Casas reales

Unidad y Constitución, las recetas de Felipe VI para superar la crisis de España

En plena guerra Gobierno-Tribunal Constitucional, el rey insistió en su mensaje de Navidad en “fortalecer las instituciones”, a las que pidió “integridad y rectitud”

El rey Felipe, en el discurso de Nochebuena (Foto: © Casa de S.M. el Rey).
photo_camera El rey Felipe, en el discurso de Nochebuena (Foto: © Casa de S.M. el Rey).

Felipe VI reconoció ayer, en el mensaje de Navidad de este año, que España se encuentra en una situación de crisis, para la cual propuso dos remedios: unidad y Constitución. Hizo también un llamamiento a “fortalecer las instituciones”, en plena batalla entre el Gobierno y el Tribunal Constitucional. Les pidió colaboración leal y respeto a la Constitución y a las leyes.

Ante los problemas que sufre el país, diciendo que había sido un año “complicado y difícil”, el rey lanzó un llamamiento a la “confianza en nosotros mismos como Nación”

La transformación de España en las últimas décadas “gracias al éxito de la transición a la democracia y a la aprobación de nuestra Constitución”, avalan esa confianza. Lo mismo que el haber superado problemas pasados, el último la pandemia de Covid.

Los tres desafíos

Las democracia en el mundo están expuestas a muchos riesgos, y España no es una excepción. Tres son -dijo el rey- los desafíos más importantes que tiene España: la división, el deterioro de la convivencia y la erosión de las instituciones.

La división -afirmó- hace más frágil la democracia, la unión la fortalece. Y, aunque no aludió a las tensiones territoriales que afronta el país, sí destacó, a propósito de la invasión de Ucrania, que “la integridad territorial y la independencia de los estados son principios irrenunciables”. También mostró su solidaridad con el pueblo ucraniano.

La unión, la unidad, constituye un asunto preferente en Felipe VI desde el principio de su reinado, como demostró en 2017, con su decidida postura frente al independentismo catalán. Y anoche volvió a hablar de unión.

La Constitución

Garantía de unidad es la Constitución, afirmó. Representa la unión lograda entre los españoles. En los valores constitucionales debemos seguir encontrando la unión, que nos asegura estabilidad y progreso, y una convivencia que es nuestro patrimonio. Convivencia que antepone la voluntad de integrar al deseo de excluir.

Han cambiado muchas cosas en estos cuarenta y cinco años, pero los principios de la Constitución no pueden debilitarse. Son el lugar donde los españoles nos reconocemos y nos aceptamos unos a otros a pesar de nuestras diferencias. La Constitución representa la unión lograda entre los españoles.

Fortalecer las instituciones

En el marco de la reciente crisis entre el Gobierno y el Tribunal Constitucional, aunque sin citarla, Felipe VI incidió en la necesidad de “fortalecer nuestras instituciones”.

Unas instituciones que sean sólidas y protejan a los ciudadanos; que respondan al interés general y “ejerciten sus funciones con responsabilidad”; que reflexionen sobre los riesgos para nuestra convivencia y las propias instituciones. Que deben -precisó-  ser “ejemplo de integridad y rectitud”.

Insistió en lo mismo, unidad y fortalecer las instituciones, en sus palabras finales, cuando animó a mirar al futuro con confianza. “Tenemos que seguir decidiendo todos juntos nuestro destino, nuestro futuro”, cuidando nuestra democracia, protegiendo la convivencia, “fortaleciendo nuestras instituciones”.

 

Los problemas de la gente

El rey se mostró sensible a los problemas de la gente, cuando habló de dificultades de las familias, que necesitan apoyo continuado de los poderes públicos. Citó el coste de la energía, de la subida de precios, sobre todo en los alimentos, aunque lanzó un mensaje de confianza. Confianza en nosotros mismos, afirmó.

Igualmente, se refirió a Europa como una de las ‘soluciones’ de futuro. “Somos Europa y necesitamos a Europa”. Aludió a la presidencia española de la UE el año próximo.

Fotos de la princesa Leonor

La Zarzuela suministró a los medios las fotografías que se proyectaron en la pantalla mientras, al término del mensaje, sonaba el himno nacional, imágenes centradas en actividades protagonizadas por los miembros de la familia real, y en las que se daba especial presencia a la heredera, la princesa Leonor.

De las siete instantáneas, Leonor aparecía en cinco, don Felipe en cuatro, la infanta Sofía en cuatro, y la reina Letizia en tres. Aunque, en su caso, también figuraba la reina en la fotografía que se vio en una mesita durante la alocución del rey, de la cumbre de la OTAN en Madrid, en la que don Felipe y doña Letizia posaban para la foto de familia junto con los representantes de los países integrantes de la Alianza.

Mil cuatrocientas palabras

El escenario del mensaje fue el salón de audiencias de La Zarzuela, duró doce minutos y el rey pronunció mil cuatrocientas palabras. Don Felipe vestía traje azul marino, camisa celeste y corbata granate con rayas.

En la sala podían verse dos banderas, una de España y la otra de la Unión Europea, un árbol de Navidad y un pequeño belén de la colección privada. Y una fotografía de la cena de gala con motivo de la cumbre de la OTAN en Madrid.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable