Cuidados para la piel de las embarazadas antes, durante y después del parto
photo_cameraCuidados para la piel de las embarazadas antes, durante y después del parto

Cuídate

Cuidados para la piel de las embarazadas antes, durante y después del parto

El embarazo es una de las etapas más hermosas de la vida. Traer una vida implica una enorme responsabilidad, no solo por el nuevo hijo sino también por la nueva etapa de vida que tendrá la futura madre.

Pero incluso desde el momento del embarazo la mujer experimenta cambios físicos y hormonales que repercuten en su propio cuerpo, así que debe cumplir con ciertas pautas para gozar de buena salud.

Cuidados de la piel de la madre en la 32° semana del embarazo

A continuación revisemos paso a paso los cambios de la piel de la madre a partir del octavo mes del embarazo, que es cuando comienza la cuenta regresiva para el nacimiento del bebé, y cuáles son las medidas preventivas para mantener una piel sana.

Hay páginas, como por ejemplo la de https://unisima.com/madres/octavo-mes-embarazo/, donde explican detalladamente los cuidados que deben realizarse para cuidar la piel.

Uno de los órganos de la madre que más se afectan es la piel y es que a medida que va avanzando el embarazo, la piel de la barriga se va estirando y rasgando, lo que ocasiona las feas estrías.

Al culminar el embarazo y cuando todo vuelve a la normalidad, la piel queda marcada por las estrías y suele afectar la autoestima de muchas mujeres. Las estrías aparecen con mayor frecuencia en el vientre, senos, muslos, brazos, abdomen y caderas.

De igual modo y durante el embarazo la piel presenta otras características, en algunas mujeres se vuelve más grasosa, pero en otras tiende a secarse, también suele haber sensación de picor debido al estiramiento de la piel.

La gran mayoría de las mujeres observan la aparición de manchas irregulares en el rostro, llamada cloasma, pero también se les conoce como “máscaras”.

Estas cloasmas suelen estar vinculadas con factores hereditarios, es decir, que la mujer que presente estas manchas seguramente sus madres y abuelas también pasaron por lo mismo, pero también se sabe que estas manchas están asociadas al sol, por lo que las mujeres que están en el octavo mes del embarazo deben protegerse mucho de la luz solar.

De igual modo, el sol desencadena cambios en las zonas más expuestas como los pómulos, nariz, barbilla y frente. Por estas razones, las embarazadas deben tomar medidas preventivas desde antes del octavo mes de gestación:

La higiene de la piel es el primer paso; hay que usar jabones cremosos y neutros. Las embarazadas deben ducharse todas las veces que quieran, pero se recomienda que sea con agua tibia.

Las estrías se combaten con una excelente hidratación de la piel

Mientras más seca sea la piel, más se lesiona cuando se estire durante el avance del embarazo y se encoja cuando este termine. Hay que usar cremas durante el embarazo de tipo antiestrías dos veces al día, especialmente después de la ducha.

Hay que masajear suavemente pero con firmeza, para promover la absorción de la crema y aumentar la circulación sanguínea.

Para evitar la aparición de manchas por el sol, la embarazada debe usar cremas con protección solar sin alcohol (SPF 50+). En la mayoría de los casos las manchas se evitan y/o desaparecen, o al menos se hacen menos oscuras.

Por supuesto, hay que cubrirse con vestimenta suave, de colores claros, usar sombreros de ala ancha y gafas oscuras con protección solar. También la hidratación de la piel va por dentro, ya que hay que tomar abundante agua y consumir muchas frutas y verduras con alto contenido de agua, como la sandía, los pepinos, etc.

Cuidados de la piel de la madre en el parto

Cuando ya falta poco para dar a luz, bien sea por vía parto o por cesárea, las embarazadas deben reforzar el uso de cremas neutras hidratantes, porque en ese período la piel se estira aún mucho más.

Es importante que la crema sea neutra para evitar que traspase y llegue hacia el líquido amniótico.

En el día del parto se recomienda no usar cremas para evitar posibles irritaciones durante el parto o en la cesárea, pero apenas haya nacido el bebé hay que retomar el uso de cremas neutras hidratantes, para que la piel comience a recuperar su forma original con la menor cantidad de estrías posibles.

Cuidados de la piel de la madre después del parto

Después de dar a luz la piel comienza a volver a su estado natural, tal como la piel de un acordeón, que después de ser estirada vuelve a recogerse. Si la piel estuvo correctamente hidratada durante la gestación, se reducen las posibilidades de que aparezcan las estrías, pero si salen serían muy imperceptibles.

Sin embargo, las mujeres después del parto deben cuidarse de la celulitis o “piel de naranja”, que consiste en la acumulación de líquidos y grasa en la parte subcutánea de la piel, sobre todo en los glúteos, muslos y piernas.

Es normal la aparición de celulitis después del parto ya que durante el embarazo, las mujeres acumulan agua y grasa como parte de su proceso natural de alimentación del feto. Al culminar la gestación, los líquidos y grasas se mantienen depositados en la piel, dando paso a la aparición de la celulitis.

En esta etapa hay que usar las mejores cremas antiestrías postparto, que devolverán la elasticidad de la piel y evitarán tanto la aparición de estrías como de celulitis. Muchas de estas cremas contienen vitamina E, colágeno, elastina, manteca de karité, centella asiática y aceite de rosa mosqueta; todos estos ingredientes tienen como función:

●       Cicatrizar la piel, reduciendo la aparición de estrías.

●       Hidratación profunda.

●       Recuperar la elasticidad.

●       Reafirmación de la piel para que vuelva a su estado original.

●       Reducción de manchas.

●       Recuperar la textura suave y natural de la piel.

●       Proporcionan un suave aroma que cautivan a la madre y al bebé.

Esta guía debe estar a mano desde el momento que comience el embarazo. Siempre hay que tener en cuenta que el éxito para mantener una piel sana durante y después del embarazo hay que alimentarse muy bien, hidratarse con abundante agua y usar cremas hidratantes y protectores solares acompañados de un buen masaje.

Con estos cuidados la piel lucirá radiante, digna de toda madre orgullosa.

Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo