AN

El kitesurf es un deporte accesible para todos los públicos, según Pura Vida Mallorca

Es muy común que, en verano, las personas busquen realizar alguna actividad que les permita divertirse y, al mismo tiempo, sentir adrenalina. Para esto, no hay nada mejor que combinar deporte y playa.

Ahora mismo, el kitesurf es uno de los deportes veraniegos más populares, debido a que es una práctica sumamente divertida que permite deslizarse sobre las olas, aprovechando el poder del viento y ofreciendo una sensación de libertad total. Además, esta disciplina es accesible para todo el público y aprender es muy sencillo si se cuenta con la ayuda de verdaderos expertos como los de la escuela Pura Vida Mallorca.

Un deporte accesible para todos

El kitesurf se define como un deporte extremo que consiste en deslizarse sobre el agua en una tabla de surf especial, ayudándose de una cometa de tracción propulsada por el viento. La cometa se une al cuerpo de la persona con un arnés, junto con una pequeña barra que se sujeta con las manos y que permite dirigir el cometa adonde el deportista desee. A primera vista, puede parecer un deporte al que solo un específico tipo de público puede acceder y practicar. Sin embargo, la realidad es que el kitesurf se ha vuelto muy accesible para todos y, gran parte de ello, se debe al trabajo de escuelas como Pura Vida Mallorca, donde profesionales experimentados enseñan a cualquier tipo de persona a dar sus primeros pasos en este deporte y disfrutar de la diversión y la adrenalina que se logra practicándolo.

Empezar es sencillo, sin importar quién

Tanto si se trata de niños o adultos o de una u otra condición física, aprender en esta escuela de kitesurf es muy sencillo. Cualquiera puede aprender a dominar las técnicas de este deporte. Esto es posible porque la escuela cuenta con todo un equipo de instructores internacionales, comprometidos con guiar a sus estudiantes a través de todos los pasos necesarios para garantizar su aprendizaje y su diversión, de la forma más segura posible. El programa se realiza en las playas de Mallorca y consta de una lección de iniciación de 3 horas el primer día, donde se enseñan los conceptos y técnicas básicas. La segunda lección tiene una duración de 2 horas y se centra principalmente en trucos y ajustes necesarios para hacer kitesurf de manera independiente. La escuela también ofrece lecciones privadas y semiprivadas para quienes hayan completado la fase inicial.

Hoy en día, el kitesurf es uno de los deportes de más rápido crecimiento, un hecho que se debe principalmente a lo accesible que es ahora mismo para todas las personas. El verano se acerca y quienes quieran aprender este deporte, en esta escuela, se encuentra una de las mejores alternativas disponibles.


 

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?