Casas reales

Conversación privada en el funeral del 11-M

El rey, a Anasagasti: “¿A que no me sueltas a la cara lo que dices por ahí?”

Don Juan Carlos ha invitado a Zarzuela al senador del PNV para hablar en privado

Iñaki Anasagasti con su libro 'Una monarquía protegida por la censura'.
photo_cameraIñaki Anasagasti con su libro 'Una monarquía protegida por la censura'.

Iñaki Anasagasti es el político más crítico con el rey. En los últimos años, el ahora senador del PNV ha elevado de manera considerable sus críticas. Don Juan Carlos, que conoce todo lo que se dice de él, quiso invitarle a una conversación cara a cara en Zarzuela.

El Confidencial Digital ha podido tener acceso a la conversación que mantuvieron el rey y su ‘contrincante’ Anasagasti hace sólo unos días. Sucedió el pasado martes, 11 de marzo, con motivo del funeral por los atentados de 2004 al que asistieron los reyes.

El intercambio de palabras fue el primero que ambos mantienen en los últimos años, tras la crisis por la cacería de Botsuna y, especialmente, el caso Nóos. Esto fue lo que ocurrió:

-- Entre los invitados al funeral se encontraban, además de los reyes, la princesa Letizia y la infanta Elena, el presidente del Gobierno y su esposa, y representantes de todo el arco parlamentario en el Congreso y el Senado. Anasagasti se situó en cuarta fila, a unos diez metros del lugar destacado que ocupó don Juan Carlos. No intercambiaron palabras en ningún momento de la ceremonia.

-- Los reyes fueron, junto al arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, los primeros en abandonar la catedral una vez terminado el acto religioso. Monseñor despidió a don Juan Carlos en el pórtico de la catedral, pero éste último decidió no marcharse. Se quedó unos minutos en ese lugar junto a la familia real.

-- Por allí fueron saliendo las autoridades: Esperanza Aguirre, Alfredo Pérez Rubalcaba, Ana Botella, Aitor Esteban… e Iñaki Anasagasti. A todos ellos les fue dando la mano primero el rey y, más tarde, la reina, la princesa y la infanta.

-- El encuentro fue ‘de sopetón’. Anasagasti y el rey se encontraron a apenas dos metros de distancia y ya no había forma de evitarse.

-- El senador jeltzale decidió dar la mano al monarca y es entonces cuando se produjo la conversación:

-- “¿A que no me sueltas a la cara lo que dices por ahí?”, espetó el monarca a Anasagasti. El tono era una mezcla entre gracioso y enfadado.

-- “Por supuesto que sí –le respondió en senador-. Deme la oportunidad”.

-- La respuesta del rey no dejo indiferente: “Te vienes a mi casa y me lo dices”, dijo entre carcajadas, pero también con un tono que fue interpretado como un reproche.

-- El senador añadió: “No se preocupe. Yo las cosas las digo de frente”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?