madrid. El extesorero ya ha pedido el traslado a la prisión masculina contigua

Se acaba el tiempo para Rosalía Iglesias. Después de años esperando una sentencia firme, a la mujer de Luis Bárcenas le queda menos de una semana de libertad tras el plazo de diez días que le concedió el pasado 29 de octubre la Audiencia Nacional para entrar voluntariamente en prisión. La cárcel a la que con toda probabilidad ingresará es la de Alcalá Meco, donde su marido, que ahora se encuentra en Soto del Real, ha pedido ya el traslado. ¿El motivo de esta elección? La clasificación de mujeres. 

Cualquier condenado puede personarse en el centro donde más le apetezca cumplir la pena. En el caso de Iglesias, la elección no ha sido sencilla porque allí donde interne tendrá que pasar 12 años y 11 meses, que son los que el Tribunal Supremo ha previsto para ella. Aunque siempre puede solicitar antes el tercer grado. 

Rosalía Iglesias tenía varias opciones. La primera, elegir el centro donde hasta este momento se encuentra su marido. Soto del Real ha sido la cárcel de Bárcenas dos veces. Primero, en 2015 cuando cumplió prisión preventiva durante 19 meses, y ya de manera definitiva a partir de mayo de 2018 tras la condena de la ‘Gürtel’. Sin embargo, la prisión ha dejado de tener un módulo para mujeres el último mes debido a la gran incidencia de Covid-19 entre su población reclusa.

Soto del Real, descartado 

Bárcenas está “cómodo” en su celda individual del módulo 10, según fuentes penitenciarias. Es un módulo de estudiantes porque la mayoría de los presos están cursando carreras con la UNED y es uno de los espacios más tranquilos de toda la prisión. Allí se encuentra también el exconsejero del PP Alberto López Viejo y vivía Rodrigo Rato, antes de que fuera absuelto por la Audiencia Nacional y puesto en libertad el pasado mes. 

La cárcel de Soto del Real tenía un módulo con 21 internas, pero a mediados de octubre la dirección del centro decidió vaciarlo al dispararse el número de contagios por coronavirus. De esta manera, el espacio se ha utilizado para hacer la cuarentena del resto de internos y las presas han sido reubicadas en Alcalá Meco y en la prisión femenina de Ávila. 

No obstante, según indican fuentes cercanas a la familia Bárcenas, esta opción no la barajaban para Rosalía Iglesias. 

El problema de Estremera: Villarejo   

Lo que busca Iglesias es una prisión donde exista mucha distinción entre los módulos de mujeres. Algo parecido a lo que ha vivido su marido en Soto del Real, para poder habitar uno de estos llamados “módulos de respeto” donde suele haber presos tranquilos, que no son reincidentes, ni conflictivos. 

La prisión de Estremera es otra de las opciones que se ha puesto sobre la mesa. En esa cárcel existen cuatro módulos femeninos, por lo que la clasificación es más extensa, y al ser mixta la comunicación con su esposo sería más sencilla. Sin embargo, estas fuentes indican que el hecho de que no haya sido la elegida tiene que ver con que allí esté encarcelado el excomisario José Manuel Villarejo. 

La elegida: Alcalá Meco 

A muchos pilló por sorpresa hace unas semanas la solicitud del extesorero del PP de cambiar de centro penitenciario a Alcalá Meco. Este centro es, en realidad, tres prisiones diferentes: Madrid I, para mujeres, Madrid II, para hombres, y  un centro de reinserción. Aunque la cárcel de mujeres de la de hombres está únicamente separada por una calle son prisiones totalmente independientes, con directores diferentes. 

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Madrid I tiene entre 500 y 600 mujeres y se divide en módulos con pequeñas variaciones: dos de respeto, uno de semirespeto, tres ordinarios, uno para el cumplimiento de cuarentenas y uno de enfermería. 

En este sentido, fuentes penitenciarias, indican que nunca se han realizado comunicaciones vis a vis entre las dos prisiones de Alcalá. Pero cabe destacar que cuando Rosalía Iglesias entró solo una noche en la cárcel en 2018 -hasta que logró reunir la fianza de 200.000 euros que se le solicitaba- ese mismo día Instituciones Penitenciarias permitió un vis a vis con Bárcenas, algo que también es absolutamente inusual. 

La elección de esta cárcel, además, puede estar motivada para reducir las visitas que tenga la familia a un único punto en Madrid. Cuando Iglesias ingrese tendrá que seguir el protocolo de Covid-19, igual que el resto de las internas. El médico valorará la situación y pasará 14 días en el módulo de cuarentena o en el de enfermería. 

El plazo se acaba también para otros 5 condenados

Además de a Iglesias, la decisión de la Audiencia Nacional afecta también al exalcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda; al exconcejal de Estepona Ricardo Galeote; al contable José Luis Izquierdo; a María del Carmen Rodríguez Quijano, la exmujer del líder de la trama, Francisco Correa; y al exviceconsejero Carlos Clemente. 

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional notificó este plazo de 10 días a los seis condenados del caso ‘Gürtel’ después de haber recibido los informes del Ministerio Fiscal y tras haberse notificado la sentencia en firme del Tribunal Supremo. Los magistrados que juzgaron el caso rechazaron la petición que había hecho la mujer de Bárcenas de suspender la pena. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?