Comunicados

Ahorra en tu compra semanal

El verdadero ahorro lo obtendremos si cambiamos nuestros hábitos de compra en los supermercados y al usar correctamente el refrigerador

Supermercado.
photo_camera Supermercado.

La inflación está desbocada y la circunstancia trae de cabeza a las familias. La percepción generalizada es que el alza de precios en la alimentación es incluso superior a la reflejada en los datos oficiales del IPC.

Ante esta tesitura, las familias españolas se esfuerzan en contener el gasto alimenticio, no siempre con los resultados esperados.

Algunos trucos caseros para rebajar el gasto diario en alimentos son saber cómo dosificar correctamente el aceite de oliva, saber cuántos gramos de producto lleva cada ración de comida o conocer cómo medir el café.

Pero el verdadero ahorro lo obtendremos si cambiamos nuestros hábitos de compra en los supermercados y al usar correctamente el refrigerador. Veamos cómo hacerlo:

1. Compra productos de marca blanca de primera calidad

¿Cómo? Examinando atentamente el etiquetado. Observaremos que muchos de ellos están fabricados por las primeras marcas, con la salvedad de que se les cambia el envase o la etiqueta.

Y si no figura el nombre de la marca fabricante, fijémonos en el número de registro sanitario que ha de figurar obligatoriamente en la etiqueta.

Usando el buscador del móvil e introduciendo ese número, sabremos qué empresa es la que realmente fabrica el producto.

2. No llenes de comida tu frigo

Métete en la cabeza que, cuanta más comida hay en un frigorífico, mayor es la cantidad de producto que se pierde. Compra solo lo que necesites para el día o la semana y evita hacer un acopio excesivo de alimentos.

3. Utiliza el método FIFO

FIFO son las siglas de First In, First Out. Esta expresión inglesa se traduce como “lo que entra primero sale primero”.

Al usar el refrigerador, invierte un minuto en colocar al fondo lo que acabas de comprar y cerca de la puerta lo que ya estaba dentro de la nevera. De esta forma, reduces la probabilidad de que los alimentos envasados caduquen y de que se pasen los platos ya preparados.

4. En el súper, evita los expositores y lineales situados cerca de las zonas de caja

Para ahorrar, todos buscamos los productos que están en oferta. Pero muchas veces, el ahorro conseguido se evapora porque caemos en la tentación de adquirir ciertos artículos expuestos cerca las cajas.

 

Estos productos están colocados ahí por tres motivos:

  • Suelen ser cosas que los clientes no incluyen en su lista de la compra habitual (caramelos, chocolatinas, snacks, etc.).
  • Su precio no está rebajado.
  • Están en ese lugar para que el cliente se fije en ellos mientras espera y decida incluirlos en la cesta.

Mediante esta simple técnica de merchandising, el establecimiento incrementa el importe medio de los tickets y el cliente incurre en gastos absolutamente prescindibles.

5. Un consejo exclusivo para los gourmets del café

Y como somos muy cafeteros, nos permitimos incluir un consejo exclusivo para aquellos que comparten nuestra pasión por los cafés de alta selección y elevado precio por kilo:

  • Compra tus delicatessen cafeteras en establecimientos online especializados en los mejores granos de café del mundo.
  • Si para adquirir tu café utilizas los sistemas de suscripción disponibles en esas tiendas virtuales, te sorprenderán los muy considerables descuentos respecto de los precios ofrecidos en las tiendas y tostaderos de café que se encuentran a pie de calle.

Para terminar, está suficientemente demostrado que pagar por medios electrónicos aumenta la tendencia al gasto. Conque una idea complementaria es que limites tu presupuesto diario a una cifra concreta, lleves en metálico solo esa cantidad y pagues en efectivo tu compra semanal o diaria.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes