Casas reales

Felipe VI dejó claro que en el caso de su padre actúa como rey y no como hijo

Afirmó que los principios éticos “obligan a todos sin excepciones” y están por encima de consideraciones “personales o familiares”

El rey Felipe durante el discurso de Nochebuena de 2020.
photo_camera El rey Felipe durante el discurso de Nochebuena de 2020.

Felipe VI pronunció anoche su séptimo discurso de Navidad, en un momento política y personalmente complicado, también por las expectativas que se habían levantado sobre si realizaría una mención expresa a los problemas que afronta su padre, Juan Carlos I, por la investigaciones sobre las cuentas en Suiza, e incluso si condenaría expresamente su comportamiento.

El primer mensaje de Nochebuena como rey, en 2014, se desarrolló también en un ambiente difícil, entonces porque se encontraba en alza el caso Nóos, que afectaba a su hermana, Cristina y a su cuñado, Iñaki Urdangarín.

En aquel momento, Felipe VI habló de la gravedad de la crisis económica y de los comportamientos irregulares de algunos servidores públicos. “Debemos cortar de raíz y sin contemplaciones la corrupción”, afirmó entonces.

Mensaje de confianza ante el covid

Los años siguientes centró sus discursos sobre todo en la unidad de España, amenazada por el intento independentista de Cataluña, y en la vigencia de la Constitución española, que cumplía aniversarios.

Anoche, el rey se centró especialmente en la amenaza que supone la pandemia de coronavirus, con un mensaje de confianza en que la crisis se superará. “Contamos con una sociedad fuerte y con un estado sólido… Y contamos sobre todo con nuestro sistema de convivencia democrática”, afirmó.

En ese entorno, teniendo en cuenta la expectación que se había creado, pronunció los dos párrafos esperados, que en principio hacían referencia a la conducta de su padre: “Y junto a nuestros principios democráticos y el cumplimiento de las leyes necesitamos también preservar los valores éticos que están en las raíces de nuestra sociedad”.

Los principios éticos obligan a todos

“Ya en 2014, en mi proclamación ante las Cortes Generales, me referí́ a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas. Unos principios que nos obligan a todos sin excepciones; y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares”.

La frase “obligan a todos sin excepciones” se entendió como una alusión a su propio padre, y la afirmación de que esos valores se sitúan por encima de consideraciones “personales o familiares” apuntan a su propia actuación respecto a don Juan Carlos.

Como rey, no como hijo

Con esa última afirmación, Felipe VI quiso dejar claro que, en todo esto, él viene actuando como rey y no como hijo.

A ese respecto, hay que recordar que el actual monarca apartó a su padre de cualquier actividad institucional, le retiró la asignación económica, proclamó que no aceptaba de él ninguna herencia, le empujó a abandonar La Zarzuela, y se resistió a que regresara a España esta Navidad.

Reacciones de los partidos

Con anterioridad, los principales partidos, PSOE, el PP, Vox y Ciudadanos mostraron su convicción de que el discurso de Nochebuena del rey Felipe VI, sería una intervención apropiada y “tranquilizadora”. Y en esa dirección han ido sus valoraciones posterior.

Podemos anunció que esperaba explicaciones sobre los escándalos del rey emérito que no se han producido, y ha dejado ver su disconformidad y malestar con el contenido del mensaje navideños del monarca.

La primera reacción la expresó Pablo Echenique, a los pocos minutos de acabar el discurso. Lo hizo con una crítica directa a Felipe VI: “Podría haber explicado por qué ocultó (durante 2 elecciones generales) que (al menos) desde marzo de 2019 conocía los negocios turbios de su padre y por qué sólo lo reconoció el 15/03/2020, con España en shock por el confinamiento y tras publicarlo el Telegraph”.

Desde el Partido Popular, Pablo Casado aplaudió el mensaje: “En un mensaje impecable, Felipe VI muestra su cercanía con los españoles que peor lo pasan por la pandemia y la crisis. Y defiende la unidad nacional, la concordia constitucional y la ejemplaridad de las instituciones. Juntos superaremos esta situación con un gran Rey al frente”.

Numerosos dirigentes de Ciudadanos salieron de inmediato a apoyar en sus cuentas de Twitter las palabras del rey: “En el año más difícil, comparto las palabras del Rey: “España saldrá adelante. Con esfuerzo, unión y solidaridad. Con todos y para todos””, escribió Inés Arrimadas.

El líder de Vox, Santiago Abascal, publicó una foto con sus hijos viendo el discurso y recogió una frase del jefe del Estado: “Felipe VI: "No somos un pueblo que se rinda o se resigne en los malos tiempos. No va a ser nada fácil superar esta situación y en cada casa lo sabéis bien. Pero yo estoy seguro de que vamos a salir adelante. Con esfuerzo, unión, y solidaridad España saldrá adelante””.

Gabriel Rufián, portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya en el Congreso de los Diputados, comentó el discurso del rey con varios mensajes en los que se burlaba de la empatía de Felipe VI con los ciudadanos más golpeados por la crisis, y puso en duda esa distancia con Juan Carlos I que quiso marcar el rey.

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?