Comunicados

¿Sientes picor en tu zona perianal y genital? Estas son las causas y la solución

Conocer bien de donde proviene el picor vaginal y anal puede ser fundamental para evitarlo

Mujer.
photo_camera Mujer.

La zona perianal y genital es una de las que necesita más atención para saber de dónde proviene el picor, conocer las causas y la solución es indispensable para nuestra salud. El prurito o picor anal y genital puede tener un origen distinto, a cada persona le puede producir o afectar de una forma radicalmente distinta. Siendo una parte tan íntima de cada persona, conocer bien de donde proviene el picor vaginal y anal puede ser fundamental para evitarlo. Toma nota del origen, las causas y la solución de este problema de salud.

Qué es el prurito anal y genital

En esencia el prurito anal y genital es ese picor que puede aparecer en cualquier momento, de forma totalmente compulsiva y hasta molesta, podemos tener la necesidad de rascar esta zona. No es normal que una parte del cuerpo pique o sintamos una cierta quemazón al rascarla. Las causas o la intensidad de este prurito anal y genital pueden ser varias. Teniendo en cuenta que se trata de una de las zonas más delicadas del cuerpo, rodeada de tabúes y de significado emocional y personal.

Causas que provocan picor en la zona anal y genital

Las causas de este picor en la zona anal y genital pueden ser varias. Un amplio abanico de opciones pueden ser el origen de esta molestia que pueden llegar a ser especialmente molestos e incluso preocupantes.

  • La incontinencia puede crear residuos fecales que son el origen de este molesto picor que puede provocar un picazón e hinchazón en esta zona tan delicada.
  • La dermatitis de contacto provocada por la alergia a determinados tejidos puede ser una de las causas de este picor inesperado. Saber qué tejidos son los que provocan ese dolor o problema que se puede llegar a cronificar es indispensable.
  • Las enfermedades anales más comunes como las hemorroides y las fístulas anales, así como fisura, prolapso rectal, condiloma, proctitis ulcerosa pueden ser la causa de este picor de origen indeterminado.
  • La cistitis o las infecciones vaginales pueden provocar este picor. Una enfermedad que debe ser diagnosticada por un profesional de la salud.

Cómo tratar el prurito anal y genital: el diagnóstico es fundamental

Saber la causa principal de este picor genial y anal es importantísimo. Se debe realizar un correcto diagnóstico de mano de un profesional. Acabar con el pudor o la vergüenza de este tipo de problema que afecta cada vez a más personas es importante. La prevención es fundamental para acabar con esta aparición de picor que puede cronificarse o potenciar sus efectos.

La higiene es imprescindible para tratarlo, esta zona del cuerpo necesita estar siempre lo más limpia posible.

Los tejidos que cubren esta zona deben ser lo más naturales posibles. Una ropa interior 100% algodón puede ayudar a minimizar los efectos de cualquier elemento que provoque este picor que puede convertirse en un compañero de viaje constante y molesto.

Los químicos de los jabones o lavar bien la zona con agua caliente pueden ayudar a sentirnos mejor en todos los sentidos. Determinadas cremas o elementos, especialmente jabones pueden acabar siendo los causantes de un molesto picor. Usar productos naturales es fundamental para evitar cualquier reacción alérgica.

Ante cualquier sospecha de infección se debe consultar con un especialista. Los antibióticos pueden ser el remedio para esta zona íntima para cortar con cualquier problema y que vaya en aumento.

Si se trata de un tic nervioso, puede tener una causa psicológica que debería ser tratada por un profesional. Conocer bien el cuerpo, pero también la mente es importantísima para acabar con todo picor anal o vaginal.

Prevenir el picor anal y genital es fundamental para evitar males mayores

Esta zona del cuerpo recibe la influencia de casi todo lo que hacemos. Necesitamos seguir unas rutinas lo más saludables posibles para evitar ese molesto picor en la zona perianal y genital. La alimentación es fundamental para evitar cualquier alergia y reforzar esta parte del cuerpo. Evitar infecciones con la ayuda de arándanos o alimentos que protejan la flora vaginal es una opción de lo más recomendable.

El ejercicio físico con la ropa adecuada es otro de los elementos básicos. Usar ropa interior que ayude a transpirar. Cambiar el tampón o la compresa con la regularidad que se necesita es algo fundamental para evitar este molesto picor que puede convertirse en un elemento recurrente.

 

A la hora de tener relaciones sexuales, usar métodos anticonceptivos y de barrera sirven para evitar algunas Enfermedades de Transmisión sexual que pueden provocar estos picores tan molestos.

El picor vaginal y anal puede tratarse y acabar de una vez por todas con él. Este elemento puede provocar una enfermedad mayor o afectar a la salud psicológica de la persona que lo padece.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?