Comunicados

La empresa aragonesa Araven alcanza el millón de cestas de la compra recicladas vendidas dentro de su apuesta por la economía circular como línea estratégica

Una de cada siete cestas ShopRoll que Araven vende en todo el mundo ya es de la línea Reciclada. El ahorro conseguido con ellas equivale cada año a dejar de verter a la atmósfera 100 toneladas de dióxido de carbono, uno de los principales gases responsables del cambio climático
/COMUNICAE/

Una de cada siete cestas ShopRoll que Araven vende en todo el mundo ya es de la línea Reciclada. El ahorro conseguido con ellas equivale cada año a dejar de verter a la atmósfera 100 toneladas de dióxido de carbono, uno de los principales gases responsables del cambio climático


La firma aragonesa Araven, líder en diseño, fabricación y comercialización de cestas y carros de la compra para el equipamiento de establecimientos comerciales, ha alcanzado este mes de julio el millón unidades vendidas de uno de sus productos más emblemáticos, las cestas ShopRoll elaboradas con materiales reciclados, que sacó al mercado hace ocho años. Fue la primera reciclada del mercado y ya supone una de cada siete cestas que vende la empresa, en uno de los mejores ejemplos de la incorporación de la Economía Circular como aspecto clave en la estrategia de negocio de Araven.

Esta línea de las conocidas cestas de compra ShopRoll de Araven suma a todas las características y ventajas del diseño original –pionero a nivel mundial- su respeto al medio ambiente, disminuyendo el consumo de energía y las emisiones contaminantes. Así, el ahorro conseguido hasta mitad de junio equivale ya a 800 toneladas de dióxido de cárbono (CO2) que se han dejado de verter a la atmósfera.

La fabricación y oferta en su catálogo de las cestas recicladas son solo una muestra de la apuesta de Araven por la economía circular como línea estratégica de negocio. En este modelo económico, cada vez más impulsado desde instancias como la Unión Europea, se defiende el compromiso medioambiental y social de la empresa, reduciendo tanto la entrada de materiales como la producción de desechos.

De esta manera, la colección y reciclado del plástico se completa con medidas técnicas y organizativas para lograr la máxima eficacia con el mínimo impacto, con actuaciones para reducir la producción de residuos y el consumo energético, utilizar fuentes renovables, mejorar la logística del transporte, etc.

Araven vende cada año de media 700.000 cestas ShopRoll, de las que una de cada siete es Reciclada, con un ahorro anual medio de 100 toneladas de CO2. Como es sabido, las emisiones por la producción industrial de dióxido de carbono es una de las principales causas del calentamiento global de la Tierra por el efecto invernadero; así como de la acidificación del océano. Desde que salieron al mercado, con el uso del plástico reciclado se ha evitado ya verter a la atmósfera 800.000 kilos de CO2, que equivalen a las emisiones de todos los habitantes de un municipio medio de Aragón en sus actividades diarias a lo largo de un mes.

La gama de equipamiento para compra ShopRoll se inició en 2005 con la primera cesta con asa telescópica y ruedas del mundo, un diseño revolucionario e innovador, que Araven ha extendido por todo el mundo. Las cestas ShopRoll destacan por su facilidad de uso y ergonomía, que potencia la experiencia de compra, pero entre sus ventajas para clientes y comercios también se encuentran la higiene, la optimización de espacios o la durabilidad. En sus diferentes formatos, Araven ha vendido ya más de 7 millones de cestas, en 74 países del mundo.

El compromiso de Araven con la innovación se mostró una vez más cuando en 2011 sumó a su catálogo la cesta ShopRoll Reciclada, disponible en las dos capacidades más demandadas: 34 y 52 litros, en la que se utilizan materiales procedentes del reciclaje. El plástico reciclado se colecta, limpia, selecciona y se funde para obtener nueva granza con la que se volverá a inyectar nuevas cestas, garantizando las mismas cualidades técnicas y mecánicas que la cesta estándar. Las cestas recicladas también ofrecen idénticas características de diseño, como la exclusiva asa antibacteriana con ZPZ.

Los institutos ITAINNOVA y AIDIMA certifican que la resistencia a la flexión y el uso de una cesta ShopRoll Reciclada son las mismas que en el resto de la gama. Los laboratorios de ITAINNOVA -Instituto Tecnológico de Aragón- y de AIDIMA -Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines- están acreditados para la caracterización física y la seguridad de materiales plásticos, según la normativa internacional.

La suma de sus características técnicas y su aportación al cuidado del medio ambiente han hecho de estas cestas un producto cada vez más demandado por los comercios, presente ya en 31 países de Europa, América y África. Reino Unido, con más de 40.000 unidades vendidas, es el principal cliente de la ShopRoll Reciclada, seguido por Francia, Suecia, Ecuador y España.

Hasta el momento, la producción de un millón de ShopRoll Reciclada ha supuesto la reutilización total de 533.000 kilos de plástico. Las cestas recicladas de Araven se han empleado en más de mil millones de compras, en las que se ha contribuido a la protección del medio ambiente.

El compromiso con el reciclado y la economía circular son una muestra del compromiso de Araven con la excelencia y la innovación, que junto con la exportación se destacan como las señas de identidad de la compañía.

Los productos de Araven son fruto de un completo proceso de investigación hasta la salida al mercado, que supone una inversión de hasta un millón de euros en cada diseño, protegido con distintas patentes. La durabilidad, el ahorro de costes o la facilidad de limpieza son aspectos que se contemplan en cada caso y que repercuten en conseguir el máximo respeto con el medio ambiente. Los nuevos herméticos para hostelería, que permiten doblar el tiempo de vida útil de los alimentos, son otro ejemplo de cómo Araven contribuye al cuidado de los recursos naturales.

Araven fue fundada en 1976, por dos emprendedores con experiencia en el mundo industrial de la inyección de plástico. Inicialmente centrada en la fabricación de menaje para el hogar, la empresa se ha especializado en el diseño, fabricación y comercialización de productos para profesionales; con un área dedicada al equipamiento para el transporte de la compra en el sector retail, y otra a productos para la conservación y manipulación de alimentos en hostelería.

En estos dos campos, la empresa destaca por diseñar productos exclusivos, para responder a los mayores niveles de exigencia. Dentro de sus productos de equipamiento comercial, lo demostró con sus cestas ShopRoll y de nuevo en 2014 con Loop, el primer carro compacto del mercado. De la misma manera, Araven ofrece a los profesionales de la hostelería un amplio catálogo que alcanza los quinientos productos para asegurar la máxima calidad de los alimentos.

Araven destaca también por su vocación internacional: tiene su sede en Villanueva de Gállego (Zaragoza) y filiales en Estados Unidos y México, con presencia en 74 países de los cinco continentes a través de una red de en torno a 30 delegaciones. En torno al 71% de su producción se vende en el exterior. Por su trayectoria y apuesta por la excelencia, Araven ha logrado distintos reconocimientos, como el IX Premio a la Innovación de ADEA, Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón; el Premio a la Exportación de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza; o el Premio PYME concedido por el diario económico Expansión y Feria de Madrid.

Fuente Comunicae

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?