Casas reales

El entorno de don Juan Carlos se dirigió a Carlos de Inglaterra para que mediara ante el tribunal de Londres

“Juan Carlos respira tranquilo al saber la decisión del tribunal”, según personas cercanas al rey emérito

Juan Carlos I, en el centro, en el funeral de Isabel II.
photo_camera Juan Carlos I, en el centro, en el funeral de Isabel II.

La decisión del tribunal de Londres sobre la demanda presentada por Corinna Larsen, reconociendo la inmunidad de don Juan mientras estuvo en el trono, es decir, hasta el año 2014, ha sido recibida con satisfacción por el rey emérito.

“Juan Carlos respira tranquilo al saber la decisión del tribunal”, comentan a Confidencial Digital personas de su entorno directo.

Esas fuentes han confirmado a ECD que su círculo más cercano se había puesto en contacto con el nuevo monarca de Inglaterra, para plantearle la posibilidad de una intervención de cara a la protección que finalmente le ha otorgado la justicia británica.

Una llamada directa

Otras fuentes consultadas por ECD destacan que la presencia de don Juan Carlos en la abadía de Westminster, en el funeral por la reina Isabel II, junto con don Felipe, doña Letizia y doña Sofia, y con el resto de casas reales, decidida y programada por Buckingham, ayudó a “visualizar” la pertenencia del rey emérito a la familia real española, y posiblemente influyó en las deliberaciones del tribunal de Londres.

Teniendo en cuenta la buena relación que existe entre ambas casas reales, no sería de extrañar que la conversación citada, sobre una mediación ante el tribunal de Londres, se hubiera producida directamente entre don Juan Carlos y Carlos III de Inglaterra, aunque las fuentes de su entorno no lo han confirmado.

¿Visita en Navidad?

La decisión de los jueces británicos abre la puerta a la posibilidad de una llegada de don Juan Carlos con motivo de las próximas festividades de Navidad, que en todo caso tendría que tener el “visto bueno” de La Zarzuela, es decir, del propio rey Felipe VI.

El anuncio de la fiscalía española de que archivaba las causas abiertas sobre el rey emérito, tras las investigaciones sobre su patrimonio en el extranjero, motivó en gran medida que se “autorizara” el viaje de don Juan Carlos en el mes de mayo, para participar en las regatas de Sanxenxo.

Prohibida la vuelta

Tras una estancia de cuatro días con sus amigos de la vela, en medio de una gran expectación mediática, antes de regresar a Abu Dabi, don Juan Carlos estuvo once horas en el Palacio de la Zarzuela para reunirse con Felipe VI y ver a algunos familiares, entre ellos, la reina Sofía.

Había previsto volver a Sanxenxo en junio, con el fin de participar en el Mundial de 6 metros con el «Bribón», pero el plan se frustró debido al malestar del Gobierno y la oposición de La Zarzuela por cómo se había desarrollado la primera visita.

Ahora, el auto favorable de los jueces británicos podría propiciar una nueva llegada de don Juan Carlos a España coincidiendo con las próximas fiestas navideñas.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable