AN

Eliminar la papada con lipoláser, de la mano de Clínica Femme

Un aspecto saludable y una mejora de la autoestima son otorgados por la armonización facial.

Entre los diversos métodos enfocados en ofrecer soluciones en este campo, se han consolidado el lipolaser para papada y el minilifting láser, dos técnicas especializadas en erradicar la grasa y rejuvenecer el rostro con efectos inmediatos.

Es recomendable llevar a cabo estos procedimientos en centros con profesionales cualificados para cada intervención, como en la Clínica Femme. Esta ofrece sus servicios en Vigo, integrando lipoláser, endoláser y endolifting para disolver grasa y retraer la piel, consiguiendo un efecto minilifting sin cirugía.

¿Qué técnicas existen para mejorar la apariencia del rostro y eliminar la papada?

El lipoláser para papada es un procedimiento que elimina la grasa acumulada en la papada mediante una liposucción ejecutada con láser. Su resultado es inmediato; se recupera el contorno y la piel se vuelve más tersa. Por su parte, el minilifting láser es una técnica quirúrgica que se lleva a cabo con incisiones para despegar los tejidos y erradicar la flacidez de la piel en zonas como pómulos, mejillas o cuello.

El endoláser es un tratamiento de remodelación facial y corporal que se centra en reducir los efectos del envejecimiento cutáneo aplicando energía láser a nivel subcutáneo. Por último, el endolifting retrae y estira la piel de cuello y rostro para generar un efecto lifting que solo deja algunas cicatrices apenas visibles. Estos procedimientos estéticos regeneran el colágeno, activan el metabolismo celular y eliminan la grasa localizada en el rostro. Su efecto tensor puede perdurar si se realizan sesiones con regularidad de la mano de un profesional experto.

Erradicar la papada sin cirugía y con efecto minilifting, la propuesta de la Clínica Femme

La Clínica Femme ha implementado un concepto de medicina estética innovador que combina procesos y técnicas de vanguardia para proveer de resultados eficaces a sus pacientes. Se enfocan en tratamientos personalizados que se desprenden de las cirugías convencionales, para adaptarse a las particularidades de cada usuario. Sus tratamientos incluyen especialidades como ácido hialurónico, bótox e inductores de colágeno. Asimismo, han desarrollado métodos centrados en rejuvenecer la piel de la cara creando un efecto minilifting sin intervenciones quirúrgicas.

Estos procedimientos están indicados para toda persona que perciba flacidez en su rostro y considere que no puede solucionar el problema por sí misma. También son adecuados para mejorar la apariencia facial, aumentar la confianza y parecer más joven. Son tratamientos eficaces, seguros, de rápida recuperación y con resultados evidentes desde la primera sesión.

Dejar el cuidado del rostro en manos de profesionales es conveniente para evitar arrepentimientos y recuperar la elasticidad y lozanía de una de las zonas más importantes del cuerpo humano, por ser sello de identidad de cada persona.


 

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable