AN

Smart Wallboxes apuesta por cargar el coche eléctrico en los parkings de las empresas para atraer a más clientes

Cada vez son más las empresas que orientan sus instalaciones para que sean amigables con el medioambiente. Esto se debe a la importancia que ha cobrado la sostenibilidad en todos los ámbitos de la economía.

En este sentido, una de las posibilidades es dotar de cargadores eléctricos a los parkings corporativos.

Esto resulta útil tanto para la carga de los vehículos de este tipo como para fomentar su uso. Es también una manera de enviar un mensaje a la sociedad y reforzar el valor ecológico de una marca.

Cargar un coche eléctrico en los parkings de empresas es un servicio cada vez más importante, además de ser un reclamo publicitario, por eso, la empresa Smart Wallboxes dispone de equipos de carga que brindan una solución eficiente y con la última tecnología.

Estaciones de carga rápida de la mano de Smart Wallboxes

La utilización de vehículos eléctricos es una tendencia en alza en todo el mundo. Entre 2019 y 2020, la cantidad de automóviles con estas características creció un 41 % a pesar de la desaceleración en la venta de coches generada por la pandemia. A la par, aumentó la inversión gubernamental en los dispositivos que se emplean para cargar un coche eléctrico.

Por las regulaciones vigentes y la planificación de la industria automotriz, durante los próximos años, los vehículos eléctricos en todas sus formas continuarán ganando espacio. Si bien el número de estaciones de recarga, tanto públicas como privadas, también experimentó un crecimiento, todavía queda mucho margen para crecer.

Este cuadro general abre una oportunidad para las empresas que dispongan de cargadores eléctricos en sus instalaciones. Por ejemplo, las investigaciones indican que el 89 % de los consumidores que utiliza un cargador eléctrico en el parking de un comercio minorista suele hacer una compra en el local mientras el vehículo se reabastece.

Una estación de carga rápida necesita media hora para que la batería de un automóvil vuelva a estar completa, lo que es un tiempo más que suficiente para que los conductores puedan ir de compras o consumir algo en el lugar.

Puestos de carga ajustados a las diferentes necesidades

Smart Wallboxes ofrece un servicio integral para instalar soluciones de carga para vehículos eléctricos. La empresa diseña proyectos que se ajustan a las necesidades de los clientes y se encarga tanto de la legalización de la instalación como de la formación del personal para que todo funcione como es debido. Ante cualquier incidencia o duda, es posible acceder al servicio de soporte telefónico de la firma.

 

La instalación de puestos de carga de Smart Wallboxes está disponible para ayuntamientos, concesionarios, locales de hostelería y constructoras, entre otros tipos de empresas.

Ofrecer una solución para cargar un coche eléctrico como las que instala Smart Wallboxes es un factor diferencial que, además, sirve para atraer un mayor número de clientes a una empresa.


El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable