7 buenas razones para ir al psicólogo
photo_camera7 buenas razones para ir al psicólogo

Cuídate

7 buenas razones para ir al psicólogo

En la práctica, el psicólogo realiza un trabajo terapéutico mediante el cual trata de entender y resolver diversas dolencias de orden emocional, psicológico o afectivo en sus pacientes

La psicología es la ciencia que se encarga del estudio de los procesos mentales, las percepciones, las sensaciones y el comportamiento del ser humano cuando interactúa con el medio físico y social en el que habita. Se enfoca en el análisis y la comprensión de la conducta humana y de los procesos mentales que experimentan los individuos o los grupos sociales. Este artículo se centra en algunas de las razones por las que acudir a un psicólogo es una excelente idea.

La psicología estudia la mente y las experiencias humanas, las analiza desde diversas perspectivas, corrientes y metodologías. Está considerada una ciencia social que se interesa por los procesos de la percepción, la atención, la motivación, la inteligencia, el pensamiento, el aprendizaje, el amor, la personalidad, la conciencia y la inconsciencia.

En la práctica, el psicólogo realiza un trabajo terapéutico mediante el cual trata de entender y resolver diversas dolencias de orden emocional, psicológico o afectivo en sus pacientes. Es lo que se conoce como psicoterapia y ayuda cada día a millones de personas a llevar una vida mejor, a quererse más y a superar situaciones complicadas que se presentan en la vida.

Aquellos que buscan un psicólogo en Bilbao, están de enhorabuena, porque tienen la oportunidad de acudir a psicólogos Bilbao, donde su equipo de psicólogas brinda todo el apoyo que se necesita. Además, atienden tanto a niños/as, como adolescentes y adultos. También se puede acudir en caso de necesitar terapia de pareja.

Buenos motivos para ir al psicólogo

Afortunadamente, hace ya tiempo que empezaron a desaparecer los prejuicios infundados sobre la visita al psicólogo, aunque aún haya muchas barreras que romper al respecto para normalizar la visita a este especialista. Al igual que cuando se tienen problemas con la digestión se acude al médico especialista más apropiado, el gastroenterólogo, si se tienen problemas de orden psicológico, que impiden desarrollarse plenamente o ser feliz, se debe acudir a la consulta adecuada, la del Psicólogo.

A continuación, se van a exponer algunas razones por las que se debe visitar a un psicólogo, así como lo que hacen estos especialistas y qué beneficios se pueden obtener.

Es algo normal, no estás loco

La primera buena noticia va en relación a esos prejuicios que ya se han comentado. Durante mucho tiempo se ha creído que aquellos que acuden al psicólogo tienen problemas graves o directamente se han vuelto locos. Nada más lejos de realidad. En la actualidad, todo tipo de personas, gente corriente sin ningún tipo de trastorno, van al psicólogo para resolver sus problemas, hacer algunos ajustes y mejorar el autoconocimiento. De hecho, se puede decir que aquellos que van al psicólogo son gente inteligente que busca activamente una forma de mejorar sus vidas.

No hay de qué preocuparse o avergonzarse. Todos los adultos se sienten perdidos en el algún momento de sus vidas. Si se necesita encontrar psicólogo en Bilbao, la mejor recomendación es acudir a terapia adultos Bilbao. Las psicólogas de este acogedor centro de Psicología acompañan al paciente en sus dificultades y les ayudan a salir fortalecido de ellas.

Se trata de una ciencia

La psicología, durante mucho tiempo, no ha estado considerada a la altura que se merece. Pero no se puede olvidar que fue reconocida como ciencia hace ya un par de siglos. En el entorno clínico, el psicólogo ayuda a aliviar la ansiedad, la depresión, las fobias, la culpa y algunos otros síntomas.

Estos sentimientos negativos, a menudo, están relacionados con eventos que suceden en la vida, pero principalmente el origen del problema es cómo se manejan esos acontecimientos. Los psicólogos utilizan diferentes técnicas para tratar los síntomas del paciente, en dependencia de su escuela de pensamiento y de las particularidades de cada caso concreto.

3.      Mejora la salud en general

Acudir a un psicólogo ayuda a sentirse mejor a todos los niveles, incrementando la salud en general, ya que sentirse mal debilita, baja las defensas y es malo para el bienestar, mermando la calidad de vida. El estrés crónico, la ansiedad o la depresión no solo deben abordarse como problemas psicológicos, sino que si se prolongan en el tiempo conducen a problemas físicos importantes, como dolor de espalda, diabetes, enfermedades cardíacas, etc.

Normalmente, estos males aparecen en personas que tienen algún tipo de predisposición genética o hábitos de vida que les hacen propensos a padecer estas dolencias, y que se agravan con los problemas psicológicos o es el motivo de su aparición al verse debilitados físicamente.

4.      Hablar con un profesional no es hablar con un amigo

Los amigos nos quieren y algunos harían cualquier cosa por nosotros, pero no acudimos a ellos cuando nos hemos fracturado un brazo. Acudimos a un médico para que nos trate. En el caso de la psicología ocurre exactamente lo mismo. El amigo escucha, tiene las mejores intenciones, e incluso puede servir de alivio momentáneo, pero no está capacitado para solucionar los conflictos internos.

5.      La psicoterapia funciona, pero necesita tiempo

Es importante aclarar que los verdaderos resultados tardan en llegar. Los resultados positivos no vendrán en la primera sesión, aunque el paciente se sienta mejor. Para algunas personas, al igual que ocurre cuando se acude a un amigo, el simple hecho de sentirse cómodos y hablar de sus problemas ya se crea una sensación de bienestar, pero eso no significa un cambio real. Incluso en las terapias breves, deberán pasar semanas o meses, en dependencia de la gravedad del problema, para que realmente sea efectiva.

6.      Los enfoques modernos son más efectivos

A nuevos problemas, nuevos enfoques, por eso funcionan mejor. Al igual que la sociedad no es igual hoy día que hace apenas unas décadas, la psicología ha ido avanzando para adaptarse a ella. La psicología de hoy se orienta hacia algunas habilidades o herramientas para que el paciente puede utilizarlas a diario. Un psicólogo no solo escucha, sino que crea un entorno adaptado a la realidad actual que favorece el análisis, la adquisición de habilidades y el ensayo.

7.      La medicación sola no es eficaz

Muchos pacientes se sienten bien cuando toman sus medicamentos. Son necesarios en algunos casos, pero de nada sirven si no se trabaja en el origen del problema, pues al pasar el efecto, todo vuelve a empezar. Por ejemplo, los pacientes que sufren ansiedad toman pastillas que les alivian, pero no sirven de nada, a medio y largo plazo, sino se trabaja para romper los pensamientos negativos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable