AN

Baleares Psicología acerca de la ansiedad crónica y su relación con la depresión

Durante y después de la pandemia del covid, algunos países del mundo vieron con preocupación el incremento en los casos de depresión. En 2021 el Instituto Nacional de Estadística (INE) informó que 5,25 % de la población mayor de 15 años presentaba un cuadro de depresión o ansiedad.

Las frustraciones laborales, la quiebra de los negocios, el endeudamiento producto de la paralización económica y los problemas de pareja son identificados como las principales causas. Especialistas como los de Baleares Psicología sostienen que los síntomas iniciales son muchas veces imperceptibles, los cuales se comienzan a reflejar a nivel personal y profesional.

Las formas en las que se manifiesta un cuadro depresivo

Uno de los aspectos que han sido más investigados en los últimos tiempos tiene que ver con la relación que se establece entre la depresión y la ansiedad crónica. La mayoría de los especialistas coinciden que un cuadro de ansiedad crónica generalmente está asociado a una personalidad depresiva. En estos casos la ansiedad se entiende como sentimientos intensos de preocupación, miedo o hasta pánico.

Según los especialistas de Baleares Psicología, la ansiedad crónica puede manifestarse de distintas maneras en las personas. Sin embargo, hay signos inequívocos que suelen aparecer, como la tensión muscular permanente, insomnio, nerviosismo, irritabilidad, fatiga o problemas para concentrarse. Estos síntomas pueden afectar el desenvolvimiento diario.

Algunas escuelas de psicología, como la Clínica Mayo en Norteamérica, afirman que aunque la depresión y la ansiedad son dos cosas distintas, suelen aparecer juntas. De hecho, consideran que la ansiedad es un signo de depresión mayor que requiere atención profesional, pues existen casos en los que las crisis de ansiedad desencadenan un cuadro depresivo.

La ayuda profesional es necesaria

Los trastornos de ansiedad son una de las especialidades de los profesionales expertos de Baleares Psicología. Alertan que cualquier persona en un momento dado puede comenzar a experimentar sensación de peligro, miedo a morir o perder el control, así como palpitaciones, sudoración excesiva, ganas de llorar, mareos, opresión en la garganta o dolor de pecho.

Afirman que cuando estas sensaciones se vuelven una constante es necesario visitar al especialista. El mensaje que dan desde este centro de atención es que en la vida de todos existen problemas que es mejor superarlos con ayuda profesional. Sobre todo cuando esos síntomas no se pueden atribuir a ninguna enfermedad del organismo, cosa que se puede descartar mediante pruebas médicas.

Aclaran que cuando existen problemas de fondo que no han sido tratados, los cuadros de ansiedad crónica o de depresión no van a desaparecer. Por ello se recomienda comenzar con una consulta que determine el nivel de atención que se requiere. Su visión del abordaje de la depresión es integral e incluye terapias individuales y de grupo, talleres, cursos, coaching y mucho seguimiento.


 

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?