Judicial

Villarejo interrogará a Félix Sanz Roldán en el juicio por calumnias al exdirector del CNI

El ex comisario, abogado colegiado, ejercerá su derecho contra el que considera públicamente su enemigo. También declarará como testigo Corinna Larsen

El comisario jubilado José Manuel Villarejo conoce bien sus derechos. Es abogado -de hecho sigue estando colegiado en el Colegio de Abogados de Madrid- y, además, sus más de 40 años en la Policía hacen que tenga un amplio conocimiento de la legislación. Sabe cómo emplearla y lo hará en el juicio el próximo 15 de enero, en el que interrogará personalmente el ex director del CNI, Félix Sanz Roldán, a quien reconoce públicamente como su enemigo.

La intención del ex comisario, según explican a Confidencial Digital fuentes cercanas, no es otra que hacer uso del artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, en el que se especifica que todo acusado tiene derecho a “interrogar o hacer interrogar a los testigos que declaren contra él”.

Villarejo se enfrenta a dos años de cárcel por denuncia falsa y calumnias a Sanz Roldán. El juicio, que se celebrará en el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid, genera una gran expectación, porque es el primero al que se enfrenta de una larga lista de causas pendientes con la justicia y porque, además, declarará desde el Reino Unido como testigo la ex amiga del rey emérito Corinna Larsen.

Las vistas se retransmitirán en streaming, aunque todavía sobrevuela la duda de si la fecha fijada será definitiva, puesto que el juicio se ha retrasado ya en cuatro ocasiones.

Enemigo íntimo del ‘Troll’

Villarejo mantiene una larga disputa personal con Félix Sanz Roldán, según explican las fuentes cercanas. El comisario jubilado, en prisión provisional desde 2017, cree que todos sus problemas con la justicia parten precisamente del enfrentamiento con el que en su día fue máximo dirigente del CNI.

En las numerosas horas de grabaciones que la policía judicial está desencriptando en el marco del caso ‘Tándem’, Villarejo tiene conversaciones con empresarios y periodistas en las que critica duramente a Sanz Roldán, al que denomina el ‘Troll’.

Denuncia falsa y calumnias

Por lo que respecta al delito de denuncia falsa que se juzga, parte una denuncia de Villarejo contra Sanz Roldán y contra el ex director adjunto de ‘El País’ Javier Ayuso, el 1 de junio de 2017, por un artículo publicado en ese medio sobre sus “tentáculos” en el mundo judicial y que se ilustraba con una fotografía suya obtenida, según denunciaba, en una operación antiterrorista en la que había participado como agente encubierto.

Según la versión del ex comisario, la imagen formaba parte de un dossier que el CNI facilitó al diario con el consentimiento de Sanz Roldán, lo que supondría un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Lo que sucede es que dicha denuncia no fue admitida a trámite, y fue la Fiscalía y la Abogacía del Estado los que finalmente terminaron emprendiendo acciones contra Villarejo por denuncia falsa.

El segundo delito que se le imputa es el de calumnias. La Fiscalía afirma que el 5 de junio de 2017, en el programa “Salvados”, de laSexta, Villarejo manifestó, “siendo consciente de que no era cierto”, que Sanz Roldán había amenazado de muerte a Corinna Larsen

Declaración de Corinna

Está previsto que el primer día de juicio declare Corinna Larsen por videoconferencia desde Reino Unido. Su testifical está programada para las once de la mañana, aunque se realizará una primera conexión unos días antes para asegurar que no falle.

La ex amiga del rey solicitó en septiembre no declarar, aduciendo que faltaba la orden europea de investigación pertinente, pero el problema parece haberse subsanado y la testigo propuesta por Villarejo en principio declarará..

También están citados como testigos el que fuera jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), José Luis Olivera; y la ex responsable del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), y actual jefa de Gabinete de la ministra de Defensa, Esperanza Casteleiro.

El quinto intento

El juicio se iba a celebrar a principios de 2020. La magistrada había fijado la vista oral para el 7 de febrero, pero los problemas técnicos con Reino Unido aplazaron la fecha hasta el 23 de marzo.

Ese día, el confinamiento por el Covid-19 no permitía celebrar juicios de ningún tipo, por lo que, al terminar el estado de alarma, se puso como nueva fecha el 10 de julio. Tampoco fue ese día el definitivo, porque no estaba claro cómo debía declarar Larsen. Ahora el primer mes de 2021 estará marcado, si no se producen cambios, por un juicio tan esperado como mediático.

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?