AN

Tatuajes en verano, ¿cómo cuidarlos?

El verano ya ha llegado y las personas han empezado a preparar sus vacaciones. Esta época equivale, en la mayoría de los casos, a viajes por carretera, exposición al sol y tiempo al aire libre, puesto que el calor invita a la relajación.

No obstante, para las personas que planeen hacerse sus tatuajes en verano, existen algunas recomendaciones básicas. Los expertos tatuadores de Steel Of Doom advierten que sol veraniego, el cloro y la sal del mar pueden provocar reacciones indeseables.

Cuidados que necesita un tatuaje

Steel Of Doom es un estudio, ubicado en la ciudad de Barcelona, que se ha especializado en los tatuajes realistas. Destacan por sus recreaciones de imágenes en blanco y negro, tan precisas que parecen fotografías sobre la piel. Aunque este es su punto fuerte, también tatúan con otros estilos.

Como expertos en el tema, sostienen que el 60 % del resultado de un tatuaje depende de los cuidados que se le apliquen. Recuerdan a los interesados que un tatuaje es una herida abierta, expuesta a elementos externos que pueden generar infecciones y reacciones alérgicas con mucha facilidad. Un buen tratamiento preventivo comienza con la curación inicial.

Es indispensable usar en los primeros lavados productos como cremas específicas, geles con pH neutro y papel secante. Las rutinas de limpieza deben realizarse un mínimo de 3 veces al día durante la primera y segunda semana. A partir de la tercera, es necesario el uso de cremas hidratantes, todo el tiempo que sea posible, hasta que el proceso de cicatrización haya finalizado.

Recomendaciones para el verano

Una persona que se haya hecho un tatuaje recientemente, o planee hacérselo aprovechando las vacaciones de verano, debe evitar el consumo de cerveza durante los 3 días posteriores al tatuado. Según los profesionales de Steel Of Doom, el alcohol y la cebada de la cerveza retrasan la cicatrización.

Durante las 4 semanas posteriores al tatuaje, está prohibido bañarse en piscinas o en la playa. Eso es porque el cloro y la sal marina contienen elementos que pueden disminuir la definición del dibujo y desmejorar su apariencia. Si se altera el proceso de cicatrización, los efectos indeseables sobre al tatuaje serán permanentes.

Para las personas que tienen un tatuaje desde hace tiempo, también hay precauciones que pueden tomar. Una de las principales es protegerse del sol, escogiendo ropa veraniega que no lo deje tanto al descubierto. Tampoco se debe exponer el tatuaje a los rayos de las máquinas de bronceado. Para ambos casos, es recomendable usar cremas con factor de protección UV para evitar que el dibujo pierda el tono original.

Aquellos que cuenten con Steel Of Doom para tatuarse en verano pueden consultar con el equipo más dudas sobre este tema.

 

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?