AN

Comprobar la falsificación de marcas a través de peritos en propiedad intelectual e industrial

En un mundo donde la competencia comercial no siempre suele ser sana, ocurren delitos de falsificación de artículos como ropa, calzado y diferentes objetos de marca, que ameritan la intervención de un perito especializado en propiedad intelectual e industrial, en caso de que el agraviado decida demandar ante el sistema de justicia.

Para este cometido, los especialistas de ASIIEP Dictámenes Periciales ofrecen sus servicios a toda España, desde su sede principal en Barcelona, con delegaciones en Palma de Mallorca, Madrid y Zaragoza.

Investigación científica minuciosa

Conscientes de que un perito es un verdadero experto en la temática por la que se solicitan sus servicios, este despacho cuenta con profesionales formados en estudios de postgrado en Pericia Judicial Caligráfica, Falsificación y Marcas, de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Además, los especialistas están certificados como colaboradores de la Administración de Justicia en Cataluña y en las Islas Baleares.

Cualquier artículo susceptible a ser falsificado es un caso de estudio para estos especialistas, quienes se encargarán de ejecutar un proceso minucioso con el objetivo de emitir un dictamen probatorio de que ha habido una falsificación. La primera acción que ejecuta el experto es verificar si la marca de las prendas u objetos que estudia está registrada en la Superintendencia de Industria y Comercio. Seguidamente, buscará pruebas de que el uso de la marca cuenta o no con el consentimiento del autor.

Una vez cumplidos estos pasos se iniciará un exhaustivo estudio de laboratorio del producto cuestionado, realizando una comparación con el original. Los resultados serán plasmados en un informe simple, donde el perito hace una descripción técnica de la falsificación de marca, o más completo, con un dictamen que incluya imágenes, capturas de pantalla y logotipos falseados.

Las consecuencias de los delitos de falsificación

Cuando una empresa es víctima de la falsificación de sus productos, ve afectados sus volúmenes de venta y se ve en la obligación de reducir personal. Por su parte, el consumidor final se siente estafado, al adquirir una imitación pues los falsificadores utilizan siempre materiales de menor calidad.

Entre los tipos de falsificaciones, los peritos expertos en propiedad intelectual e industrial identifican las copias piratas, encontradas en mercadillos o puestos ambulantes; el plagio, cuando el producto es similar al original en algunos detalles; la falsificación del diseño, al usarlo sin autorización; o la falsificación de marca, que ocurre al tomar un logotipo sin el consentimiento del autor.

El gabinete pericial se encarga de hacer justicia y de contribuir a la competencia leal, en todos estos casos presentes en el mercado. En ASEIIP Dictámenes Periciales, los solicitantes de este tipo de informes estarán en buenas manos a la hora de defender sus derechos como creadores y emprendedores en un mundo donde la aparición de imitaciones es cada día más frecuente.


 

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?