Una mujer durmiendo en una cama.
photo_camera Una mujer durmiendo en una cama.

Cuídate

¿Cómo dormir mejor por la noche?

El descanso nocturno es uno de los principales pilares sobre los que se vertebra un estilo de vida saludable. Junto con la alimentación y el ejercicio físico, son dos de los ingredientes que nos van a permitir gozar de una vida plena. Sin embargo, también es uno de los elementos que tiende a quedar más olvidado en pro del resto, a consecuencia de la escasa sensibilización que existe sobre la importancia que un buen descanso nocturno puede llegar a tener en términos de calidad de vida.

Gracias al desarrollo tecnológico y al auge de internet, actualmente podemos encontrar un sitio web especializado que no solo nos permite acceder a una calculadora del sueño. Sino que, además, explica el significado de las diferentes fases y los ciclos que las componen. Ofreciéndonos un conjunto de herramientas que nos permiten poder conocer en profundidad todo lo que tiene que ver con esta cuestión. Conscientes del desconocimiento que existe en torno a esta cuestión, a continuación, hemos seleccionado una serie de tips que te ayudarán a conocer cómo dormir mejor por la noche.

Establece, y respeta, unos horarios de sueño

Pese a que no siempre podemos respetar unos horarios para meternos en la cama, sí que es recomendable que, con cierta flexibilidad, acudamos a ella a la misma hora. No es necesario que reservemos más de ocho horas para dormir, pero sí que debemos acostarnos durante un periodo aproximado para dormir, como mínimo, siete horas al día.

Nuestro cuerpo asimila mejor el descanso si nos acostamos y nos levantamos todos los días a la misma hora. De este modo, establecemos una rutina que nuestro organismo podrá interiorizar y facilitará nuestro descanso.

Además, tampoco es necesario que permanezcamos en nuestra cama durante una gran cantidad de tiempo si no conseguimos dormir. Si pasamos 20 minutos todavía seguimos sin dormir, entonces podemos llevar a cabo cualquier actividad relajante, como escuchar música. Debemos volver a la cama cuando estemos cansados.

Las preocupaciones y el estrés

Tanto las preocupaciones como el estrés pueden ser más que suficientes para poder arruinar nuestra noche. En ambos casos, debemos optar por tener una libreta cerca de nuestra cama y, con ella, apuntar todo lo que tenemos en la cabeza que nos impide dormir. De este modo, podremos liberarla y afrontar todas estas situaciones una vez que nos despertemos.

Debemos mantener bajo control los niveles de estrés y de ansiedad, en el caso de sufrirlas. De este modo, podremos reunir todos los ingredientes para disfrutar de un descanso reparador que nos permita poder descansar las horas que nuestro cuerpo requiere para afrontar el nuevo día con la máxima energía.

La importancia de incorporar actividad física

La actividad física es importante para poder exprimir a nuestro cuerpo y asegurar un mejor descanso. Sin embargo, uno de los errores más comunes que podemos cometer en torno a esta cuestión es realizarlo a última hora del día.

Debemos dejar el tiempo suficiente entre la actividad física y el sueño. Con el objetivo de que no lleguemos con las pulsaciones demasiado altas durante la noche. Además, no siempre el ejercicio tiene que ser muy exigente. Un simple paseo puede reportar a nuestro organismo todo lo que necesita para poder dormir durante la noche.

¿Cuál es tu dieta?

Tanto la comida como la bebida tienen un impacto más que contrastado en nuestro descanso. No debemos acudir a la cama ni demasiado hambrientos ni con el estómago muy lleno. Además, debemos evitar las comidas pesadas o que sean demasiado abundantes. En ambos casos podremos encontrar una distracción que nos impida poder conciliar el sueño.

En el caso de que bebamos alcohol o que fumemos, también puede influir en el descanso. Por lo que debemos evitarlo a toda costa.

Limita las siestas

Las siestas durante el día impiden que el descanso sea el correcto. Es importante que no durmamos durante más de 30 minutos. Y siempre debemos dejar un periodo lo suficientemente amplio como para poder acostarnos con sueño durante la noche, por lo que es recomendable que se realicen a primera hora de la tarde.

La única excepción la podríamos encontrar en el caso de que trabajemos por la noche. Siendo necesario reposarse durante la tarde para poder recuperar todo el turno y afrontar nuestra jornada sin problemas.

Como hemos podido comprobar, son muchos los consejos que podemos seguir con el objetivo de poder dormir mejor durante la noche. Es recomendable que sigamos estos consejos para poder proporcionar a nuestro cuerpo las horas de descanso que necesita de acuerdo a nuestra edad. Pese a que no todas las personas necesitan las mismas horas de descanso, sí que es recomendable sentirnos lo suficientemente descansados como para poder proporcionar a nuestro organismo todo lo que necesita para afrontar el resto de nuestras actividades diarias.
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?