comida casera
photo_cameracomida casera

Cuídate

Cómo hacer comidas caseras utilizando un recetario

Los beneficios de comer comida casera

Para variar los platos que se cocinan cotidianamente, la mejor opción es recurrir a Internet

Vivimos en una sociedad estresada que pasa la mitad de su tiempo en algún tipo de transporte para llegar a su destino. Esto se traduce en que le quitamos horas de calidad a la cocina, por lo que terminamos comiendo cualquier cosa que hayamos tenido tiempo de preparar antes de salir o yendo a un bar a picar lo que tengan.

En otras ocasiones la excusa es que no se tienen nociones de cocina o que cocinar no es de mucho agrado. Pero lo cierto es que la cocina puede ser muy divertida a la vez que entretenida.

Al contrario de lo que muchos piensan, no es necesario tener una gran cantidad de habilidades culinarias para realizar recetas y platos deliciosos a la vez que sanos y nutritivos. Se dice que “somos lo que comemos”, por ese motivo es necesario dedicarle a la cocina algunas horas a la semana. Sin embargo, no es preciso cocinar todos los días para comer sano, solo es cuestión de organizarse para  crear un menú que rinda durante varios días.

En Internet existen infinidad de páginas donde encontrar ayuda e ideas. En este recetario existe una gran variedad de recetas que van desde arroces, pasando por pastas, guisos, postres o pescados y marisco. Gracias a ello los usuarios pueden organizar un plan semanal de comidas y congelar los platos que hagan para que duren más tiempo.

Esto siempre será mucho mejor que alimentarse a base de productos precocinados, envasados o enlatados. Las ventajas no solo se miden en el ámbito de la salud, sino que también son monetarias. Salir a comer frecuentemente a la calle es más caro que cocinar en casa. Por eso la mejor opción es preparar comida casera con ayuda de blogs de cocina para encontrar variedad y no aburrirse de los mismos platos.

Ventajas y beneficios de cocinar en casa de manera frecuente

Aunque a todo el mundo le gusta comer fuera de casa, esto debe ser ocasional y por placer, no una obligación. Además, los beneficios y las ventajas que conlleva realizar más comidas en casa que en la calle son infinitas

Alimentos de mayor calidad

Seleccionar la calidad de los alimentos que se van a consumir, elegir las frutas y las verduras y el poder usar aceite de oliva virgen extra, son elementos clave para obtener las bondades de todo lo que se cocine.

En la mayoría de los casos los restaurantes añaden productos de más, como sal o azúcar, para hacer los platos más sabrosos, o reutilizan los aceites para que los platos sean más económicos. En cambio, sí se cocina en casa se puede añadir las cantidades que uno desee y utilizar productos de mayor calidad sin conservantes ni colorantes que además se pueden hacer con la Thermomix

Elección de las recetas

Nadie mejor que uno mismo para conocer las propias preferencias. Al ser el usuario quien cocina, directamente puede elegir con libertad qué recetas preparar para la semana. En la cocina la imaginación no tiene límite y, en caso de necesitar ayuda, es fácil recurrir a Internet para buscar inspiración.

Gracias a esto no será necesario conformarse con los “típicos menús” que ofertan los bares y restaurantes, sino que cada quien podrá elegir qué comer.

Control de las porciones y las cantidades

Es habitual que en algunos comercios las cantidades sean más grandes que las que se deberían comer. Esa abundancia en el plato no siempre se buena para la salud. En cambio, en casa siempre se tendrá el máximo control de la cantidad de comida en el plato y de las porciones de fruta que se quiere consumir a lo largo del día.

Ahorro económico

Es uno de los aspectos más relevantes y uno de los grandes beneficios de comer comida casera. Cocinar en casa permite ahorrar mucho dinero, no solo porque no se paga un valor agregado a cada plato como en un bar, sino que al comprar más cantidad y cocinar a mayor escala el precio de cada porción será mucho más económico.

Mejor planificación

Comer fuera de casa no permite planificar la comida de la semana, un aspecto crucial para cuidar la alimentación y la economía familiar. Si se desea llevar una dieta equilibrada y ahorrar en comidas, es importante que los miembros de la casa planifiquen un menú semanal con todos los productos necesarios que van a consumir.

Evitar tentaciones

Cuando se controla lo que se va a consumir, se evita gastar dinero de más en productos que tientan al paladar. Al no tener que ir a bares o tiendas se elimina la tentación de comprar dulces o postres que en verdad no se necesitan. Los establecimientos tienen una gran variedad de productos cargados de azúcares y sal.

Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes