Actualidad

Un cohete de SpaceX se estrellará en marzo contra la Luna

Los restos del cohete de la empresa de Elon Musk llevan siete años en el espacio

Falcon 9. Foto: SpaceX.
photo_camera Falcon 9. Foto: SpaceX.

El 4 de marzo de 2022. Esta es la fecha estimada en la que la segunda etapa del Falcon 9 de SpaceX colisionará contra la Luna, según el astrónomo Bill Gray, diseñador de Project Pluto, un software utilizado por astrónomos para hacer seguimiento de cuerpos estelares como asteroides, planetas o cometas.

El Falcon 9 se lanzó desde nuestro planeta en febrero de 2015 con la intención de mandar el satélite meteorológico Deep Space Climate Observatory (DSCOVR) al espacio y la de volver a la tierra al recuperar la primera etapa del cohete, abriendo paso así a la era de los cohetes reutilizables.

Sin embargo, la segunda etapa perdió el control y, sin combustible suficiente como para poder regresar a la Tierra, quedó vagando en el espacio. Hasta ahora. Siete años después de haber sido lanzada, esta segunda etapa del cohete de la empresa fundada por Elon Musk impactará contra la Luna, según los expertos.

Esto se debe a que esta pieza del satélite, ya considerada basura espacial, lleva años dando tumbos en órbitas irregulares entre nuestro planeta y nuestro satélite, sin haber podido escapar de la fuerza gravitatoria generada en el sistema Tierra-Luna.

Sin embargo, según en palabras de Bill Gray, "tenemos un cierto impacto en el 4 de marzo de 2022 a las 12:25:58 hora universal , en la latitud +5,18, longitud este 233,55". Este es el momento preciso y el lugar en el que los restos del Falcon 9 golpearán la Luna al pasar por su trayectoria, si los datos del software son correctos.

A pesar de tratarse de una hora y un lugar muy precisos, Gray indica que se trata de los datos recabados y proyectados por su software, y que no deben ser considerados como una verdad absoluta. Sin embargo, los expertos aseguran que esta colisión tendrá lugar de manera inevitable.

El Falcon 9 impactará contra la Luna a una velocidad de 2,58 km/s, según los datos que poseen los expertos, y la colisión no tendrá ninguna repercusión con la Tierra ni con la propia Luna. Es decir, que no hay ningún peligro para nuestro planeta ni para su asteroide.

El impacto previsiblemente se ocasionará en una zona de la luna a la que no tenemos acceso visible, por lo que es probable que sea imposible que podamos verlo desde la Tierra. Sin embargo, lo que sí estudiarán los astrónomos es el efecto que puedan tener los restos del cohete que salgan despedidos tras la colisión.

 

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?