AN

El autor del libro El Patrón Interés, Pedro Gómez, explica una opción viable para superar la crisis

A pesar del interés de los diferentes territorios del mundo por diseñar un sistema de emisión de moneda neutral, secuencial y sostenible que no se vea afectado por las líneas políticas de los gobernantes, de la banca o de los empresarios, su incapacidad para separarse de posturas personales y dejar que la producción de moneda responda exclusivamente a las necesidades del mercado, ha impedido que este objetivo se cumpla.

En consecuencia, la economía mundial ha tenido que someterse a fluctuaciones y crisis de proporciones titánicas que impiden armonizar el desarrollo económico de los países, incrementando las brechas de desigualdad social.

Para Pedro Gómez, autor del libro El Patrón Interés, el principal problema de la politización en la emisión de la moneda radica en que los Bancos Centrales de los diferentes países, imprimen una cantidad de dinero muy superior a la que se necesita para mantener el equilibrio financiero de los mercados, dando vía libre a una inflación desbordada. En este sentido, Pedro Gómez propone una nueva estrategia de emisión que se condicione al tipo de interés que da un valor preciso y real al dinero nuevo, el cual requiere de una zona económica equilibrada para mantener su poder adquisitivo.

El inicio de la crisis económica

La causa más evidente de la situación inflacionaria actual se asocia a un desbalance en la relación sincrónica que deberían mantener las cuatro variables macroeconómicas principales. Estas variables hacen referencia a los recursos humanos, los bienes de capital, los bienes públicos y la masa monetaria de cada país. Todas funcionan de forma articulada y se ven afectadas directamente unas a las otras, dependiendo de las alteraciones en sus índices de crecimiento o disminución. Es decir que, si la población (recurso humano) aumenta, deben aumentar en la misma proporción los bienes públicos, los bienes capitales y la masa monetaria.

El problema radica en que, en la actualidad, la masa monetaria ha crecido muy por encima de lo que la sociedad necesita, causando un desequilibrio en la relación de las cuatro variables y, por consiguiente, abonando el terreno para una crisis. El dinero, al ser un producto más del mercado, ve debilitado su precio al producirse en exceso, incrementando la tasa de inflación, aumentando los precios de bienes básicos y disminuyendo el poder adquisitivo de las personas.

El libro El Patrón Interés

Por este motivo, Pedro Gómez propone que no se tomen en cuenta los índices tradicionales que determinan la emisión de la moneda y se considere una alternativa para evitar aumentos inflacionarios descontrolados a futuro. Pedro Gómez plantea que se utilicen los intereses generados por el mercado y consumidos por las personas, como indicador para la impresión de dinero nuevo, lo cual evita la acumulación de masa monetaria sin circular y en consecuencia, el precio del dinero se mantiene estable. Esta alternativa fue expuesta por Pedro Gómez en su libro El Patrón Interés, con el cual espera que los paises del mundo evolucionen a un modelo económico más sostenible y menos politizado. Hay que acabar con la emisión alocada de dinero, pues es claramente el mayor motor de diferencias sociales de la historia y de ciclos económicos.


 

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?