Cítricos.
photo_camera Cítricos.

Cuídate

Complejos vitamínicos y probióticos: ¿Cuándo son necesarios?

Descubre toda la información sobre los complejos naturales más beneficiosos para la salud

Muchas veces nuestro organismo necesita una ayuda para mejorar su respuesta ante ciertas enfermedades, el estrés o el cansancio. También son útiles para fines estéticos. En este artículo, toda la información sobre los complejos naturales más beneficiosos para la salud.

Aunque una dieta variada, descanso y ejercicio son fundamentales para que nuestro organismo esté fuerte y sano, muchas veces no alcanza. Algunas personas tienen deficiencias a la hora de producir las sustancias que el cuerpo necesita para responder adecuadamente a nuestras exigencias o defenderse ante agentes patógenos.

Afortunadamente, los laboratorios han desarrollado complementos alimenticios basados en ingredientes naturales de máxima calidad. Es el caso de drlazarraga, que ofrece un amplio catálogo de este tipo de productos, gracias a la experiencia y tradición médica familiar de más de un siglo.

“Al obtener el conocimiento adecuado, puedes empezar a realizar cambios con una profunda convicción”, comienzan a explicar estos especialistas. “Los cambios comienzan por una alimentación correcta, nutritiva y equilibrada, y continúan detectando las deficiencias que podamos tener en determinados minerales y vitaminas”, agregan.

Para cada deficiencia, una solución

Casi todas las personas necesitan un aporte vitamínico extra en algún momento de su vida. Será un profesional sanitario el encargado de determinar cuándo ha llegado ese momento, pero en términos generales puede decirse que las personas de la tercera edad con dificultad para alimentarse, los deportistas sometidos a un gran desgaste físico, quienes experimentan un desorden alimenticio o aquellos que atraviesan un periodo de mayor exigencia a nivel mental y/o emocional, pueden estar necesitando un complejo vitamínico.

Además, dentro de estas líneas generales, habrá que determinar qué vitamina o mineral es la indicada en cada caso. La vitamina C, por ejemplo “es necesaria para el crecimiento y la reparación de los tejidos en todas las partes del cuerpo y se utiliza para formar una importante proteína utilizada para fabricar piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos”, indican los responsables de Lazarraga.

También existen complejos que contienen más de un tipo de vitaminas. Ante los cambios de estación, la pandemia o cualquier alteración de nuestro sistema inmune, es recomendable la acción de un complemento alimenticio con varias vitaminas y minerales, siempre libre de conservantes. Es el caso de Immunity Complex, que contiene Vitamina C, Propóleo, Zinc, L-Seleniometionina, Vitamina D3 y Complejo de Microorganismos vivos.

“La vitamina C es uno de esos nutrientes vitales y se considera uno de los contribuyentes más importantes a la defensa inmunológica del cuerpo. La vitamina D, así como el selenio y el zinc también son indispensables para el sistema inmunitario”, indican desde Lazarraga.

Cómo actúan las vitaminas

Las vitaminas son sustancias químicas complejas que desempeñan un papel fundamental en el funcionamiento normal del cuerpo humano y que, salvo contadas excepciones, no pueden ser sintetizadas por él. Se encuentran en la mayoría de los alimentos de origen natural y son absolutamente necesarios para el crecimiento, mantenimiento de la vitalidad y bienestar general de nuestro organismo.

Las vitaminas pueden ser:

  • Liposolubles (liposolubles): vitamina A (y provitamina A -caroteno- que en el cuerpo humano se transforma en vitamina A), D, E, K
  • Soluble en agua (soluble en agua): vitaminas C, B1, B2, PP, B12

No se destruyen en el proceso digestivo, siendo absorbidos como tales. Es por eso que todas las vitaminas son efectivas cuando se administran por vía oral.

Las vitaminas se pueden almacenar en el cuerpo hasta cierto punto, por ejemplo, las vitaminas liposolubles se almacenan en el hígado y el tejido subcutáneo, mientras que la vitamina C se almacena en la corteza suprarrenal, etc.

Muchas de las vitaminas se necesitan en cantidades muy pequeñas, pero desempeñan un papel muy importante en la mayoría de las reacciones químicas del cuerpo. No son alimentos, pero tampoco complementos alimenticios ni energéticos, aunque ningún ser humano puede vivir sin vitaminas. Muchas de estas reacciones celulares son realizadas por enzimas, cada una de las cuales es responsable de llevar a cabo reacciones químicas especiales en el cuerpo.

Las enzimas están formadas por una combinación compleja de vitaminas y minerales. Por lo tanto, si falta una vitamina, esa enzima no se puede formar y, por lo tanto, ciertas funciones importantes en el cuerpo, en las que está involucrada la enzima, no podrán cumplirse.

Las vitaminas actúan en cantidades muy pequeñas. Por lo tanto, la necesidad diaria total suele ser muy pequeña. El requerimiento diario de una vitamina para una persona varía según la tasa de metabolismo del cuerpo. Así, las personas que realizan un trabajo duro, las mujeres embarazadas o las que están amamantando, los niños en crecimiento, necesitan una mayor cantidad de vitaminas que es alta. En general, una persona que hace un esfuerzo regular puede obtener suficientes vitaminas de una dieta balanceada mixta.

Las vitaminas son parcialmente destruidas y parcialmente secretadas por el cuerpo. Pero son reemplazados por alimentos cuando el cuerpo siente la necesidad de vitaminas.

El papel de la vitamina A en el cuerpo

La vitamina A es necesaria para la vista, el crecimiento y la formación de huesos y la resistencia del cuerpo a las infecciones.

Fortalece los mecanismos de defensa del organismo, desintoxica. En combinación con la vitamina E protege el organismo contra el cáncer, mejora la visión nocturna, mantiene la piel y las mucosas. 

Fuentes: hígado, manteca de pescado, huevos; verduras como zanahorias, batatas, calabaza; otras verduras como la espinaca; frutas como mango, papaya, dátiles; tomates, judías verdes.

¡¡¡CUIDADO!!! Una dosis demasiado alta, tomada durante demasiado tiempo, puede volverse tóxica.

El papel de la vitamina B1 en el cuerpo

La vitamina B1 es vital para el funcionamiento normal de las células y los nervios. Es indispensable para los intercambios entre las células cerebrales. Activa la memoria. Es la vitamina básica de los intelectuales. 

Fuentes: ostras, levadura de cerveza, carne, frijoles secos, naranjas, germen de trigo, pan y cereales, mantequilla de maní, hígado, huevos.

El papel de la vitamina B2 en el cuerpo

La vitamina B2 es necesaria para proporcionar energía a partir de carbohidratos, proteínas y grasas. También es importante para el desarrollo normal del organismo, la producción de hormonas y el correcto funcionamiento de los glóbulos rojos. Mejora la visión nocturna. Participa en la construcción celular. Protege la vista.

Fuentes: productos lácteos, carne, pescado, maíz y cereales vegetales como brócoli y espárragos, levadura, arándanos, huevos.

El papel de la vitamina B3 en el cuerpo

La vitamina B3 es necesaria para proporcionar energía a partir de carbohidratos, proteínas y grasas, para la síntesis de grasas y para la formación de glóbulos rojos. Estimula la restauración celular del cuero cabelludo y la raíz del cabello.

Fuentes: cereales, patatas, repollo, tomates, hígado, yema de huevo, pescado, frutos secos, aves.

El papel de la vitamina B6 en el cuerpo

La vitamina B6 ayuda al cuerpo a utilizar los carbohidratos y las proteínas. Desempeña un papel clave en el procesamiento de aminoácidos, en la colocación de proteínas. Es fundamental para el buen funcionamiento del cerebro.

Fuentes: plátanos, zanahorias, ajo, col rizada, espinacas, hígado, cerebro, tuétano, pescado, nueces, aureola, riñones, huevos.

¡¡¡¡CUIDADO!!!! se vuelve tóxico cuando se exceden las dosis.

El papel de la vitamina B12 en el cuerpo

La vitamina B12 es necesaria para la producción de carbohidratos, proteínas y algunos aminoácidos y grasas. Tiene acción antianémica y favorece el equilibrio nervioso.

Fuentes: pescado, hígado, yema de huevo, mariscos, productos lácteos.

El papel de la vitamina C en el cuerpo

La vitamina C es necesaria en la formación de colágeno, una proteína que proporciona fuerza a los huesos, cartílagos, bordes y vasos sanguíneos y ayuda a mantener buenos capilares, huesos y dientes. Tiene acción antiinfecciosa por excelencia.

Fuentes: cítricos, verduras, ensaladas, hígado. brócoli, tomates, patatas, pimientos dulces; Espinacas.

Una dosis demasiado alta puede provocar diarrea.

El papel de la vitamina D en el cuerpo

La vitamina D es esencial en la formación y mantenimiento de huesos y dientes. También ayuda al buen funcionamiento de los sistemas nervioso y muscular.

Fuentes: grasas animales, lácteos, margarina, huevos y mantequilla, luz solar.

Las dosis excesivas pueden causar problemas cardíacos.

El papel de la vitamina E en el cuerpo

La vitamina E protege las grasas y la vitamina A en el cuerpo. Como antioxidante, estabiliza las membranas celulares. Facilita los intercambios entre las células cerebrales, mantiene la piel flexible, retrasa la aparición de manchas y lunares, prolonga la vida de los glóbulos rojos.

Fuentes: aceites vegetales

El papel de la vitamina K en el cuerpo.

Vitamina K: La función básica de esta vitamina es coagular la sangre.

Fuentes: espinaca, repollo, patatas, fresas, tomates, hígado, carne, luz solar, margarina, leche, huevos y mantequilla.

Una dosis demasiado alta puede prevenir el desarrollo del cerebro en los niños y causar anemia en los adultos.

Probióticos: El gran aliado de un cuerpo sano

Además de las vitaminas y los minerales, existen otros complementos naturales altamente beneficiosos para nuestro organismo.

Entre ellos, los probióticos son los más importantes. “Promueven un equilibrio saludable de las bacterias intestinales y se han relacionado con una amplia gama de beneficios para la salud”, aseguran estos especialistas. La pérdida de peso, la mejora en la salud digestiva y la función inmunitaria, son sus aportes más destacables.

Las cápsulas de Lazarraga, están compuestas por Lactobacillus rhamnosus, acidophilus, paracase,  Bifidobacterium bifidum, longum, lactis, Lactobacillus Reuteri, salivarius, plantaru y  Lactococus lactis & Enterococus faecium.

También para niños

Aunque no suele mencionárseles entre los grupos de riesgo, los niños también necesitan un sistema inmunitario que los blinde ante la circulación de virus y bacterias.

Existen complementos alimenticios y complejos vitamínicos desarrollados especialmente para ellos, como Pedia Forte. Tal y como su nombre lo indica, cuenta con el aval pediátrico ya que atiende específicamente el sistema inmunitario de los más pequeños.

“Las vitaminas C, B12 y el Zinc, contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario”, explican los expertos de Lazarraga. También señalan la importancia del hierro en este complejo, ya que “si falta hierro, el niño crecerá con más lentitud y tendrá síntomas como cansancio, apatía, desconcentración, dificultades en el aprendizaje y en la relación con los demás, estará más irritable y menos receptivo”.

Salud y estética van de la mano

Otro beneficio de estos complejos naturales tiene que ver con nuestra imagen exterior ya que un cuerpo que funciona saludablemente por dentro, también se ve bien por fuera.

Existen determinados minerales y vitaminas que nos pueden ayudar a cuidar nuestra imagen exterior. Para el mantenimiento del cabello, por ejemplo, la Biotina, el Selenio y el Zinc son las sustancias y minerales más recomendados.

“En el apartado de la piel, la Biotina y la Niacina contribuyen al mantenimiento de la piel en condiciones normales. Por otro lado, la vitamina C contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de la piel”, ejemplifican estos especialistas.

Finalmente, con respecto a las uñas, el Selenio contribuye a su mantenimiento.
En definitiva, para el buen aspecto de cabello, piel y uñas, no hay mejor tratamiento que una alimentación saludable y el uso de complejos naturales específicamente desarrollados por laboratorios de confianza.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable