AN

¿En qué consiste el seguro de caución o performance bond?

Conseguir un contrato para la construcción de una obra es un proceso complejo, sea por concurso público o por negociaciones con agentes privados.

Además de la documentación necesaria y los requisitos que solicita el contratista, estos proyectos suelen requerir una garantía del cumplimiento de los trabajos solicitados.

Una de las mejores soluciones para cumplir este requisito es el seguro de caución, el cual permite indemnizar al asegurado en caso de incumplimiento con los términos definidos en el acuerdo. Así lo señalan los expertos del Consorcio Europeo de Avales, quienes destacan los múltiples beneficios de este tipo de seguros.

El seguro de caución como herramienta de garantía en el cumplimiento del contrato

Una garantía de pago anticipado es un tipo de aval que permite a los compradores recuperar sus pagos anticipados, en caso de que el vendedor correspondiente incumpla con los términos y condiciones bajo los que comercializa sus bienes o servicios. En el sector de la construcción, este tipo de avales se establece a través de una garantía de fiel cumplimiento mediante seguro de caución, o performance bond. Este consiste en una fianza emitida por una compañía de seguros, con el fin de garantizar la finalización satisfactoria de un proyecto por parte de un contratista.

Este tipo de seguros son contratados por el ejecutor o contratista del proyecto, y presentados como garantía ante el propietario que solicita sus servicios. Este último, a su vez, actúa como beneficiario en caso de que el contratista no pueda cumplir con sus obligaciones contractuales, en cuyo caso, recibe una indemnización por parte de la compañía aseguradora. El importe de estas garantías de cumplimiento puede oscilar entre un 5 % y 10 % de la cantidad ofertada, sin tomar en cuenta el IVA, y para su emisión también son necesarios los avales de anticipo.

¿Cuáles son los beneficios del seguro de caución como herramienta financiera?

El seguro de caución es un vehículo financiero no bancario que, directa o indirectamente, ayuda a mejorar la gestión financiera las empresas que llevan a cabo este tipo de proyectos. Como indica Emilio Vargas, CEO de Consorcio Europeo de Avales, “contratar un seguro de caución tiene numerosos beneficios. Además de que funciona igual que un aval, conlleva ciertas ventajas respecto a los avales bancarios y los SGR. Es un sustituto perfecto para garantizar un acuerdo obligado entre partes, exactamente igual que un aval”.

Utilizar una póliza de caución permite a estas empresas reducir el riesgo financiero CIRBE, así como mejorar sus scorings bancarios. Es por ello que Consorcio Europeo de Avales recomienda el uso de esta herramienta en este tipo de contratos, cuya tramitación, además representa una de sus especialidades. A través de su equipo de profesionales, esta organización ofrece una gestión eficiente e integral en la gestión de este tipo de seguros, mediante una metodología de trabajo que se adapta a las necesidades de cada compañía que solicita sus servicios.


 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?