AN

Sondevela ofrece una navegación exclusiva en Barcelona, uno de los mejores regalos para San Valentín

Comienza un nuevo año y, con él, la planificación de fiestas, cumpleaños y celebraciones familiares. Una de las próximas fechas señaladas es el día de San Valentín.

Para sorprender a una pareja, no hay nada más romántico que celebrar un viaje, una travesía de dos horas en el Catamarán Serena. Sondevela es una empresa náutica dedicada al alquiler de catamaranes como este en Barcelona.

Ofrece un servicio de paseo en catamarán que incluye disfrutar de padelsurf, bebidas, comida y el trato exquisito de la tripulación y su patrón profesional, quien goza de una experiencia de más de 10.000 horas de navegación. Esta experiencia garantiza la seguridad en el Catamarán Serena.

Alquiler de un catamarán en Barcelona por horas

Los amantes del mar y la navegación tienen en el Catamarán Serena la opción perfecta para disfrutar de un día tranquilo y relajante. Sus espacios ofrecen a los clientes la comodidad de un hotel, pero en alta mar. La reserva mínima de tiempo es de dos horas, en las que los visitantes podrán disfrutar de un paseo relajado y tranquilo.

Durante este recorrido, se puede disfrutar del skyline de Barcelona y alrededores. Son dos horas de navegación privada que permiten gozar del lujo del catamarán en un viaje que incluye bebidas y aperitivos.

Si el viaje es en grupo, para celebraciones familiares o para salidas más corporativas, se puede elegir la opción de chef a bordo que permite comer una excelente muestra de la gastronomía propia. Para acompañar, el sumiller ofrece vinos en un ambiente decorado al gusto de los clientes.

Serena, un catamarán de lujo

El catamarán dispone de 4 cabinas equipadas con cojines para mayor comodidad de los usuarios y 2 baños. Además, está dotado de radio con 4 altavoces y bluetooth para disfrutar al máximo de la buena música en alta mar.

Para los servicios de cocina a bordo, cuenta con una barbacoa que permite gozar de una excelente carne a la brasa. En la proa, dispone de un toldo para esos días de sol y, en la popa, cuenta con luces LED azules para iluminar las veladas.

El itinerario comienza cuando la tripulación presenta el barco. Poco a poco, van descubriendo el Maremagnum, la Marina Vela, la Estatua de Colón y Las Golondrinas. A partir de allí, se pone rumbo hacia el destino a vela o a motor. Desde el mar, la vista de Barcelona fantástica.

Después, los viajantes pueden disfrutar de la experiencia de bañarse en alta mar y practicar padelsurf. La forma de reservar todo un día o varios días es a través de la página web, correo electrónico o por WhatsApp. Con Sondevela, es toda una experiencia disfrutar en pareja el San Valentín.


 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes