Una mujer bebe agua.
photo_camera Una mujer bebe agua.

Cuídate

El agua como nutriente

La Dra. Dannia Shannen nos cuenta las virtudes del agua y la importancia de la hidratación

Todos sabemos lo importante que es mantenernos hidratados, hemos oído en varios medios de comunicación que al menos tenemos que beber de 1,5 a 2L de agua al día para mantenernos saludables hídricamente hablando.

Pero toda esta teoría se hace más importante en épocas como la que estamos ahora, y es que en verano es cuándo más deshidrataciones se producen, algunas con causas nefastas para la persona, que acaba necesitando atención hospitalaria para su recuperación.

Y aunque os resulte extraño, aunque todos sabemos que es importante beber agua, hoy en día la mayoría de la población no bebe suficiente, hecho que se vuelve peligroso en verano debido a las altas temperaturas y a nuestro gusto por pasar largos ratos expuestos al sol.

El agua es un nutriente esencial, ejerce múltiples funciones en el organismo. Por eso una adecuada hidratación es imprescindible para el mantenimiento de la vida y realización de los procesos fisiológicos que se llevan a cabo cada segundo de cada día en nuestro cuerpo. Sin ella, es imposible la supervivencia.

¿Cuáles son las funciones del agua?

Todos los procesos metabólicos de nuestro organismo ocurren en un medio acuoso, lo que hace al agua imprescindible para:

  • Reacciones que se producen en las células.
  • Transporte de sustancias: como nutrientes, hormonas, enzimas y células sanguíneas. 
  • Procesos de digestión, absorción y excreción.
  • Regulación de la temperatura del cuerpo: mediante la evaporación del agua por sudoración nuestro cuerpo consigue mantener una adecuada temperatura corporal cuando ésta supera su nivel óptimo.
  • Eliminación de sustancias de desecho derivadas del metabolismo a través de la orina.
  • Lubricación de articulaciones y otros tejidos.
  • Etc…

Aprendamos más sobre este nutriente tan esencial para nosotros. ¿Sabías que el porcentaje de agua en nuestro cuerpo varía con la edad?

El contenido de agua corporal es distinto según las diferentes etapas de la vida y las circunstancias.  Además las personas físicamente activas tienen un mayor porcentaje de agua corporal, debido a la mayor masa muscular y menor porcentaje de grasa.

El balance hídrico, es decir, el correcto porcentaje de agua en nuestro organismo se mantiene mediante la cantidad de agua que ingerimos con los alimentos y la eliminación de líquidos. Es tan importante este equilibrio que si por ejemplo perdemos del 1 al 2% de agua y no la reponemos, esto puede tener un impacto negativo en nuestro rendimiento físico y nuestra capacidad cognitiva. Pérdidas de hasta el 10 % pueden llegar a ser incompatibles con la vida.

Tenemos que tener en cuenta también que el organismo no es capaz de almacenar el agua, lo que implica que debemos tomarla regularmente a lo largo del día. Como decía al principio del texto, solemos ingerir una cantidad inferior a la recomendada y a la necesaria para nuestro cuerpo, de hecho muchas personas presentan cierto grado de deshidratación, con síntomas leves como el dolor de cabeza que pueden confundirlo con otras causas, siendo perjudicial para la salud. Lo más práctico por tanto sería ingerir agua sin esperar a tener sed, ya que cuando aparece la señal de sed significa que ya estamos ligeramente deshidratados.

 

¿Cuáles son las fuentes de agua a parte de los líquidos?

El aporte hídrico lo obtenemos de las bebidas, los alimentos y la producción de agua en el metabolismo. Aproximadamente el 30 % proviene de los alimentos y el 70 % de bebidas y agua, cifras que varían en función de la dieta.

AguaLa EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) estima que los requerimientos de agua están determinados por el metabolismo de cada persona, las condiciones ambientales y el grado de actividad física, por lo que pueden ser muy variables.

Para saber si una persona está bien hidratada, un método sencillo es fijarse en el color de la orina. Si se esta bien hidratado, la orina debe ser clara y transparente.

A rangos generales, del 1 año de vida hasta los 14 años el consumo óptimo de agua esta en torno 1200-2000ml/dia y por encima de los 14 años entre los 2000-2500ml/día.

EJERCICIO FÍSICO: Durante el ejercicio físico, las pérdidas de agua y sales minerales aumentan.

Por ejemplo a partir de 30 minutos de ejercicio, hay que rehidratarse. Para un ejercicio de intensidad leve-moderada, se recomienda 150-250 ml de agua cada 20 minutos desde el comienzo. Y en ejercicios de duración superior a 1h es aconsejable además de hidratarse, un aporte de sales minerales extra y cierta cantidad de azúcares para el correcto rendimiento y funcionamiento de la actividad muscular.

Factores que pueden favorecer la deshidratación

Cuando entramos en deshidratación se produce una disminución del volumen plásmatico en nuestro cuerpo, con un impacto negativo para el correcto funcionamiento de órganos y sistemas, sobre todo a nivel cardiovascular.  

Los síntomas que nos alertan de que estamos empezando un cuadro de deshidratación son, entre otros, sed, sequedad de las mucosas y de la piel, disminución de la cantidad de orina, y en casos más graves, pérdida brusca de peso, orina oscura y concentrada, somnolencia, cefalea y fatiga extrema.

Para concluir, conocer la importancia de mantener un balance hídrico adecuado y conocer la ingesta adecuada de líquidos según edad, actividad y temperatura ambiental es importante para mantener nuestra salud óptima. No debemos esperar a tener sed para beber agua y tampoco podemos descuidar a los grupos de riesgo (personas que se deshidratan con mayor facilidad por su fisiología o estado de actividad) como niños, mujeres embarazadas y lactantes, personas mayores, deportistas y personas con alguna patología crónica.  

______________________________________________________________________________

Más información sobre la Dra. Dannia Shannen en Instagram y Facebook 

Dra. Dannia Shannen.

Médico general y de urgencias. 

Con formación adicional en Medicina Deportiva y Nutrición.  

Y actualmente especializándome también como Médico Estético y Antienvejecimiento. 

Tu salud es importante para mí, mejorarla y protegerla es mi vocación. Por eso sigo formándome y actualizándome cada día para ofrecerte una atención médica de vanguardia.

''Quiero que mis pacientes se vean y se sientan jóvenes el mayor tiempo posible de sus vidas''

Carolina Darias pone énfasis en la necesidad de las vacunas solidarias

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes