Síndrome del ojo seco.
photo_camera Síndrome del ojo seco.

Cuídate

Cómo tratar el síndrome del ojo seco

Síntomas que afectan a nuestra calidad de vida

¿Sientes tus ojos irritados?¿Tienes en ellos sensación de arenilla y quemazón, sensibilidad a la luz, sequedad, dolor y/o fatiga ocular? Estos síntomas que afectan a nuestra calidad de vida e impactan en nuestras tareas del día a día y podrían ser indicios de que padecemos el Síndrome del ojo seco, patología que debe ser diagnosticada por un oftalmólogo.

La enfermedad del ojo seco (EOS) es la patología más común en los ojos y una de las causas más frecuentes de visitas a la consulta del oftalmólogo.1 Es una enfermedad que provoca irritación, sensación de arenilla y quemazón, sensibilidad a la luz, sequedad, dolor y fatiga ocular.2 Estos síntomas dificultan la realización de tareas cotidianas como leer, conducir, ver la TV o trabajar ante una pantalla de ordenador. Además, la EOS de moderada a grave se asocia a una reducción de la vitalidad, un mal estado de salud general y, con frecuencia, depresión.1

La prevalencia mundial de la enfermedad de ojo seco es de hasta el 33% en algunas poblaciones, y entre el 5% y el 10% de las personas padecen la enfermedad de moderada a intensa.3 Sin embargo, los expertos consideran que los nuevos hábitos de vida están influyendo negativamente en los síntomas y, por tanto, en la incidencia.3  Una situación que puede haberse visto empeorada con la pandemia del Covid-19, puesto que durante el periodo de confinamiento hubo un incremento en la media de horas de exposición a las pantallas.4

Por otro lado, también influye el envejecimiento de la población. Las enfermedades oculares como el síndrome del ojo seco y sus signos también aumentan con la edad.2 Por dicha razón, la prevalencia de la enfermedad incrementa con el envejecimiento poblacional, que va unido al aumento de enfermedades, como la diabetes 5,6, que están ligadas a la EOS.3

Asimismo, las mujeres son uno de los grupos más vulnerables ante estas patologías2, y tal y como señala el Prof. Benítez del Castillo, tienen un riesgo 5 veces mayor de padecer el síndrome del ojo seco”.7 En particular, el riesgo incrementa a partir del periodo de la menopausia cuando las mujeres experimentan una reducción de las hormonas sexuales. El descenso de estas hormonas produce alteraciones en el epitelio de la superficie ocular y en las glándulas lagrimales y Meibomio que puede causar los síntomas más comunes del síndrome del ojo seco.7

¿Qué soluciones existen para combatir el ojo seco?

Muchas veces se suele considerar que la utilización del suero fisiológico puede ser suficiente para aliviar los síntomas, pero el suero sirve únicamente para limpiar los ojos. Se trata de un producto que no hidrata ni protege la membrana ocular.8 Es por esto, que para tratar el ojo seco se recomienda usar lágrimas artificiales, que son nada más y nada menos que colirios lubricantes con una formulación específica para reducir los síntomas del síndrome del ojo seco.

Ante esta situación, para poder paliar los síntomas del síndrome del ojo seco, se requiere aportar soluciones que cubran las necesidades de los pacientes de obtener un alivio de las molestias y poder proteger los ojos a largo plazo de los síntomas de la sequedad ocular. Por ello, Allergan, an AbbVie Company, ha desarrollado OPTAVA® ADVANCE, una fórmula sin conservantes, compuesta por ácido hialurónico, carmelosa y osmoprotectores, frente al picor, la sequedad y lagrimeo constante del ojo seco.9

Con OPTAVA® ADVANCE Allergan, an AbbVie Company da un paso más en el compromiso de cuidar la salud ocular de las personas gracias a su fórmula única que hidrata, lubrica y protege los ojos9, permitiéndoles mantener su rutina diaria y aliviando las molestias que tanto afectan a la calidad de vida y hace que disminuya la productividad laboral.

¿Qué hacer si sufres de este trastorno?

En primer lugar, debes buscar a un oftalmólogo que pueda hacer un diagnóstico preciso y recomendar el tratamiento adecuado.

También se recomiendan algunos cuidados que te pueden ayudar a tener una mejor salud ocular:

1. Aumenta la humedad relativa del ambiente10

Colocando por ejemplo un humidificador en el lugar de trabajo.

2. Haz descansos frecuentes de la pantalla del ordenador 11

Lo recomendable es trabajar dos horas con el ordenador y hacer descansos de media hora en que se puedan hacer otros trabajos que no sean de fijar la vista en la pantalla.

3. Ten en cuenta la calidad de la pantalla11

Lo importante es que la pantalla tenga una buena resolución, los filtros de la pantalla no aportan nada.

4. Coloca la pantalla un poco por debajo de la línea de visión11

Si la pantalla está muy alta, tienes los ojos más abiertos y la hendidura palpebral (la abertura natural que existe entre los párpados) es más grande, lo que implica que la superficie de evaporación es mayor y el ojo se seca más.

5. Utiliza gafas en lugar de lentillas si trabajas con un ordenador10

Las lentillas son un factor que agrava el ojo seco, por el contrario, las gafas protegen del aire que seca los ojos.

6. Bebe agua10

La deshidratación empeora el problema de la enfermedad de ojo seco.

7. Evita el tabaco y el alcohol11

Que son dos de los factores que favorecen la enfermedad de ojo seco

9. Aumenta la ingesta de omega 3 y disminuye la ingesta de omega 6 11

Elige alimentos como el pescado azul, las legumbres o los frutos secos y evita el exceso de carne.

10. Utiliza un tratamiento para la enfermedad de ojo seco 10

El oftalmólogo te indicará cuál es el que se adapta mejor a tus necesidades

Ahora que ya sabes más sobre el síndrome del ojo seco, podrás empezar a ponerle solución.

Este producto cumple con la legislación vigente.

ES-OPT-220002 - CPS. 4548-PS-CM

Referencias:

  1. Resumen ejecutivo del informe de TFOS DEWS II disponible en: http://www.tfosdewsreport.org/report-tfos_dews_ii_report/36_36/es/. [último acceso 7 febrero 2022]
  2. Viso E, Rodriguez-Ares MT, Gude F. Prevalence of and associated factors for dry eye in a Spanish adult population (the Salnes Eye Study). Ophthalmic Epidemiol 2009;16(1):15-21.
  3. Stapleton F et al. Dry Eye. Springer Berlin Heidelberg, 2015. 21-29
  4. Bahkir FA, Grandee SS. Impact of the COVID-19 lockdown on digital device-related ocular health. Indian J Ophthalmol. 2020;68(11):2378-2383. doi:10.4103/ijo.IJO_2306_20
  5. World Health Organisation. Ageing and health factsheet. 2015. Disponible en http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs404/en/ . [último acceso 7 febrero 2022]
  6. World Health Organisation. Diabetes factsheet. 2015. Disponible en http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/en/ . [último acceso 7 febrero 2022]
  7. Ophthalmology. 2015 Aug; 122(8): 1727–1729.Seasonal Variation in Dry Eye Naresh Kumar, PhD,1 William Feuer, MS,2,3 Nicole L. Lanza, Med,3 and Anat Galor, MD, MPSH2,4,
  8. Prevalence, burden, and pharmacoeconomics of dry eye disease. Pflugfelder SC.Am J Manag Care. 2008 Apr;14(3 Suppl):S102-6
  9. Guía de salud visual: ojos sanos todo el año. Clínica Baviera https://www.clinicabaviera.com/blog/mundo-baviera/conoce-tus-ojos/usos-del-suero-fisiologico-los-ojos/
  10. Instrucciones de uso de OPTAVA® ADVANCE
  11. Buckley RJ. Assessment and management of dry eye disease. Eye 2018; 32: 200–203.
  12. Rouen PA, et al. Dry Eye Disease: Prevalence, Assessment, and Management. Home health now. 2018;36(2):74-83
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?