Casas reales

El rey Juan Carlos se va de España: comunica por carta a Felipe VI que es “su mejor servicio al país”

Ha anunciado su decisión “para contribuir a que pueda desarrollar su función como jefe del Estado desde la tranquilidad y el sosiego”. Zarzuela no hace mención a la situación en que queda doña Sofía

El rey Felipe y su padre, el rey Juan Carlos.
photo_cameraEl rey Felipe y su padre, el rey Juan Carlos.

El Rey emérito, Juan Carlos I, ha comunicado a su hijo, Felipe VI, su “meditada decisión de trasladarse fuera de España”, ante la “repercusión pública” de las noticias sobre sus cuentas en el extranjero y “para contribuir“ a que su hijo pueda desarrollar su función como jefe del Estado “desde la tranquilidad y el sosiego” que el cargo requiere, según la carta difundida por la Casa del Rey.

La nota no explica en qué país vivirá a partir de ahora don Juan Carlos, ni en qué momento dejará el alacio de La Zarzuela, donde ha residido desde hace 58 años. Sí presenta su salida como una decisión voluntaria, aunque consensuada con su hijo, Felipe VI, que ha expresado su “sentido respeto y agradecimiento” por la decisión.

Finalmente, Juan Carlos I no perderá el título honorífico de Rey, que le fue concedido por un rea decreto de junio de 2014, pocos días antes de su abdicación. El padre del Rey se había mostrado contrario a renunciar voluntariamente a este título, que no conlleva ningún privilegio asociado, y su hijo no ha querido privarlo de él contra su voluntad como hizo con su hermana Cristina, a raíz del caso Urdangarin.

Este es el texto íntegro de la misiva remitida por Juan Carlos I a su hijo:

“Majestad, querido Felipe, con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.

Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme en estos momentos fuera de España.

Una decisión que tomo, con profundo sentimiento pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante 40 años y durante todos ellos siempre he querido lo mejor para España y para la Corona.

Con mi lealtad de siempre.

Con el cariño y afecto de siempre, tu padre”.

Según el comunicado de la Casa del Rey, Felipe VI ha transmitido a su padre su “sentido respeto y agradecimiento ante su decisión”.

“El Rey desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia; y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que esta se asienta, en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico”, concluye la nota.

La decisión del rey emérito se produce tras las investigaciones abiertas por fiscales suizos y españoles sobre los supuestos fondos en paraísos fiscales de Juan Carlos I. El abogado del rey emérito ha hecho público también un comunicado en el que asegura que a pesar de la salida de Juan Carlos I de España, su cliente está a disposición a disposición del ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que se considere oportuna.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable