Judicial

Villarejo acusa al juez de cerrar la pieza ‘Dina’ prematuramente y pide que se incorporen los chats internos de Podemos

El excomisario dice que se han vulnerado sus derechos al no incluir esa prueba en el proceso

El comisario Villarejo en el programa Salvados de La Sexta
photo_camera El comisario Villarejo en el programa Salvados de La Sexta

El comisario jubilado, José Manuel Villarejo, ha solicitado a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que permita incorporar a la pieza ‘Dina’ los mensajes internos de Podemos y ha acusado al juez del caso de cerrarlo prematuramente, vulnerando sus derechos de defensa. En un recurso de apelación, al que ha tenido acceso Confidencial Digital, la defensa del comisario solicita que se reabra la causa. 

Al no contar con dichas pruebas, el excomisario alega que se han vulnerado los derechos a una tutela justa y que se ha producido un “cierre precipitado de la instrucción sin practicar diligencias pertinentes”. El titular del Juzgado de Instrucción número 6, Manuel García-Castellón, cerró hace unas semanas la pieza número 10 de la conocida como ‘Operación Villarejo’, elevando al Alto Tribunal la exposición razonada para imputar al vicepresidente Segundo, Pablo Iglesias. 

Es ahí donde el escrito de la defensa de Villarejo quiere ahondar, en esas “hipótesis alternativas” que según García Castellón existen y en las que presuntamente el robo de la tarjeta de Dina Bousselham pudo ser un montaje. 

La declaración de Calvente sí, pero los mensajes no 

Según el escrito presentado este jueves en la Audiencia Nacional, el juez no ha corroborado documentalmente las manifestaciones del testigo, José Manuel Calvente, al no incluir los mensajes del chat interno de Podemos en el caso. 

Considera que la declaración de Calvente fue “pertinente, útil y necesaria”, pero cree “imprescindible” que se permita incorporar los mensajes que corroboran lo manifestado por el abogado despedido por el partido morado. Además, subraya que el fiscal que interrogó a Calvente, Alejando Luzón, hizo continuamente referencia a los mensajes publicados en los medios de comunicación, pero no incluidos finalmente en la causa. 

Villarejo considera que esta pieza se ha abierto de manera “espuria” y que el único objetivo obedecía a ayudar electoralmente a Iglesias y a su partido político.  Según él, el pendrive encontrado en su domicilio estaba en las redacciones mucho antes de que el excomisario lo tuviera. 

Además, el escrito aprovecha para reprochar que al acusado, en prisión provisional desde 2017, se le preguntó por este asunto cuando acudió como testigo por el 11 M y, sin ser previamente citado, pasó a condición de imputado para preguntarle “por cuestiones que al no ser advertido con tiempo no pudo consultar con su abogado”. 

De esta forma, incide la defensa en la línea de que toda la pieza ha sido un montaje de “propaganda política” para que Podemos ganara escaños en las elecciones. 

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes