Casas reales

Juan Carlos I ha encargado a Pedro Campos que le gestione un “refugio estable” en República Dominicana

Eligió Abu Dhabi como destino transitorio pero el alargamiento de los trámites judiciales en España le ha llevado a buscar un destino menos polémico y más tranquilo

Juan Carlos I, en un viaje a República Dominicana en 2016.
photo_camera Juan Carlos I, en un viaje a República Dominicana en 2016.

Han transcurrido casi tres meses desde que Juan Carlos I abandonara España rumbo a Emiratos Árabes Unidos debido al escándalo por sus presuntos negocios irregulares, y, pasado ese tiempo, el rey emérito busca ahora un “refugio estable”. Ha pedido a Pedro Campos que le ayude a gestionar su traslado y residencia en República Dominicana.

Desde su salida de España, don Juan Carlos ha mantenido una relación fluida por teléfono con sus amistades más íntimas, tal y como pudo confirmar ECD hace unas semanas.

A ese entorno, su íntimo amigo el regatista Pedro Campos les ha revelado recientemente que mantiene contacto con el rey emérito “de cuando en cuando”, para hablar sobre todo de vela, y así lo hicieron en concreto sobre la última competición en la que participó el Bribón en Sanxenxo, a mediados de octubre.

Antes de su marcha a Abu Dhabi, Sanxenxo fue la última escala de don Juan Carlos en España, donde cenó con Campos y la tripulación del barco.

El rey busca un refugio más estable

Según fuentes del entorno más próximo a don Juan Carlos, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, la intención del ex jefe del Estado es trasladar su residencia de una forma más estable a República Dominicana en las próximas semanas. 

Una de las ubicaciones que se baraja es el complejo Casa de Campo, en La Romana, propiedad de la familia Fanjul. Y las gestiones para llevar a cabo la mudanza las ha confiado a Pedro Campos, según las fuentes consultadas. 

La idea en este momento es que los Fanjul, una conocida familia de origen español, muy adinerada de Latinoamérica gracias a plantaciones de azúcar, sean los anfitriones durante la estancia de Juan Carlos I en la República Dominicana.

El empresario Pepe Fanjul, uno de sus amigos más cercanos, que está al tanto de los movimientos, ha mostrado en las últimas semanas su confianza en que el rey emérito pueda regresar lo antes posible al Palacio de la Zarzuela.

Centro del debate político

La monarquía se ha situado estos últimos meses en el centro del debate político, por las críticas a la institución, y al propio Felipe VI, que ha ido realizando los ministros de Unidas Podemos y el propio Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

En medio de la grave crisis generada por la pandemia, la salida de don Juan Carlos I, la polémica por la reciente ausencia del rey en el acto con los nuevos fiscales en Barcelona, junto con los acuerdos tomados en la asamblea estatal de Podemos, colocando el final de la monarquía como principal objetivo, han acentuado la discusión sobre la Corona y su continuidad.

Un hotel de lujo

Desde que la Casa Real comunicara que el rey emérito había volado a Abu Dhabi, y después de que, el 3 de agosto, confirmara que en ese momentos se encontraba “fuera de España”, oficialmente no ha trascendido ningún detalle sobre la situación en la que se encuentra el padre de Felipe VI.

Todo indica que está hospedado en un hotel de lujo blindado al acceso de la prensa, por lo que no se ha visto ninguna imagen suya en el complejo turístico. Felipe VI tampoco ha realizado ningún comentario en estos casi tres meses

Nadie ha podido confirmar que el rey Juan Carlos haya permanecido todo ese tiempo, desde el mes de agosto, en el feudo de Jalifa II bin Zayed Al Nahayan. El emir es un gran amigo del rey emérito, desde mucho antes de que alcanzara el poder en 2004. 

Un destino como solución transitoria

Según las fuentes cercanas a don Juan Carlos consultadas por ECD, el rey emérito había previsto la estancia en Abu Dhabi como algo “temporal”. Se planteó únicamente como una “solución transitoria”, a la espera de una relajación de la presión mediática y judicial en España.

Sin embargo, el alargamiento de los trámites judiciales le ha llevado ahora a elegir un destino “más estable”, y que sea menos polémico y más tranquilo para él.

En el entorno del rey emérito aseguran que su intención nunca fue instalarse en Abu Dahbi definitivamente, sino, como mencionó en la carta en la que comunicó a Felipe VI su marcha, el viaje respondía a su “voluntad de trasladarse, en estos momentos, fuera de España”.

No se trata de un lugar cómodo

No se pasa por alto que Abu Dhabi era uno de los países de donde el ex monarca recibía presuntamente importantes cantidades de dinero, según las afirmación de su amiga Corinna Larsen. Por ese motivo, no resulta un refugio cómodo y adecuado si la estancia se alarga en el tiempo.

Durante la conversación que mantuvo con el ex comisario Villarejo en el restaurante Santini de Londres, en 2016, Corinna afirmó: “Juan Carlos tiene que explicar de dónde saca cinco millones cada vez que va a la Fórmula 1 a Bahrein o Abu Dhabi”, según las grabaciones realizadas por el comisario.

Suspendió su regreso a Madrid

Se ha contado hace unos días que don Juan Carlos I tenía previsto regresar a Madrid el pasado 10 de octubre, en un vuelo comercial procedente, supuestamente, de Abu Dhabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), y que suspendió el viaje tras la entrevista que Corinna Larsen concedió a OKDiario.

En la conversación publicada, Corinna revelaba pasajes desconocidos de sus relaciones con don Juan Carlos durante una década (2004-2014), y mandaba una serie de mensajes a él y a toda su familia. Además insistir en los negocios y transacciones offshores del anterior jefe del Estado, desveló supuestamente cómo era la máquina de contar dinero de La Zarzuela.

Asimismo, afirmaba que hubo conspiraciones y luchas palaciegas para que don Juan Carlos abdicara tras el accidente sufrido en Botsuana, en abril de 2012. 

Según esas informaciones, la difusión de la entrevista llevó al rey emérito a descartar un regreso a España, al considerar que no era el momento más adecuado.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?