AN

Libertad Sin Deudas explica si a una persona le pueden embargar toda la nómina para pagar sus deudas

Todas las personas conocen algún caso de un familiar o amigo que crea un negocio, le va mal y genera muchas deudas que no puede pagar, ya sea con proveedores, trabajadores o Hacienda. A continuación, este individuo se busca un trabajo por cuenta ajena y se le embarga el salario para pagar las deudas de los acreedores que tenía en su negocio. Esta situación plantea muchas dudas que puede resolver Libertad Sin Deudas, como: ¿es posible que embarguen toda la nómina?, ¿se puede embargar una pensión?, ¿qué ocurre si se tienen varias nóminas?

¿El salario es inembargable?

Hay una parte del salario que es inembargable. Esto se regula en el artículo 607.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que establece que es inembargable el salario, sueldo, pensión, retribución o su equivalente, que no exceda de la cantidad correspondiente al salario mínimo interprofesional.

En 2022 el salario mínimo interprofesional está establecido en 1.000 euros al mes por 14 pagas. Como consecuencia de lo anterior, los primeros 1.000 euros de un salario no se pueden embargar. 

Tal como se ha podido ver, la inembargabilidad del salario se aplica a la pensión o a la retribución equivalente que se reciba. 

¿Qué ocurre con la parte del salario que exceda del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)?

Ya se ha visto que existe una parte del salario que es inembargable, pero puede ocurrir que una persona reciba un salario superior al salario mínimo interprofesional. En este sentido, la Ley de Enjuiciamiento Civil establece una escala para calcular los embargos, que es la siguiente: para la primera cuantía adicional hasta la que suponga el importe del doble del salario mínimo interprofesional, el 30 %. Para la cantidad adicional hasta el importe equivalente a un tercer salario mínimo interprofesional, el 50 %. Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un cuarto salario mínimo interprofesional, el 60 %. Un 75 % para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un quinto salario mínimo interprofesional. Y finalmente, un 90 % para cualquier cantidad que exceda de la anterior cuantía.

Si la persona a la que se le embarga el salario por las deudas tiene muchas cargas familiares, el letrado de la administración de justicia podría aplicar una rebaja de entre el 10 % y el 15 % sobre los porcentajes establecidos en los puntos 1 a 4 anteriores. 

¿Pueden embargar varias nóminas o percepciones?

Puede ocurrir que una persona tenga varios trabajos y reciba varias nóminas o que reciba una nómina y una percepción de otro tipo. En este caso, se sumarán todas las cantidades que reciba para calcular de una vez la parte inembargable, es decir, la que corresponde al salario mínimo. Es importante tener en cuenta que el embargo se realiza sobre el importe neto que recibe el trabajador por su nómina. 

Ejemplo de embargo de salario

Para entenderlo con claridad, es importante tener un caso a modo de ejemplo. Juan recibe un salario de 1.500 euros netos y un juzgado determina que se le embargue la nómina debido a las deudas que tiene de un negocio fallido anterior. En ese sentido, hay que calcular cuánto le podrían embargar de su nómina. Este caso se incluiría en el apartado 1º de la escala, ya que el salario (1.500 euros) es inferior al doble del salario mínimo interprofesional (que serían 2.000 euros al mes). Los primeros 1.000 euros serían inembargables, porque corresponden al salario mínimo. En cuanto a los 500 euros de exceso, se podría embargar un 30 % de esa cantidad: 150 euros. 

Por tanto, la cantidad máxima que se puede embargar en el caso de un salario de 1.500 euros son 150 euros. 

 

¿Qué opciones hay para evitar el embargo de un salario por las deudas?

Para evitar el embargo de un salario debido a las deudas, se puede acudir al mecanismo establecido por la Ley de Segunda Oportunidad, de forma que todas o parte de las deudas sean canceladas por ley, en aplicación del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI). Para ello, es fundamental contar con el asesoramiento y ayuda de un abogado especialista en deudas que pueda estudiar el caso, analizar la viabilidad de la aplicación del mecanismo de segunda oportunidad y dirigir el procedimiento. 


Lesmes explicará esta semana cómo será su salida del CGPJ

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?