Comunicados

¿Cómo asegurar el hogar contra robos estas navidades? Por ACOPI Cerrajeros

Para ir de vacaciones con tranquilidad, es mejor asegurar la vivienda de manera efectiva. Puertas blindadas, cerraduras reforzadas, alarmas, cámaras o simuladores de presencia, aquí están todas las soluciones que ahuyentarán estas navidades a los ladrones
/COMUNICAE/

Para ir de vacaciones con tranquilidad, es mejor asegurar la vivienda de manera efectiva. Puertas blindadas, cerraduras reforzadas, alarmas, cámaras o simuladores de presencia, aquí están todas las soluciones que ahuyentarán estas navidades a los ladrones


Así que, ante estas vacaciones, aquí están todas las soluciones disponibles hoy para asegurar la casa y ponerla bajo una campana de seguridad, para que se pueda dejar con tranquilidad de la mano de ACOPI expertos cerrajeros en Madrid.

¿Quién no ha temido nunca ser robado?
Cualquiera que haya experimentado un incidente de este tipo sabe que es bastante traumático ante el hecho de evidente desprotección de los enseres personales, objetos de valor incluso de la propia familia.

Pero aquí está la buena noticia: con los avances en la tecnología, se está haciendo cada vez más difícil para los ladrones llevar a cabo sus fechorías sin ser atrapados.

Y es probable que estas soluciones ya estén dando sus frutos, ya que, según las últimas cifras del Ministerio del Interior, los robos en 2021 se reducirán en un 8% en comparación con el año anterior.

Pero con más de 200.000 delitos registrados este año, todavía hay que hacer esfuerzos para disuadir definitivamente a los delincuentes. Tanto más cuanto que, según un estudio, un tercio de las residencias principales todavía no tendrán equipo de seguridad con mínima garantía.

Por último, es durante el período de vacacional cuando los robos son más numerosos, con un 30% de las infracciones anuales registradas sólo durante los periodos vacacionales, veamos los interesantes consejos que se puede dar un cerrajero profesional como ACOPI.

Optar por ventanas y puertas a prueba de ladrones
Garantizar la seguridad de un hogar significa, en primer lugar, evitar la entrada fácil. Una encuesta publicada en 2019 reveló que el 64% de los ladrones irrumpen en los domicilios a través de las puertas y el 22% a través de las ventanas para entrar en un hogar, negocio, etc. Por lo tanto, en primer lugar, es con las zonas de entrada que se debe ser más cuidadosos.

Advertisement

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus suma
cerca de 630.000 casos a
nivel mundial.

Primero las puertas, cuya estructura debe ser lo más sólida posible. Hay dos tipos de puertas de seguridad: aquellas en las que sólo el marco (el marco de la puerta) está hecho de metal, lo que retrasa los robos con apalancamiento denominadas puertas blindadas, y las que están hechas completamente de metal, que se consideran a prueba de manipulaciones de este tipo denominadas puertas acorazadas.

Aunque cuesta entre 1.000 y 3.000 euros comprar este tipo de modelo sustituyen la actual puerta obsoleta por la puerta completa con estructura acorazada, cabe señalar que también se puede optar por reforzar la actual puerta incorporando elementos como escudos acerados, cerraduras con doble bombín y otros elementos que permiten mejorar la seguridad con menor gasto, es importante tener muy en cuenta que el 40% de la seguridad que se puede comprar, radica en una correcta instalación.

Todavía hay ventanas y puertas-ventanas, cuyo marco también puede ofrecer más o menos resistencia dependiendo de su naturaleza. Los modelos blindados que combinan una estructura sólida con cristales antirrobo son entre un 20 y un 30% más caros que las ventanas estándar, pero valdrá la pena definitivamente para dormir tranquilo.

Elegir cerraduras de alta seguridad que ahuyentan a los ladrones
En el corazón de la seguridad de la vivienda, la fiabilidad de las cerraduras es obviamente muy importante para protegerla de los robos. Pero es importante saber que, para un ladrón experimentado, ninguna cerradura es imposible de abrir, sobre todo cerraduras que han quedado obsoletas como las cerraduras de gorjas.

El estándar UNE-EN 1627 se utiliza para medir la resistencia de las cerraduras a la intrusión. Se divide en tres categorías:

Para una resistencia de 5 minutos, para 10 minutos y para 15 minutos. Para una puerta estándar, es aconsejable optar por una cerradura con al menos tres puntos de cierre (en el tirador, en la parte superior y en la parte inferior de la puerta), pero se pueden añadir otros, sobre todo cuando la puerta tiene más de 2,40 m de altura.

Para dificultar la apertura, el cilindro que compone la cerradura debe tener también un gran número de pines y en diferente posición, y debe funcionar con una llave no plana cuya copia solo se realizar con una tarjeta que acredita un título de propiedad con numeración única.

También se puede añadir cerraduras adicionales, abridores de puertas, escudo protector para hacer una puerta ultra segura. O incluso protecciones de bisagra que evitarán que se desatornille. Por último, si la puerta de entrada es la que más preocupa por la eficacia de las cerraduras, también es posible añadir cerraduras a las ventanas y mirillas.

Recientemente, han aparecido en el mercado cerraduras electrónicas conectadas a la Wifi. Operando sin una llave, son imposibles de forzar ya que abren por código incopiable, tarjeta o incluso por huellas dactilares o retinales. Esta solución de cerraduras inteligentes también permite controlar la apertura a distancia, pero sobre todo ser avisado en tiempo real en el teléfono móvil si la cerradura es forzada.

Pensar en sistemas de alarma efectivos
Se estima que el 95% de los ladrones huyen cuando se activa una alarma. Por consiguiente, este equipo reduce considerablemente los riesgos, tanto más cuanto que se ha mejorado y abaratado mucho en los últimos años.

Ahora operando de forma inalámbrica, con detectores en puertas y ventanas y sensores de movimiento estratégicamente instalados en la casa, la sirena se activa a la menor intrusión. Aunque la mayoría de los sistemas de alarma funcionan con una llave o un código, los modelos más sofisticados se activan mediante huellas biométricas y también pueden programarse según escenarios específicos. Pueden ser activados en momentos regulares en franjas horarias, o activación dirigida en ciertas áreas del hogar.

Las alarmas conectadas también avisan de cualquier intrusión en el teléfono. Y por una suscripción (unos 20 a 30 euros al mes), la alerta también puede ser transmitida a una empresa de vigilancia a distancia que enviará un agente de seguridad al lugar.

Por último, mientras que una alarma audible es la protección más eficaz contra el robo, una luz automática, denominada señalización visual, fuera de la casa también puede actuar como una alarma visual. Al instalarla en la entrada, disuade a algunos ladrones de exponerse a la vista de los vecinos e ilumina al usuario cuando vuelve a casa por la noche.

Cámaras de vigilancia (con micrófono)
Por supuesto, ha sido posible instalar cámaras de seguridad en la casa desde hace mucho tiempo. Pero, de nuevo, la revolución de Internet ha pasado por esto y ha puesto patas arriba un mercado antes reservado para los presupuestos más altos. Mucho más asequible, primero se puede multiplicar el número de cámaras sin necesitar un presupuesto elevado para aumentar la vigilancia de toda la casa.

Pero, sobre todo, se pueden activar a distancia y comprobar lo que pasa en casa en cualquier momento en el smartphone con imágenes en vivo y en directo.

En combinación con el sistema de alarma, avisan de cualquier movimiento sospechoso en tiempo real y graban las imágenes en una base de datos segura. Mientras que el precio de una cámara conectada estándar cuesta poco más de 100 euros, algunos modelos que pueden ser girados a distancia o equipados con una lente de zoom costarán un poco más.

Fuente Comunicae

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?