AN

Ayudar a las familias a recuperar inmuebles, la misión de FueraYa

El fenómeno de la okupación ha afectado a un gran número de familias en todo el país. Miles de denuncias se producen diariamente, por lo que a partir del 2020, FueraYa comenzó un servicio de intermediación entre los propietarios y los okupas. Esta ayuda cuenta con protocolos para buscar solución ante el allanamiento de morada, así como asesoramiento jurídico y gestión inmobiliaria para el alquiler o venta de estas propiedades.

FueraYa ayuda a recuperar hogares

La okupación de muebles en España es un problema que lleva años afectando a miles de familias en el país. Como solución ante el mismo, Fuera Ya ofrece la posibilidad de desalojar a los okupas en cuestión de horas.

En este sentido, la okupación ocurre en diferentes tipos de propiedades, por ejemplo, las segundas viviendas que se usan en vacaciones, las cuales pasan varios meses deshabitadas y personas malintencionadas ingresan de forma ilegal, exigiendo grandes sumas de dinero a los propietarios para desalojarla. También ocurre en los locales comerciales que están en procesos de construcción o que, por alguna razón, detuvieron sus actividades.

Si bien, el allanamiento es un delito que está tipificado en el Código Penal, es una realidad que el estado actúa de forma ineficiente y no brinda soluciones oportunas. Esto llevó a la creación de una empresa especializada en la desokupación, que actualmente ha ayudado a muchas familias en diferentes comunidades del país.

Casos de éxito de FueraYa

FueraYa es una firma independiente que ha tomado todas las ineficiencias de los entes encargados de solucionar esta situación y las resuelve con un servicio eficiente, rápido y legal. Desde sus inicios, esta compañía se dio a conocer entre los propietarios, quienes contrataron su servicio para solucionar las incongruencias en su caso.

Un ejemplo de ello es la desokupación en el barrio de Canillejas. La vivienda se encontraba en proceso de alquiler y los intrusos aprovecharon el tiempo que estaba desalojado para entrar y causar destrozos. Después de tres días lograron acordar un precio razonable y el equipo de gestión inmobiliaria ayudó a conseguir inquilinos fiables.

Por otra parte, en Málaga, brindaron su ayuda a una familia que fue víctima de un grupo de okupas que tomaron su segunda vivienda mientras se encontraban en su inmueble habitual. Después de proporcionar la documentación, el grupo de abogados comenzó la gestión y, en cuestión de 16 horas, lograron deshabitar a los intrusos. Por el estado precario en el que se encontraba el lugar, también se encargaron de la limpieza y reforma. Así como estas, FueraYa ha ayudado a muchas familias en la comunidad de Madrid, Murcia y Toledo.


 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?