Diferentes tipos de tés
photo_cameraDiferentes tipos de tés

Cuídate

El fascinante mundo de los Tés

El té en la cocina, recetas con este alimento

El té y el café rivalizan constantemente por ser la bebida más consumida del mudo tras el agua, pero la partida siempre la gana el té, y esto se debe en parte a que en China, esta bebida es casi como una religión, y algo similar ocurre en India, o en los países del Magreb. La cantidad de existentes es tan variada que resulta casi imposible conocerlos todos, un buen ejemplo de esta variedad la podemos ver en Aromas De Te, aunque esta variedad tiene truco.

Cuando acudimos a una tetería puede que nos sorprendamos por la infinidad de productos que ofrecen, con decenas de opciones para elegir. Sin embargo, la realidad es que solo existen seis tipos de té con infinitos nombre distintos.

El truco que comentamos es que solo existen seis grandes variedades de esta bebida que se clasifican según su grado de fermentación: té blanco, té verde, té oolong o azul, té amarillo, té rojo y té negro. A partir de aquí se derivan todos los tipos de tés a los que estamos más habituados.

Uno de estos tés, el té matcha, es té verde, porque se obtiene a partir de la hoja de entera del té verde tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado. Un vaso de té marcha equivale a 10 vasos de té verde en contenido en antioxidantes y valor natural.

Té verde, blanco, azul, amarillo, rojo y negro derivan todos de la misma planta, la Camellia sinensis, de la familia de las camelias. Eso sí, la calidad de los tés es muy diferente entre sí, pues los hay que están fabricados con los brotes y hojas de arriba, que son los de más alta calidad, y según se desciende en altura de las hojas, la calidad va disminuyendo.

¿Qué diferencia la teína de la cafeína?

Té y café, a menudo enfrentadas, son bebidas que forman parte del día a día de millones de personas. Se toman para mantenernos despiertos, activos, por la presencia en ellos de una molécula alcaloide que actúa como estimulante. La teína en el caso del té y la cafeína con el café.

Pero, ¿sabías que la teína y la cafeína so exactamente la misma molécula? Es un alcaloide del grupo de las Xantinas, cristalino, blanco y de sabor amargo. Esta molécula va a tomar diferentes nombres dependiendo del alimento en el que se presente.

Los dos nombres de teína y cafeína se deben a que cuando se descubrió la cafeína en el café, en 1819, ya se conocía la teína, y entonces se pensó de manera errónea que era una molécula distinta.

Años más tarde, los científicos descubrieron que era la misma sustancia, pero el concepto se había extendido tanto que hoy en día la gente sigue asociando teína al té y cafeína al café.

Los tés y las infusiones

Para decirlo de algún modo, los tés se obtienen a partir de las yemas, las hojas y los tallos jóvenes de una única planta, la Camellia sinensis, mientras que las infusiones se obtienen de cualquier planta o hierba. La tisana, una menta-poleo, una manzanilla o una tila no son tés, son infusiones, del mismo modo, al té no se le considera infusión, sino simplemente té.

La razón por la que es importante hacer esta diferenciación es que, cuando se preparan tés, el proceso es diferente al de preparar una infusión. Un té solo puede infusionar unos cinco minutos, pues de lo contrario se amarga. En cambio, las infusiones pueden estar de siete a 10 minutos.

Con respecto a la temperatura del agua, no existe una fórmula matemática, pero se han estipulado grados para calentar el agua y minutos de reposo según el tipo de té. A más oxidación del té, más temperatura y más tiempo de reposo.

Los tés blancos y verdes deben prepararse entre 65 y 75 grados, con un tiempo de reposo de uno a tres minutos. El resto, de 85 a 95 grados, sin dejar que hierva el agua, y con un reposo que va de los tres a los cinco minutos.

El té en la cocina, recetas con este alimento

Además de los efectos saludables que produce en nuestro cuerpo tomar té bebido como infusión, el té, y en especial el té verde tiene otras aplicaciones. Con este alimento se pueden elaborar  recetas de cocina sencillas, especialmente en repostería, para preparar platos de repostería: postres y helados.

Un postre a partir de té que sorprende a quienes lo descubren son las natillas al té verde. Únicamente necesitamos leche, azúcar, yemas de huevo y té. La preparación es similar a la de unas natillas tradicionales pero incorporando unas cucharadas de té verde.

Si optamos por tomar té como parte del plato principal, una opción es el pollo al té verde. En esta receta utilizamos el té para marinar el pollo, junto con especias como el clavo o el romero. Tras conseguir que el pollo absorba todo el sabor del marinado, hacemos el pollo al horno.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes