Casas reales

La infanta Elena responde a quienes cuestionan la salud del rey emérito: “mi padre está fenomenal”

Juan Carlos I ha expresado a su entorno más cercano su malestar por las informaciones que arrojan dudas sobre su estado físico

Don Juan Carlos I.
photo_camera S.M. Don Juan Carlos I

El Rey Juan Carlos celebró su 83 cumpleaños junto a su primogénita, la infanta Elena, el pasado 5 de enero en Abu Dabi (Emiratos Árabes).

Pese a su deseo inicial de volver a España por Navidad, el emérito decidió permanecer en el país árabe debido a la situación sanitaria por la pandemia del coronavirus y ser una persona de riesgo. Esa fue la explicación oficial que se ofreció.

En los cinco meses que lleva el monarca en Emiratos apenas ha trascendido información alguna sobre su día a día. Tampoco se habían filtrado imágenes… hasta el pasado 3 de enero.

El programa ‘Viva la vida’ difundió una fotografía de Juan Carlos I en la que aparecía el rey emérito en el puerto deportivo de Yas Marina (Abu Dabi), caminando con ayuda de dos de sus escoltas tras bajar de un barco.

El rey Juan Carlos en Abu Dabi. 'Viva la vida'. Telecinco.

Esta imagen provocó multitud de especulaciones. Varios medios aseguraron que existe cierta preocupación por el estado de salud del monarca, que han definido como delicado o deteriorado.

Sin embargo, fuentes próximas a la Familia Real han trasladado el malestar del emérito por estas noticias en las que se cuestiona la salud de Su Majestad.

Confidencial Digital ha podido saber, de hecho, que Juan Carlos I ha salido al paso de la fotografía en cuestión afirmando que ofrece una imagen distorsionada sobre su verdadero estado físico. Recuerda que fue operado en 2018 de la rodilla y que andaba en aquel instante sobre un suelo de madera inestable. Por este motivo, en lugar de su bastón, prefirió ayudarse de los guardaespaldas para cubrir el trayecto desde el barco a tierra firme.

El entorno más próximo a Juan Carlos I, entre ellos su primogénita, confirma que goza de buena salud y que su padre no entiende el interés de los medios españoles por difundir que se encuentra en mal estado.

El monarca ha pasado por quirófano en 17 ocasiones, insisten desde su entorno, la mayoría de ellas por problemas en la cadera y la rodilla derecha. No hay más.

83 cumpleaños junto a su hija mayor y mejores amigos

Elena de Borbón viajó a Abu Dabi el pasado domingo 3 de enero para visitar al emérito y celebrar junto a él su 83 cumpleaños. Su estancia se prologó en Emiratos Árabes hasta el pasado 7 de enero.

Se trata de la segunda visita de la duquesa de Lugo, que ya viajó al país árabe a finales de noviembre para celebrar junto al monarca el 45 aniversario de su proclamación como Rey de España.

Tradicionalmente, el rey Juan Carlos festejaba su cumpleaños el 5 de enero, en la intimidad, junto a su familia, puesto que era al día siguiente, en la Pascua Militar, cuando recibía las felicitaciones públicas en el acto que tiene lugar en el Palacio Real.

Sin embargo, este año ha soplado las velas a más de 5.700 kilómetros de Zarzuela, aunque en compañía de la infanta Elena. Además, como han filtrado algunos medios, el rey Juan Carlos ha soplado las velas también junto a alguno de sus mejores amigos.

En una fecha tan señalada, nombres propios que han estado junto al monarca en años de bonanza no le abandonan en esta nueva etapa. Entre los invitados estarían el marqués de Sauceda y Armando Capriles.

Este ha sido un cumpleaños diferente para el monarca. No solo por estar lejos de España, sino porque es el primero que celebra sin su hermana, Pilar de Borbón. La duquesa de Badajoz falleció el 8 de enero de 2020.

Navidades fuera de España

Juan Carlos I se trasladó a Abu Dabi el pasado 3 de agosto, sin que trascendieran apenas noticias sobre su lugar de residencia.

El monarca tenía pensado trasladarse a España en Navidad pero, como se ha dicho, finalmente decidió permanecer en Emiratos Árabes. El emérito entiende que su estancia en el país árabe es temporal y desde su entorno señalan que “está deseando volver”.

Según se ha contado, tiene intención de regresar en cuanto pueda al Palacio de la Zarzuela que tanto echa de menos. Esta postura provoca cierta inquietud por los procesos judiciales abiertos.

Una deuda saldada a tiempo

En diciembre de 2019 la Fiscalía del Tribunal Supremo comenzó a investigar los gastos de varias tarjetas de crédito que usaban tanto Juan Carlos de Borbón como otros miembros de la Familia del Rey, desde 2016. 

El pasado 3 de noviembre la investigación salió a la luz y la fiscal general del Estado aseguró que la causa estaba ya muy avanzada.

Como consecuencia del uso de las tarjetas ‘black’ el emérito había contraído una deuda con el Fisco de casi 700.000 euros. Sin embargo, el asunto quedó zanjado con el pago de la cantidad adeudada y sus intereses y recargos.

El abogado de Juan Carlos I, Javier Sánchez-Junco, explicó en un escrito el pasado 9 de diciembre que: “S.M. el Rey don Juan Carlos me ha dado instrucciones para que haga público que, en el día de hoy, ha procedido a presentar ante las Autoridades Tributarias competentes, una declaración sin requerimiento previo, de la que se ha resultado una deuda tributaria, ya satisfecha, por importe de 678.393,72 euros incluyendo intereses y recargos”.

De este modo el emérito evitó que se abriera una causa judicial contra él por este frente, ya que la legislación española prevé que pueda eludirse el delito fiscal si el implicado satisface el importe y los cargos derivados por el transcurso del tiempo.

El vídeo del día

Más de 60 medios y casi 300 personas participan en la extinción del incendio en Liétor
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?