Comunicados

El diagnóstico temprano del cáncer: según Iniciativas Virtuales el reto de esta nueva década

Diagnosis temprano del cáncer
photo_cameraDiagnosis temprano del cáncer

Según la Sociedad Española de Oncología Médica en su último informe, “El cáncer sigue constituyendo una de las principales causas de morbi-mortalidad del mundo. De acuerdo con los últimos datos disponibles estimados dentro del proyecto GLOBOCAN, el número de tumores continúa creciendo, habiendo aumentado desde los 14 millones de casos en el mundo estimados en el año 2012 a los 18,1 millones en 2018. Las estimaciones poblacionales indican que el número de casos nuevos aumentará en las dos próximas décadas, alcanzando los 29,5 millones en 2040”.

Con estas cifras sobre la mesa, pero también con la esperanza que nuevos estudios y tecnologías están alcanzando altas cifras de curación para distintos cánceres, parece claro cuál será el objetivo de esta próxima década: la diagnosis. Tanto es así que el incremento del 20% en la supervivencia a tumores de la sociedad española muestra cómo cada vez está más cerca ir ganando la batalla clínica a este tipo de enfermedad.

Cada vez hay menos cánceres letales y más tratamientos que son efectivos para combatirlos. Aunque las cifras asustan, la inversión en investigación – desde el sector público y privado – debe continuar arrojando luz sobre una de las pandemias de nuestro siglo. Lo que está claro es que la diagnosis temprana es vital para poder ofrecer un tratamiento que sea efectivo y que permita la curación” comentan desde Iniciativas Virtuales consultora especializada en estudios de marketing dentro del campo de la salud.

En la misma línea se posiciona la Asociación Española contra el Cáncer, que reconoce la importancia del diagnóstico en las primeras fases pero que también señala y pone el foco en que son pocos los que, hasta ahora, lo permiten. “Solo se disponen de métodos efectivos para la detección precoz para algunos cánceres como el de colon o piel" comentan, lo que hace reflexionar sobre la necesidad de seguir investigando los distintos tumores para poder encontrar una respuesta precoz en las revisiones.

Toshiba, por ejemplo, acaba de hacer público que comenzará la fase de prueba de una tecnología de diagnosis que promete, con solo una gota de sangre y dos horas, ser capaz de diagnosticar hasta trece tipos distintos de cáncer con una efectividad del 99%. Su intención es poner esta tecnología a disposición de los centros lo antes posible.

En su desarrollo han participado especialistas del Instituto del Centro Nacional de Investigación del Cáncer de Japón (NCCRI) y de la Universidad Médica de Tokio y una de las grandes novedades es la capacidad para detectar los marcadores que detectarían “cánceres gástricos, esofágicos, pulmonares, hepáticos, de vías biliares, pancreáticos, intestinales, de ovario, de próstata, de vejiga y de mama, así como como sarcomas y gliomas” exponen en su presentación desde la marca.

El foco está en la supervivencia y calidad de vida

Con tecnologías como esta, tal como comenta Toshiba, no sería necesario siquiera un hemograma entero, lo que incluso abarataría el coste de diagnóstico tan solo analizando los tipos de molécula de microARN que secretan y concentran las células cancerígenas situando en unos 165 euros los resultados en dos horas. Algo que prometen, además, explicar con más detalle en el encuentro anual de Sociedad de Biología Molecular de Japón que se celebra a principios del mes que viene.

Noticias como la que está lanzando Toshiba son del todo alentadoras. En España, según las cifras de las SEOM, esta tecnología podría diagnosticar de forma temprana más del 20% de los nuevos tumores que se diagnostican cada año, lo que es un avance notable y un ahorro sustancial de tiempo y recursos tanto para el paciente, el más importante, como para las clínicas” explica Germán Piñeiro, CEO de Iniciativas Virtuales.

Aunque cada vez se incrementa más la supervivencia, es también vital pensar en la calidad de vida. En este sentido, los tratamientos pioneros que van surgiendo permiten hablar de un incremento de la prevalencia de pacientes pasados los 5 años del primer diagnóstico.

Pese a esta esperanza, “a nivel global el cáncer sigue constituyendo una de las principales causas de morbi-mortalidad del mundo, con aproximadamente 9,6 millones de muertes relacionadas con tumores en el año 2018, de acuerdo con los datos proporcionados por la OMS. Los tumores responsables del mayor número de fallecimientos a nivel mundial fueron el cáncer de pulmón (18,4% del total de muertes por cáncer), el cáncer colorrectal (9,2%), el cáncer de estómago (8,2%) y el cáncer de hígado (8,2%)” explica el informe del SEOM Las cifras del cáncer en España.

Tratamientos pioneros y esperanzadores

El cáncer de páncreas, uno de los más letales como se muestra en todos los informes, está en el foco de investigación y desarrollo de terapia del Instituto de Descubrimiento Médico de Sanford Burnham Prebys de California. “Nuestro estudio identifica una posible combinación de tratamiento que se puede analizar de inmediato contra estos tumores agresivos. Ya nos estamos reuniendo con oncólogos de la Oregon Health & Science University para discutir cómo avanzar este descubrimiento en la evaluación clínica” comentan, lo que hace que un tratamiento más efectivo esté cada vez más cerca.

En los casos de melanoma, cáncer de pulmón, cáncer de mama, tumores ginecológicos, de cabeza-cuello o digestivos, la inmunoterapia es uno de los grandes pilares. El Premio Nobel 2018, – compartido con James P. Allison - ,Tasuku Honjo, tiene a sus espaldas hallazgos que le avalan como gran entendido en el tratamiento inmune.

Consiguió que, a través de la identificación de la proteína 1 de muerte celular programada (PD-1) y su ligando (PD-L1), fueran capaces de reconocer el tumor como algo extraño y eliminarlo. Estas protenías son las que pueden controlar el sistema inmune y convertirlo en un interruptor, activando o inhibiendo las células desde el mismo.

“Son muchos los expertos que ya hablan de que el cáncer, en menos de una década - gracias a los esfuerzos de distintos investigadores, organismos, hospitales y farmacéuticas para su diagnóstico y tratamiento – acabará convirtiéndose en una patología crónica pero apenas mortal. Sin duda, el día que eso llegue, como ha pasado con el Sida o con otras enfermedades, se habrá conseguido paliar uno de los grandes males clínicos de nuestro tiempo” concluyen desde Iniciativas Virtuales a través de su CEO Germán Piñeiro en declaraciones a este medio.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?