Incontinencia de orina
photo_cameraIncontinencia de orina

Cuídate

¿Qué es y cómo evitar la incontinencia de orina?

Muchas en la vida tenemos un problema que no sabemos definir y simplemente no lo tratamos como se debe por no conocer cuáles son las causas que generan ese problema o simplemente no le dedicamos el tiempo necesario a ese problema para tratarlo. Ese es el caso de muchas mujeres con la incontinencia de orina, ya que muchas de nosotras no conocemos cual es la causa principal de ese problema y por ello no lo tratamos, simplemente buscamos formas de evitar que nos suceda en público y vivimos nuestra vida con miedo de que nos pueda suceder en cualquier momento, la verdad que eso no es vida.

Por ello es importante respondernos a unas preguntas bastante sencillas pero que pueden ser de mucho interés y pueden ayudarnos mucho en nuestro día a día.

¿Qué es la incontinencia de orina?

Lo primero que debemos saber es que la incontinencia de orina no es una enfermedad, es un problema causado por otra enfermedad o por algún padecimiento. En pocas palabras es la pérdida de control de la vejiga, lo que lleva a la persona a sufrir pérdidas leves de orina o en casos más fuertes hasta una salida abundante de la misma. En casos normales se debe a una debilidad o sobre actividad de los músculos que mantienen cerrada la vejiga.

¿Cómo evitar la incontinencia de orina?

Puede ser evitada de varias formas, pero lo más importante es entender que no tenemos que vivir con ella y que no debemos sentirnos apenados por tener incontinencia de orina, simplemente debemos buscar la manera de evitar este problema y seguir adelante normalmente con nuestra vida y nuestro día a día. Entre los métodos para evitarla podemos encontrar:

1.      Un método muy común y que podemos realizar en nuestro trabajo, en nuestro hogar o básicamente en cualquier lugar es realizar ejercicios de Kegel. Básicamente buscaremos fortalecer los músculos que mantienen cerrada la vejiga, pero es un método que funciona de mejor manera si todavía no tenemos el problema o si se encuentra en etapas no tan avanzadas.

2.      Para los casos un poco más avanzados (o incluso si estamos comenzando a demostrar este problema y queremos hacerlo desaparecer rápidamente de nuestra vida) podemos decidirnos por un tratamiento con láser que no requiere cirugía, no es invasivo y en unas dos o tres sesiones (separadas por un mes) habremos terminado el tratamiento. Se recomienda bastante este tipo de tratamiento ya que es bastante más rápido y tendremos una mayor seguridad de su funcionamiento.

3.      Si todavía no tenemos incontinencia de orina, es hora de que tomemos en serio este problema y cambiemos algunas decisiones de nuestra vida buscando evitarlo. Cosas como mantener una dieta equilibrada, reducir bebidas alcohólicas, gaseosas, comidas picantes y aumentar el consumo de fibra, pueden ayudar bastante a alejar este molesto problema de nuestras vidas.

Es importante repetir que no debemos sentirnos apenadas si sufrimos de este problema, es algo más común de lo que creemos y es totalmente tratable, simplemente debemos tomar la iniciativa y no dejar que se convierta en un problema mayor

Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo