AN

Míriam Pascual sobre el malestar causado por la soberbia y la envidia

La soberbia es un sentimiento de atribución de superioridad, que lleva a tener actitudes prepotentes y despreciativas hacia otras personas.

Este aparece a menudo de la mano de la envidia. La persona envidiosa no valora lo que tiene y esto le conduce a tener la falsa creencia de que los demás tienen algo mejor. Esta forma poco saludable de distorsionar la realidad puede causar un enorme sufrimiento.

Por fortuna, los problemas provocados por estos sentimientos pueden tratarse de manera eficaz con un profesional. Míriam Pascual ayuda, a través de la terapia emocional, a gestionar de manera correcta este tipo de emociones para, de este modo, evitar malestares.

¿Cuáles son los malestares provocados por la soberbia?

De acuerdo con Míriam Pascual, cuando las personas actúan guiadas por la soberbia, demuestran que necesitan validación externa para mejorar su percepción de sí mismas. Esto supone un punto débil importante debido a que les pone a merced de las opiniones de otros.

La soberbia provoca comportamientos defensivos que a menudo causan malestar. Por ejemplo, la actitud de tener todo bajo control, demostrando que tienen una confianza excesiva en sus propias habilidades y capacidades. El demérito hacia otras personas es otra de las consecuencias de esta emoción. Y, por otro lado, está la necesidad de demostrar su propio valor, sin importar el daño que ocasiona en la autoestima ajena.

Míriam Pascual resalta que, en general, las historias de vida complicadas son el primer peldaño en la escalera de la soberbia. Cuando una persona no se siente valorada o atraviesa circunstancias difíciles, crece en ella una sensación de necesidad de validación externa. Y es justo allí donde actitudes como la envidia y la arrogancia suelen manifestarse.

Desarrollar habilidades emocionales con Míriam Pascual

Los profesionales de las emociones pueden dar una visión objetiva, neutral y externa en caso de emociones como la soberbia y envidia. Gracias a esto, es posible volver sobre el autoconcepto y eliminar esas actitudes negativas.

Míriam Pascual ofrece sus servicios como terapeuta y coach emocional, ayudando a las personas a desarrollar habilidades emocionales. Su objetivo es llegar al corazón de las mismas y trabajar en un cambio que permita quererse más. De este modo, no solo mejoran los sentimientos de sus pacientes, sino también los de quienes los rodean.

La coach ofrece la solución para dejar atrás actitudes que dañan y poder así disfrutar más la vida. Además, la primera consulta es gratuita, de manera que los clientes pueden comprobar si sus estrategias pueden contribuir a una actitud nueva y más positiva.

 

¿Qué derechos reconoce el anteproyecto de la Ley Trans?

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable