La conjuntivitis es una afección leve
photo_cameraLa conjuntivitis es una afección leve

Cuídate

¿Cómo combatir la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una de las afecciones de más fácil contagio

Muchos se preguntan qué es la conjuntivitis, pues es una de las afecciones del ojo más comunes y tratables en el mundo de los niños y de los adultos. La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esto provoca que los vasos sanguíneos de los ojos sean más visibles, otorgando a la zona un color rojo o rosado.

Si bien la conjuntivitis es una afección leve y no suele provocar daños importantes, si es necesario acudir a un especialista que guíe al paciente sobre cómo tratar el problema, pues se propaga fácilmente.

Las causas por las que habitualmente se contrae la conjuntivitis son las siguientes:

  1. Causas víricas: la causa más común de esta patología son por lo general los virus relacionados con el resfriado común. La conjuntivitis vírica es muy contagiosa y se adquiere por contacto al frotar los ojos con las manos sucias o con objetos como toallas, e incluso a través del estornudo.
  2. Bacterias: distintas bacterias pueden llegar a causar la infección, como S. Aureus, que es la más común, pero también pueden producirla el gonococo, neumococo o los coliformes, entre otros.
  3. Hongos: ciertos tipos de hongos o sus esporas pueden ser la causa de reacciones alérgicas o pueden infectar la conjuntiva. Es habitual que esto les ocurra a las personas que usan lentes de contacto, pues deben tener especial cuidado en la limpieza de las mismas porque es común que se depositen microorganismos.
  4. Alergias: si los ojos están expuestos a un alérgeno, rápidamente se desencadenará una respuesta del organismo en su contra, lo que provocará la inflamación de los vasos sanguíneos de la conjuntiva, acompañada de enrojecimiento, picor y lagrimeo. El problema es que ante estas situaciones las personas tienden a rascarse con frecuencia, provocando mayor inflamación e incluso contagiándose en ambos ojos. Es necesario mantener los ojos limpios y alejados de lugares donde los ácaros puedan afectarlos.
  5. Exposición a químicos: ciertos medicamentos y otras muchas sustancias químicas pueden causar irritación en los ojos. Por lo general, si la exposición ha sido leve, los síntomas desaparecerán al cabo de un tiempo, pero si ha sido larga, los síntomas pueden ser más graves y es necesario acudir a urgencias toxicológicas para que evalúen el daño causado por los productos.

Tratamiento y prevención de la conjuntivitis

A continuación se analizarán las diferentes formas en las que se puede tratar la conjuntivitis y prevenirla. Aun así, es necesario acudir a un especialista si los síntomas se agravan o perduran en el tiempo, pues el ojo es una zona muy delicada a la que se debe prestar especial atención.

Tratamiento conjuntivitis

El tratamiento dependerá el tipo de conjuntivitis:

  1. Conjuntivitis viral: este tipo de conjuntivitis tiene un periodo de inicio y otro de final, por lo que desaparecerá por su cuenta pasados unos días. No existe remedio, solo es cuestión de mantener el ojo limpio y esperar. Un remedio casero para paliar los síntomas es aplicar paños limpios, mojados y fríos varias veces al día.
  2. Conjuntivitis bacteriana: suele prescribirse algún antibiótico, por lo general en pomada. Es necesario seguir con precisión las indicaciones del doctor para que desaparezca totalmente.
  3. Conjuntivitis alérgica: los antihistamínicos suelen ayudar en estas situaciones y es necesario tomarlos rigurosamente para acortar los brotes. Cuando se tiene tendencia a padecer conjuntivitis estacional debido a la alergia, los especialistas aconsejan comenzar el tratamiento semanas previas a que aparezcan los síntomas para que las consecuencias sean menos graves.
  4. A menudo a los pacientes les cuesta distinguir entre un tipo de conjuntivitis u otra, es pero eso que siempre se aconseja acudir al centro de salud a que los médicos dictaminen cuál es para poder tratarla adecuadamente.

Cómo prevenir la conjuntivitis

A continuación se analizan diferentes medidas de prevención para no contraer ni traspasar la conjuntivitis:

  1. Nunca compartir elementos de higiene personal, como paños, toallas para manos o pañuelos.
  2. Cubrirse la nariz y la boca al toser o al estornudar y evitar restregarse los ojos. Es frecuente pasar la infección de un ojo a otro.
  3. Nunca se deben compartir las lentes de contacto, pues son uno de los principales focos de infección. Hay que mantenerlas siempre limpias y en buen estado para que no reproduzcan hongos o bacterias.
  4. Lavarse las manos con frecuencia, sobre todo si ya se tiene la infección. En muchas ocasiones las personas tienden a rascarse con la misma mano los dos ojos, pasando la conjuntivitis de uno a otro, con lo cual el proceso se alarga. Es necesario lavarse las manos a menudo para tampoco pasar gérmenes a los ojos.
  5. Si se padecen alergias estacionales es necesario consultar a un especialista para que ayude a paliar la sintomatología, pues se repetirá año tras años si no se remedia.

Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo