Actualidad

El PP rompe las negociaciones del CGPJ hasta que Sánchez se comprometa que no rebajará la sedición

El líder del PP y el presidente del gobierno han mantenido esta tarde una conversación en la que Sánchez ha confirmado sus intenciones

Alberto Núñez Feijóo, interviene en el Foro Global Youth Leadership, celebrado en el Palacio de la Magdalena, a 27 de octubre de 2022
photo_camera Alberto Núñez Feijóo, interviene en el Foro Global Youth Leadership, celebrado en el Palacio de la Magdalena, a 27 de octubre de 2022

Todos en el Partido Popular miraban a Alberto Núñez Feijóo después de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, airease este jueves por la mañana en el Congreso la intención del Gobierno de reformar el delito de sedición para beneficiar a los separatistas.

El enfado entre los populares por esta confirmación pública era manifiesta y muchos en las filas populares no entendían que Feijóo no rompiera la negociación.

El PP se ha plantado en las negociaciones con el Gobierno para desbloquear el CGPJ y el Tribunal Constitucional. El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha mantenido este jueves por la tarde una conversación telefónica con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y le ha transmitido que su partido "suspende" las negociaciones porque la rebaja penal del delito de sedición es una "diferencia insalvable".

Lo que le ha trasladado Feijóo al presidente es que su partido no puede "seguir avanzando mientras el presidente Sánchez no aporte garantías suficientes de que no seguirá usando todos los poderes del Estado para facilitar el camino a aquellos que quieren combatirlo".

Pero pasadas las ocho de la tarde de este jueves, el líder del PP ha dado la sorpresa. En un comunicado emitido por el PP a última hora, Feijóo anuncia que suspende, pero no rompe, las negociaciones del Consejo General del Poder Judicial. Pero no solo eso, el presidente popular también se ofrece al Ejecutivo para abordar juntos cualquier reforma del Código Penal que afecte a los delitos de rebelión si Sánchez abandona a los separatistas.

En el texto, el PP explica que Feijóo ha mantenido esta tarde una conversación telefónica con el presidente del Gobierno "para actualizar el estado de las conversaciones respecto a un cambio legislativo para garantizar la independencia judicial, así como para la renovación de los órganos pendientes".

El PP asegura que el Gobierno les había dicho que no quería la reforma del CP

En esa llamada, aseguran desde el PP, Feijóo "le ha trasladado su extrañeza ante el cambio de posición del PSOE en lo relativo a la reforma del Código Penal para rebajar las penas del delito de sedición. El Partido Socialista, a través del interlocutor designado por el presidente Sánchez para abordar las conversaciones, había trasladado que no estaba en sus planes acometer esa modificación", afirman los populares.

Y ha sido en esa conversación, explican desde Génova, donde "Sánchez ha confirmado a Feijóo que su agenda legislativa incluye esa reforma del Código Penal y en consecuencia no va a renunciar a su modificación". Desde el PP aseguran que ha sido ahí donde se han dado cuenta de las intenciones del presidente a pesar de que desde principios de semana se han publicado numerosas noticias que apuntaban a que ese iba a se el camino del Ejecutivo.

Según el PP, esta postura "es una incongruencia insalvable pactar el reforzamiento del Estado de derecho al mismo tiempo que se pacta con otros partidos desprotegerlo. Reformar la ley para mejorar la independencia judicial no es compatible con reformar la ley para decirle a los jueces que han de ser condescendientes con aquellos que se levanten contra la unidad de España". Añaden los populares que "es importante señalar que para aquellas personas con causas abiertas por delito de sedición actualmente las penas ya pueden verse reducidas con la única condición del arrepentimiento y el compromiso de no reincidir. Luego entonces, el único propósito del Partido Socialista con esta modificación, todo parece indicar, es un compromiso unilateral con el independentismo".

De ahí que los populares sentencien que la decisión de incorporar a la agenda política la reforma del Código Penal en este momento sólo puede obedecer a dos motivos: " O exigencias del independentismo o vocación de paralizar un acuerdo para despolitizar la Justicia que estaba muy avanzado y que parece no convencer al Gobierno".

Consideran que "anunciar de forma solemne un acuerdo que todavía no existe, modificar oralmente y en los medios un criterio manifestado de forma contraria durante las negociaciones, o confirmar que el Código Penal es una herramienta que está dispuesto a entregar al independentismo" no es una actitud "aceptable".

 

Por ello, los populares aseguran que su "vocación de acuerdo es tan firme como nuestra convicción de que no podemos seguir avanzando mientras el presidente Sánchez no aporte garantías suficientes de que no seguirá usando todos los poderes del Estado para facilitar el camino a aquellos que quieren combatirlo".

La oferta de Feijóo

Y aquí llega la sorpresa. "En este sentido, Feijóo le ha ofrecido al presidente Sánchez abordar juntos cualquier reforma del Código Penal que afecte a los delitos de rebelión, sedición, así como la tipificación de delito de la convocatoria de un referéndum ilegal, tal y como el propio presidente Sánchez prometió a los españoles cuando se presentó a las últimas elecciones".

"Las conversaciones quedan suspendidas a la espera de que el PSOE decida si en el ámbito institucional quiere avanzar con un partido constitucionalista como el Partido Popular o quiere seguir de la mano de partidos que buscan debilitar el Estado de derecho y romper la unidad constitucional. El presidente y todo el Partido Popular sigue a disposición del presidente del Gobierno", termina el PP su comunicado ofreciéndose al líder del Ejecutivo.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable