AN

Coffee Out tiene el objetivo de reciclar 7.000 millones de cápsulas de café de aluminio

“En España se consumen cada año 40.000 toneladas de cápsulas de café"

Recientemente, ha sido publicado un artículo que habla sobre las opciones para reciclar las cápsulas de café. Las máquinas de café de cápsulas se han convertido en un pequeño electrodoméstico presente en la mayor parte de los hogares españoles, de hecho, esto es algo que se menciona en el artículo, “siete de cada diez hogares tienen una de las llamadas cafeteras inteligentes”.

La solución más extendida y que la mayoría de los consumidores conocen es la que ofrece Nespresso, con sus más de 4.000 puntos de recogida de cápsulas repartidos por toda España. Pero el inconveniente de esto es que gran parte de la población consumidora de este tipo de café no es proactiva a acumular decenas de cápsulas usadas en su casa ni a desplazarse a estos puntos.

Sin embargo, hay una solución más sencilla y eficaz que no tiene el eco que se merece. Esta es Coffee Out, un práctico utensilio de cocina, diseñado y fabricado en España, capaz de separar en tan solo 3 pasos el poso del café de la cápsula de aluminio, facilitando así su reciclado.

Con este sencillo utensilio, se evita el transporte de las cápsulas hasta los centros de tratamiento, ya que se hace desde el propio hogar, con el consiguiente ahorro de Co2, además del ahorro de la energía necesaria para el triturado y separación de los distintos componentes mediante el empleo de maquinaria pesada. También se evita que el consumidor tenga que desplazarse a los puntos de recogida antes mencionados, o que sufra algún daño al intentar abrir las cápsulas con un cuchillo o utensilio similar para poder vaciarlas. Se debe evitar que las cápsulas acaben enteras, sin reciclar, en el contenedor equivocado.

Tal y como cita el artículo, “en España se consumen anualmente 40.000 toneladas de cápsulas de café, superando a países como Italia o Alemania”.

Es cierto que los consumidores están cada vez más concienciados en reducir los residuos generados, pero al mismo tiempo no están dispuestos a renunciar al placer que produce tomar el primer café de la mañana.

Es por ello que, si todos los consumidores españoles utilizaran Coffee Out para el reciclaje de esta gran cantidad de cápsulas, se conseguiría reducir en gran medida la huella de carbono.

Actualmente, la sociedad está ante nuevas generaciones cada vez más concienciadas con el medioambiente y el reciclaje. En definitiva, el reciclaje de las cápsulas de café ya no es un problema, hay solución, y esa solución se llama Coffee Out. 

 

Aragonès convoca una reunión extraordinaria del Govern en plena crisis con Junts

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable