Como hacer tu piscina segura para los niños y las mascotas
photo_cameraComo hacer tu piscina segura para los niños y las mascotas

Cuídate

Como hacer tu piscina segura para los niños y las mascotas

La instalación de una valla de seguridad sería capaz de prevenir más del 50% de todos los accidentes

Las piscinas son el recurso por excelencia que nos permitirán combatir el calor veraniego. Sin embargo, además de requerir de un cierto mantenimiento, el hecho de tener una piscina entraña también una gran responsabilidad, en especial si tienes niños y/o animales.

En las siguientes líneas vamos a analizar algunos elementos que te ayudarán a hacer que la piscina sea más segura.

4 sistemas para mejorar la seguridad de la piscina

Cubierta para piscina

Las cubiertas para piscinas, también conocidas como cubrepiscinas, son un elemento que ayuda a mejorar la seguridad de las mismas. Es recomendable apostar por una empresa de calidad antes de instalarlas, como es el caso de Piscinas Athena.

Existen diferentes modelos para que podamos elegir el que mejor se adapta al uso que le vamos a dar. Tenemos que asegurarnos de que la cubierta cumple con la normativa estipulada, y que se encuentre debidamente anclada a la piscina para que no se convierta en un riesgo añadido.

Además de ser un elemento de seguridad, también contribuyen a conseguir que el agua de la piscina esté limpia durante mucho más tiempo, y cristalina.

Dispositivos de seguridad

Un elemento que se complementa muy bien con las ya citadas cubiertas para piscinas son ciertos dispositivos de seguridad, como es el caso de una valla. Hay estudios que han demostrado que la instalación de una valla de seguridad sería capaz de prevenir más del 50% de todos los accidentes y de los ahogamientos de niños y animales.

Tienen el principal propósito de evitar que se puedan acertar cuando no estamos vigilando la zona.

Lo más recomendable es apostar por una valla que cuente con pestillos de cierre automático. En relación a la altura de las tablillas, esta nunca debería ser inferior al 1,20 m (alto) y nunca haber una distancia además de 0.1 metros entre ellas.

Eliminando otros riesgos acuáticos

Cómo ya hemos comentado, la piscina requiere de un buen mantenimiento para que el agua esté lo más limpia posible. No solo nos ayudará a conseguir un agua cristalina, si no que también se evitará la posibilidad de que se presenten importantes problemas de salud.

Por ejemplo, el pH de la piscina debería estar mantenido entre 7.2 y 7.6.

También habrá que hacer una inspección visual de manera diaria: para ello, retiraremos hojas, restos de hierba, bichos y le daremos el mantenimiento habitual de cloro.

Y no te olvides de revisar los desagües de la piscina para comprobar que todo funciona tal y como debería.

Vigilancia

Todo lo anterior pueden darnos una cierta seguridad, pero siempre tiene que haber un adulto atento para que preste atención a lo que se hace en la piscina cuando hay niños pequeños o mascotas.

Te recomendamos tener a mano un kit de primeros auxilios que incluya, además, un flotador salvavidas y un teléfono.

Con todos estos consejos sobre seguridad en la piscina podrás tener baños en familia sin tener que preocuparte de nada.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?